Solapas principales

Atlanta Hawks. Sin prisa pero sin pausa

  • Fueron el equipo más rápido de la NBA
  • Tendrán un quinteto joven con 20 años de media

La apertura de la agencia libre ha cambiado completamente el equilibrio de poder en la NBA. Los dos transatlánticos de Los Ángeles se han puesto en cabeza de la lista de favoritos al título y en la Conferencia Este, Bucks y Sixers han relegado a los campeones Raptors en la lista de aspirantes a disputar las Finales de la NBA. Casi todos los equipos de la NBA han sufrido notables cambios, aunque con una excepción, los Atlanta Hawks.

La franquicia de Georgia fue una de las grandes animadoras de la Conferencia Este en los años en los que LeBron James manejaba con puño de hierro el lado oriental de los Estados Unidos. Un equipo que no contaba con figuras de excesivo renombre fue capaz de ganar 60 partidos en la temporada 2014-2015 y alcanzar las Finales de Conferencia. Esa temporada, primera en la que el gran Mike Budenholzer ganó el Entrenador del Año, marcó el cénit del equipo, que fue perdiendo fuelle por las bajas de jugadores importantes como Demarre Carroll, Al Horford y Paul Millsap, que fueron saliendo del equipo como agentes libres, de modo que no dejaron nada a cambio que evitara la caída de los Hawks a las catacumbas de la NBA.

En 2017, tras la marcha de Millsap a los Nuggets, el equipo decidió hacer una reconstrucción y para ello llegó a la gerencia del equipo Travis Schlenk, que había trabajado como ayudante del afamado general manager de los Warriors, Bob Myers. Se conocía a Schlenk por su habilidad para detectar a jugadores interesantes en la parte baja del draft, como Draymond Green, de modo que enfocó la reconstrucción de los Hawks en esa dirección. Traspasó a Dwight Howard a los Hornets y seleccionó a John Collins en número 19 del draft. Un año después se dedicó a vender los activos que tenía para acumular rondas, lo que provocó la salida de Dennis Schröder, además del polémico traspaso que llevó a Doncic a Dallas, a cambio de Trae Young y una ronda del draft de 2019, materializada en Cameron Reddish. Además, en ese verano decidió dejar marchar a Budenholzer para fichar a Lloyd Pierce, que ejercía de asistente en los Sixers.

Trae Young's Best Plays From the 2018-19 NBA Regular Season

Pierce impulsó un baloncesto moderno en Atlanta, a pesar de las limitaciones que tenía en la plantilla. Fue el equipo con más ritmo de la liga (104,59) y el cuarto que más de triples intentaba (40,3% de los tiros de campo eran triples). Sin embargo, la defensa (113,1 de ratio defensivo, 3.º peor de la NBA) es el aspecto que más tiene que trabajar el entrenador de los Hawks, lo que justifica el movimiento que realizó la noche del draft para hacerse con los servicios de De’Andre Hunter, uno de los mejores defensores de la nueva hornada de rookies.

Los movimientos de Travis Schlenk han dejado una plantilla muy versátil a cargo de Lloyd Pierce. En principio, Trae Young y Kevin Huerter serán el backcourt de los de de Georgia. Cameron Reddish y De’Andre Hunter alternarán en el 3 y el 4, y John Collins será el pívot titular. Un quinteto jovencísimo, muy apetecible de ver, con grandes tiradores, jugadores intercambiables en defensa y una edad media que asusta (21 años tienen Collins y Hunter, los más mayores). Pero no todo termina ahí, este verano han llegado una serie de jugadores con contratos altísimos, pero en último año. Evan Turner, Allen Crabbe y Chandler Parsons querrán reivindicarse en la NBA, lo que redundará en beneficio de los aficionados de los Hawks. Otros jóvenes como DeAndre Bembry, Damian Jones, Alex Len o el angoleño Bruno Fernando darán una profundidad de plantilla envidiable a disposición de Lloyd Pierce. La guinda al pastel la ha puesto Jabari Parker, que llega a Georgia por 13 millones en dos años, con opción de jugador en su segundo año.

A pesar de esta última incorporación, Atlanta aún está algunos millones por debajo del límite salarial, de modo que pueden intentar la vuelta del veteranazo Vince Carter, además de estar en disposición de hacer algún otro traspaso que para atraer a otro expiring que venga con alguna ronda del draft.

Atlanta no ha hecho una reconstrucción tan rápida como el equipo modelo en escapar de callejones sin salida, Brooklyn Nets, pero tienen un proyecto muy interesante que los podría llevar a playoffs este mismo año. En una NBA más enigmática que nunca, no solo está en juego el anillo, sino la reivindicación de algunos proyectos más que interesantes, como el de los Atlanta Hawks.

John Collins' Best Dunks of the Season | 2019 AT&T Slam Dunk Participant

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 1 mes
#contenidos: 
176
#Comentarios: 
487
Total lecturas: 
522,602

Comentarios

Quién dijo que no quedaban big-3? Young-Parker-Collins :D . Ahora en serio, talentazo joven con Hunter y Reddish que sumar a lo que ya tienen. Yo intentaría un intercambio de tóxicos a pelo (Parsons vs Gallinari) y a competir por la octava del Este. Es hora de usar sus assets en lugar de verlas venir buscando otra alta primera ronda. Además se pueden aprovechar de la espera a 2021 para pescar el verano próximo. Agentes Libres: Gordon o Fournier en los escoltas, parecen ir servidos ya ahí. Jaylen Brown, restringido, complicado tal como están los C's, pero...

...la gran oportunidad del mercado, DeMar DeRozan. Expiring de Parsons + Reddish + Hunter + Collins mediante sign and tarde. Se puede cuadrar con algún expiring a enviar por San Antonio. Y todos contentos. Y aun les quedaría espacio para añadir un pívot agente libre (Sabonis, Iblocka, Mason Plumlee).

E quilicua...

Run'n'gun 3.0... DeRozan encajaría bien al lado de Trae (en la línea del dueto con Lowry) y pivots defensivos ágiles siempre. Lo más complicado un base suplente digno desde ya