El joven talento Santi Aldama elige estudiar y hacer deporte

Solapas principales

 

Ni NBA ni Liga Endesa... el jugador joven del momento, Santi Aldama (2.10m/2001), se va a un college de la NCAA I 'apañadito' en formación y discreto competición. Pero su trayectoria siempre fue así, en su 'cole' de siempre el Canterbury (escuela bilingüe), sin hacer caso a cantos de clubes ACB (aunque en algún torneo fuera cedido para jugar algunos partidos) y ahora dando el salto al otro lado del Atlántico sin grandes artificios. Sin agente. Su padre, que responde al mismo nombre, sabe muy bien de qué va el mundo del baloncesto profesional, y sabe lo que es ser una promesa. Tener una lupa encima. Era un 2.13 que jugaba por encima de aro y, para su estatura, rápido. Su poco peso hacía que 5s con muchos menos centímetros que él, o igual, le superaran en 10 o 20 quilos y solían hacerle la vida imposible en la zona. Correcto jugador ACB, Olímpico en el 92 gracias a las lesiones de Antonio Martín, Ferran Martínez y Fernando Romay ¿Habría sido un alero o un cuatro abierto en el baloncesto actual? Nunca lo sabremos pero sí que tienen un físico similar.

Todos los veranos intento seguir al máximo las selecciones españolas inferiores de baloncesto. Me encanta. Hoy en día es muy fácil con youtube pero antes era raro que alguna cadena quisiera cubrir este tipo de campeonatos. El verano del 93, yo tenía 17 años, los basketmaniáticos fuimos gratamente sorprendidos por La 2 cuando la cadena pública decidió cubrir en agosto el Mundial de baloncesto sub-23 que se jugaba en España. La plantilla estaba formada por Alfonso Reyes (si no fue el máximo reboteador del campeonato uno de los mejores. También era un puntal en el juego ofensivo de España aunque no metía un tiro libre en una piscina. Imaginen lo que trabajó para conseguir posteriormente porcentajes que rondaban el 70%), los desaparecidos Lalo García y José Ángel Almeida, José Luis Galilea, Juan Aisa, Josines González, Roger Esteller, Isma Santos, Paraíso, José Miguel Hernández, Rafa Talaverón y Tomás González. Hasta donde yo recuerdo, y aquí sí que tiro de memoria, aquella selección no consiguió medalla alguna pero absolutamente todos sus componentes lograron ser profesionales. TODOS. 

Recientemente Aldama jr fue elegido MVP del Eurobasket U18 y la selección, con su excelente concurso, medalla oro. Sin duda, su potencial es ACB y los más aventurados pensarán en sus posibilidades NBA. Sin embargo, Aldama ha decidido enrolarse en la, deportivamente poco ambiciosa, universidad americana Loyola-Maryland. Con ello, deja de lado testear una posible ascensión al profesionalismo desde algún club ACB. Como todos sabemos, los programas NCAA combinan a la perfección estudios y deporte a diferencia de lo que ocurre en Europa. Le acompañará también el malagueño Golden Dike, compañero de Aldama en la hazaña dorada. En 1993, cierto que tenían 5 años más, un 70% de los equipos ACB estaban integrados por jugadores nacionales. Ahora, que algún lector coja una calculadora, es posible que se inviertan los porcentajes.

Hace un par de años el legendario Juan Corbalán, plata en aquellos míticos JJ.OO. de Los Angeles del 84, concedió una entrevista al Diario Expansión dando su punto de vista como ex jugador y como médico: “el deporte es precoz, rápido y cruel. Precoz porque un niño aprende muy pronto que en la vida no se gana, pues puede ser que nadie quiera jugar contigo. Es una educación que ayuda a vivir en la frustración, como cuando uno piensa por qué el jefe no cuenta con él. También es rápido porque se puede ser bueno o malo por sólo una jugada y uno es tu amigo al inicio de un partido pero tu enemigo al acabar. Y, a la vez, es cruel: ves que siempre al final aparece alguien mejor que tú... Para que uno gane siempre tiene que haber alguien que pierda. Son tres cosas donde siempre se ve la selección natural”.

Aldama es el jugador con mayor proyección y talento de la selección española. Un 2.10 que bota, corre y tira de tres igual o mejor que los aleros de aquel Mundial noventero. Apuesto a que el teléfono de su padre, tío (otro ex ACB, Santi Toledo) no ha parado de sonar antes de que estampara su firma con el college de Baltimore. No obstante, ha elegido 'cocinarse', como persona y deportista, a fuego lento. El deporte de la canasta ha cambiado mucho y, en algunos aspectos, para peor. El baloncesto español sigue sosteniendo un desierto entre la categoría júnior y los profesionales, en el que estamos perdiendo (o mermando) muchísimo talento para siempre. Comparto con ustedes que Joan Peñarroya me aseguraba que tendrían "como mínimo que ampliar un año más la categoría júnior. En el fútbol sí que se hace y en la época en la que yo jugaba había dos años más”. 

Es muy difícil vivir de que la pelota entre por el aro y, para hacerlo, nuestr@s chic@s tienen que poner su formación en un tercer plano. El ex pívot de la NBA Cherokee Parks formó parte, y vuelva a tirar de memoria, del equipo de los EE.UU. que ganó aquel Mundial disputado entre las ciudades de Palencia, Valladolid y León junto a Corliss Williamson, Bill Curley, Wesley Person, Eddie Jones… confesó que no todos los ex jugadores tienen cualidades para analizar partidos o entrenar equipos. Ahora intenta sobrevivir con la pensión NBA y haciendo actividades para ésta porque en Duke sólo pensaba en ser jugador y así, seguramente, se lo facilitó la archiconocida universidad.

 ¿Hay vida tras la retirada de una jugadora o jugador si no se ha formado? De calidad, poca. Gran elección de estos dos chicos y sus familias, seguro que ellos sí tendrán en mente estudiar una carrera en los EE.UU. más allá del deporte, -sólo un jugador, Mike Morrison, en toda la historia de Loyola-Maryland ha llegado a la NBA-. No competirán contra los mejores pero tampoco gozarán de la permisividad de algunas de aquellas universidades americanas que hacen la vista gorda con sus atletas favoritos para que los resultados deportivos se optimicen. Flaco favor le hacen a esos chicos cuando el baloncesto se aleja de sus vidas, proceso natural de todo mortal.

Comentarios

Veo perfecto que se vaya a estudiar y jugar a la NCAA.
Lo que me decepciona un tanto es la dificultad de que los jugadores españoles en general vayan a universidades que no destacan excesivamente ni en deporte ni en estudios...

Yo creo que la gran diferencia es que allí compaginan ambas cosas y aquí la dedicación al deporte exige mas implicación, no cuenta con tanto apoyo de las universidades ni facilidades como allí y al final se tiene que decantar por una cosa o la otra. Alguno acaba su carrera universitaria mientras juega a nivel profesional, pero complica mucho mas las cosas. Mucha suerte, que gane cuerpo para ser un 4 de referencia en el futuro, porque con esa mano y la altura es un gran proyecto.

Hola Carlos, 

 
Sigo por Saint Louis. Estuve 3 semanas en ESP desde mediados de Mayo a principios de Junio. Supongo que tengo aquí para rato porque trabajo…no me falta. 
 
Aldana y Dike llegan a Loyola (Maryland), no confundir con los de Chicago. Una universidad deportivamente en horas bajas, en una conferencia muy flojita, y en la que además los últimos años copan los últimos puestos de la clasificación en la conferencia. Eso significa que el grueso del calendario va a ser contra equipos flojos de la competición (Lehigh, Bucknell como los más representativos, pero también Holy Cross, Colgate, American, Army, Navy…). Eso significa que es un mal destino para ellos? Yo diría que al contrario, y hacen lo que debería hacer cualquier joven que se venga a USA: elegir destino donde saben van a tener minutos desde el principio y protagonismo, ya que en otra midmajor de más renombre, no empezarían a tener un rol importante hasta el tercer año allí (Jr). Aldama será titular desde ya. Aunque prácticamente repiten roster completo del año pasado, Aldama va a subir el nivel de la plantilla, y viendo los números del año pasado, va a tener protagonismo desde el principio. Le costará un poco más a Golden encontrar su lugar desde tan pronto pero perfectamente puede hacerlo. 
 
Supongo que la elección ha estado basada precisamente en eso: búsqueda de protagonismo desde el principio. No se si la presencia de Ivo Simovic (asistente de Loyola, con pasado en España, diría que en Torrelodones) ha tenido algo que ver, pero es una excelente elección ya que al final lo que cuenta cuando se termine NCAA son los números, y estos van a ser muy buenos jugando para Loyola. 
 
Saludos

Es una elección difícil, pero entiendo que la gente quiera formarse, porque una lesión y se acaba su futuro. Y si no pasa de cupo, no va a ganar lo suficiente para el resto de su vida.

Dicho esto, prácticamente ningún español que ha ido a la NCAA ha vuelto con un nivel superior al que se esperaba, eso sí con más músculo. Francisco Alonso y Guerrero parecen que han roto esa barrera, pero casos como Yankuba Sima o Eric Vila parecen que no han evolucionado. Sebas Saiz ganó en físico, pero jugar de "5" y no de "4" le ha perjudicado enormemente para su carrera.

Por cierto, vaya equipo el del Mundial del 93, que no se obtuvo medalla porque fue un fiasco. Entre otras cosas el equipo estaba muy descompensado, con Reyes de "5" y Paraiso de "4" titulares y sólo un base puro, Galilea (Josines no contó mucho) y sin mucho tiro exterior en general. Pero la plétora de combos y doses que jugaron muchos años en ACB con buenos resultados era enorme: Aisa, Esteller, Lalo García y Santos. Por contra Hernández y el resto de interiores (Almeida, Talaverón y González) tuvieron un rol discretísimo.

Coincido. Pienso que si realmente tienes futuro en esto del baloncesto y lo ves relativamente claro como tu salida profesional en Leb Oro o ACB, lo mejor es quedarse y foguearse en una liga Feb. En el caso de Aldama por su nivel y para que jugase minutos creo que la Leb Plata hubiese sido su sitio idóneo. Podría firmar contratos anuales con claúsula de salida si quisiese, foguearse en ella pasar el año siguiente a Leb Oro y luego a la ACB. Pero si el padre y el hijo han decidido irse a EEUU, decisión totalmente respetable, que le vaya lo mejor posible y el año próximo a disfrutar de su juego con la Sub20.

¿He leído Oro en los JJOO de Los Angeles '84? ¡Ay!, que yo ya seguía el basket, a una temprana edad,eh- y ese no es el color de la medalla que se consiguió.
Plata, señores, que el oro fue para Jordan, Ewing, Wood, Alford o Sam Perkins...

¡Cierto humero! Repetí sin darme cuenta el color reciente de Aldama y co. Lo que sí es cierto es que aquella Plata supo a Oro después de eliminar a Yugoslavia (sí, allí estaban los mejores croatas, serbios, montenegrinos, macedonios, eslovenos... del planeta) en semis. 

Seguro que la formación en algunas universidades españolas es muy buena pero tambien es seguro que el mismo titulo conseguido en USA te abre mas puertas. En NCAA facilitan mucho el estudio-deporte y es una experiencia única. Hoy dia los erasmus y demás estan muy valorados. Por ahora solo Maite Cazorla ha conseguido pasar de NCAA a WNBA. Sera S.Aldama el primero?

Una pregunta,¿por qué consideramos que la única formación es la que reciben en EEUU? Porqué pensamos que la que puedan recibir aquí no es formación. Acaso el hijo de Aldama no podría recibir formación en cualquier universidad española... Es como si los que se quedan no tuvieran interés por progresar académicamente cuando todos sabemos que los programas deportivos universitarios en EEUU hacen que puedas acabar tu carrera aunque no sepas hacer la o con un canuto. No se... uno se cansa de cierta publicidad "global" disfrazada de información.
PD: Lo siento, pero es que hoy me ha pillado el día cruzado.

Santi Aldama es uno más del centenar largo de jugadores-as españoles que el próximo año estarán becados en NCAA. Algunos no han mejorado mucho en basket,aparentemente, incluso alguno parece retroceder pero todos volverán con un título universitario que les abrirá muchas puertas. Animo a todos.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar