Solapas principales

Craig Hodges, capítulo 3 de su documental: "Destruyendo a Craig"

  • Tras su segundo campeonato con los Bulls, se queda sin equipo. En la temporada 1993-94, ya asumiendo que ningún equipo de la NBA lo quería por su militancia contra el racismo y su lucha por los más desfavorecidos, acepta una oferta del Basket Cantú, en Italia
  • VER documental COMPLETO: "Destruyendo a Craig"

Nuestro compañero Carlos Jiménez dirige y edita en este documental, "Destruyendo a Craig",  el tortuoso camino que recorre Craig Hodges. Si os apetece, ya podéis ver el TERCER CAPÍTULO.

Hodges, tras su segundo campeonato con los Bulls, se queda sin equipo. En la temporada 1993-94, ya asumiendo que ningún equipo de la NBA lo quería por su militancia contra el racismo y su lucha por los más desfavorecidos, acepta una oferta del Basket Cantú, en Italia. Allí, su entrenador sería el ex seleccionador español Antonio Díaz-Miguel, con quien no se entendió.. Si no quieres perderte nuestro próximos vídeos, suscríbete ya a nuestro canal en Youtube ;)

Un buen puñado de horas de trabajo investigando y recogiendo el testimonio de algunas personas que se cruzaron en su vida en aquellos amargos tiempos. Su mujer intentó quemarlo vivo, fue aislado de la NBA, entró en bancarrota y cayó en depresión. Participan en el documental Bruno Arrigoni (su entrenador en Italia, Clear Cantú), Sergio Scariolo (su entrenador rival en Italia, Filodoro Bolonia) y Miguel Ángel Paniagua (agente de jugadores en los 90, entre otras décadas).

Su historia se ha dado a conocer en todo el mundo a raíz de su libro Long Shot (Tiro de larga distancia, ed. Capitán Swing) y su exclusión del archiconocido documental de Neflix sobre Michael Jordan y aquellos míticos noventeros Bulls, "The last dance".

La fotografía que sostiene el montaje de la carátula del documental es del gran Miqui Forniés, que cubrió aquellas finales de la NBA de 1991. En el vídeo hay varias más suyas. Gran parte de la banda sonoro pertenece a Creative Commons Music by Jason Shaw en Audionautix.com.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 2 meses
#Contenidos: 
1,177
#Comentarios: 
3,897
Total lecturas: 
7,529,837

Comentarios

Me acuerdo del Cantu de ese año. Venia de unos años buenos, pero hizo una plantilla sin pívots (decentes), con buenos veteranos italianos y con unos ‘4’ muy bajitos y duros como piedras pero que se rompían a la mínima. Hammink fue un fiasco y Hodges no dio la talla en la época de dos extranjeros. A dia de hoy hubiera sido un magnifico jugador de complemento, pero por aquel entonces a los americanos se les exigía muchísimo, y Hodges era un tirador, muy bueno, pero un tirador. Más o menos por esa época pasaron por España por poner un ejemplo, Lamp (u Oscar!!!): tiro exterior, juego al poste, ayuda al rebote, etc… de defensa poco o nada, pero para eso estaban los otros jugadores. Y Lamp llegaba a los 20 puntos con la gorra, mientras que Hodges no lo hacía tan fácil, porque necesitaba muchos sistemas para ello.

Muy buen análisis alfredcat. En Europa se requería ser un base jugón y generador o un escolta con más físico y con más armas... sin embargo, un tipo con esa mentalidad, ética de trabajo, buen compañero, estudioso del juego, inteligente, con uno de los más efectivos tiros (desde cualquier parte del campo) del planeta, que sabía aguantar la presión... sin depresión, con más tiempo para adaptarse a un nuevo rol, en un equipo equilibrado con técnico rico en táctica... estoy convencido que podía a ver hecho carrera en Europa.

Anda que gastar una plaza de extranjero con Gert Haamink...Aún todavía no había fichas comunitarias que entonces podría haber tenido más sentido. Cualquier americano en esa posición les habría dado más juego. No sabía que Harold Pressley después de jugar en la Penya acabó en el Pau Orthez que por entonces era grande en el baloncesto francés pero pertenece a una ciudad muy pequeña

Geert Hammink fue elegido en el número 26 del Draft de 1993 por encima de jugadores como Nick Van Exel, Byron Russell o, evidentemente, los no drafteados Bob Outlaw, Aaron Williams, Bruce Bowen.
 
También están los que están por debajo suyo en las elecciones y fueron interesantes jugadores interiores en Europa como Richard Petruska, o los ya desaparecidos Conrad McRae (aunque era un 4), Kevin Thompson o Sherron Mills. No cabe duda de que Craig Hodges habría rendido más y le habría facilitado espacios dentro, por su amenaza con el tiro lejano, a todos los hombres grandes que forman esa lista. Pero, lo más importante, la mayoría de esos hombres altos hubieran sido más duros en la pintura, punto débil del Cantú de aquella temporada 1993-94, además de las lesiones de algunos jugadores nacionales importantes del equipo.
 

 

Hammink estuvo en la primera pretemporada de Scariolo en el Baskonia en 1997 pero fue cortado antes de empezar la Liga y luego acabó en el AEK de Atenas.

Veamos: La NBA se puso contra él (por "defender a los más desfavorecidos e ir contra el racismo" ... a favor del cual iban el resto de negros en la NBA, es de suponer), su mujer se puso contra él, Antonio Díaz Miguel "no le entendió", Netflix ha ido contra él ... Me recuerda a aquel tipo que iba conduciendo por la autopista y escucha en la radio que un loco iba en sentido contrario, a lo que repuso "¿uno? ... un ciento!". Pues eso.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar