Solapas principales

Ja Morant, liderazgo y números impropios para su edad

  • Morant está logrando un debut en Playoffs fuera de lo normal
  • Es el jugador con la máxima anotación jamás lograda antes de cumplir los 22 años
  • A sus 21 años ya recuerda a un tal Derrick Rose que progresaba adecuadamente en los Chicago Bulls

La temporada actual de la NBA está siendo una campaña que ha potenciado un progresivo cambio generacional que se lleva desarrollando desde hace unos pocos años. Récords pulverizados con pasmosa precocidad, actuaciones individuales salvajes para guiar a sus equipos a la victoria y nuevos diamantes con potencial de All-Star y All-NBA que abren la puerta del estrellato a patadas.

Ja Morant es una de esas perlas, no es ningún secreto para nadie. Lo que sí podría escaparse del imaginario común hace unas semanas es que fueran a ser capaces, él y su equipo, de llegar a la situación actual que están viviendo y de la forma en que lo han hecho, sobre todo por la parte de Ja. Memphis logró la gesta de hacerse un hueco en Playoffs por medio del Play In, siendo un equipo clasificado por debajo del octavo puesto. Es la primera vez que un equipo aprovecha este torneo para eliminar a un ‘seed’ superior, en este caso los Golden State Warriors. En las otras dos ediciones de este formato (1956 y 2020) no se dio el caso.

NÚMEROS DE ESCÁNDALO

Aquello no hubiera sido posible sin Morant. El Play In y su debut en Playoffs están maravillando a todos los aficionados e incluso rivales, como es el caso de Donovan Mitchell, que lo elogió tras el segundo partido de la serie ante los Utah Jazz. Estamos ante la consolidación de una estrella, de un jugador de élite que ha marcado récords solo al alcance de figuras que marcan época.

En sus últimos cuatro partidos -Play In y Playoffs- el base ha promediado 32 puntos y 5.7 asistencias por partido. Antó nada más, ni nada menos que 47 puntos -récord de la franquicia en Playoffs- y repartió 7 asistencias en su segundo partido en postemporada, siendo el jugador con la máxima anotación jamás lograda antes de cumplir los 22 años. Sus dos grandes actuaciones en los dos primeros choques ante los Jazz también lo colocan como el segundo jugador con más puntos en sus dos primeros partidos de Playoffs (73), solo superado por George Mikan (75) y pasando por encima de Luka Doncic (70) o Kareem Abdul-Jabbar (69).

Para sofocar la actuación de Morant Utah necesitó la vuelta de Mitchell y hacer un partido rozando la perfección en ataque para superar a Memphis, que tenía a su estrella ‘on fire’. El líder del Oeste anotó 19 triples, superando el récord de la franquicia en Playoffs y de este modo establecer su máximo de puntos totales (141) en un partido en la fase eliminatoria.

Prácticamente no se ha visto un debut en postemporada, el gran escenario de la NBA, como el de Ja -mención de honor para Devin Booker y Trae Young-. Su equipo se enfrenta al que ha sido el hueso más duro de roer esta Temporada Regular, pero ya fueron capaces de conseguir una victoria a las primeras de cambio. Unos Utah Jazz sin Donovan Mitchell pudieron comprobar como Taylor Jenkins ha devuelto el carácter y la garra de aquellos ‘Gritty Gizzlies’ de Marc Gasol, Zach Randolph, Tony Allen y compañía. De hecho, un equipo tan joven como los de Tennessee cuenta con muchos jugadores inexperimentados en Playoffs, pero, hasta ahora, han demostrado a la perfección de lo que son capaces. El ejemplo más evidente es el de Dillon Brooks. El escolta ha liderado en diversas ocasiones la anotación del equipo y dota al equipo de ese espíritu competitivo necesario. Morant y el mismo Brooks se convirtieron en el cuarto dúo de compañeros en alcanzar los 25 puntos cada uno en su debut. Los primeros en dieciséis años.

¿CUÁL ES EL TECHO DE MORANT?

El potencial es tremendo, tampoco es un secreto, pero se debe hacer hincapié en que la aparición y explosión -a tiempos iguales- de Morant ha dado por terminada esa ansiada voluntad de la franquicia por volver a competir. Ja se crece a la hora de la verdad y a sus 21 años tiene facetas del juego que ya hacen recordar a un tal Derrick Rose que progresaba adecuadamente en los Chicago Bulls antes de conseguir su MVP con 22 años. Esa forma de correr las transiciones, penetrar, lanzar ‘bombas’, aprovechar las ventajas del pick&roll, absorber el contacto bajo el aro o flotar en el aire para evitar al defensor, además de la facilidad para finalizar por encima del aro reflejan perfectamente cómo un jugador ligero -con capacidades físicas privilegiadas- puede ser dominante en la pintura y congestionar la zona para que otros puedan jugar cómodamente desde el perímetro.

El año pasado consiguió el premio al Rookie del Año y esta temporada ha mejorado ligeramente sus estadísticas. Pese a no ser un base que entre en el Top 5 de su posición, él ya se lo ha considerado públicamente y es más que probable que lo acabe siendo. Morant ha promediado 19.1 puntos, 7.4 asistencias y 4 rebotes por partido con un porcentaje del 44.9%. Es conocido que su flaqueza en el tiro exterior es el punto débil de su juego, aunque la cubre con su gran atletismo y habilidad con el balón. Jugadores como Russell Westrbook o John Wall en su día tampoco destacaban por su tiro, pero sus capacidades físicas y técnicas les hacían ser jugadores de élite a su manera. El poderío físico es una de las grandes premisas en la NBA actual para triunfar.

Pese a no ser estadísticas del nivel de Stephen Curry o Luka Doncic, Morant luce números que muchos jóvenes no logran hasta llegar a otro escalón de su carrera. Demuestra una confianza en su juego asombrosa y ya se ha ganado el respeto de muchos jugadores de la NBA. Dadle reconocimiento a Ja, ha rozado los 50. Es un jugador increíble. Respeto mucho su juego. Hemos luchado sobre la pista y seguiremos luchando, decía así Donovan Mitchell sobre Morant al finalizar el segundo partido de la serie.

Se avecina una nueva oleada de estrellas y Ja Morant es una de ellas.

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 meses 2 semanas
#contenidos: 
30
#Comentarios: 
98
Total lecturas: 
67,598

Comentarios

Bueno pues Utah dio la vuelta a la tortilla, la baja de Mitchell se demostró mortal de necesidad sobre todo por lo que libera para que Conley explote las ventajas, junto a que se impone la veteranía del ex oso frente al osito aspirante. Sin duda Ja aprenderá la lección que le está endosando el maestro.