Adecco Oro J15 (I): Festival del Força Lleida en una jornada balsámica para los colistas. Urko Otegui lidera el triunfo de Palencia

Solapas principales

  • Los dos últimos clasificados, Ourense y Melilla, ganan en casa y respiran. Los nervios se trasladan a A Coruña, donde el equipo local sólo ha ganado uno de los últimos diez partidos

48263_0.jpg

Mortellaro intenta el tapón (Foto: Alberto Prado)
RESULTADOS JORNADA 15:
Força Lleida Club Esportiu - Planasa Navarra 90-61
Leyma Natura Coruña - Palencia Baloncesto 63-69
Club Ourense Baloncesto - Cáceres Patrimonio 81-73
Club Melilla Baloncesto - KNET 91-70
Lobe Huesca - Ford Burgos 19/01
C.B. Breogán Lugo - B.C. River Andorra 19/01
Lucentum Alicante - Barcelona Regal "B" 20/01

 

El Força Lleida Club Esportiu apabulló a un rival directo como Planasa Navarra y, a falta de los tres partidos que faltan para completar la jornada, se sitúa en una óptima quinta posición. También fue claro el triunfo de Melilla Baloncesto ante KNET, que no le impide abandonar el farolillo rojo ya que Ourense Baloncesto hizo los deberes ante un Cáceres que, al menos, pudo salvar el average. Palencia Baloncesto, por su parte, ahondó en la crisis del Leyma Coruña en el encuentro más emocionante de la noche.

Força Lleida Club Esportiu - PLANASA NAVARRA: 90-61

Golpe de autoridad del Força Lleida

El Força Lleida Club Esportiu ha tumbado al Planasa Navarra por un indiscutible 90-61. Los chicos de Joaquín Prado han ofrecido un recital de juego a sus aficionados y no han tenido compasión de un rival inoperante en ambos lados de la cancha. Dani Rodríguez y Sergi Pino han brillado en el conjunto local, mientras Ondrej Starosta ha estado demasiado sólo en las filas visitantes.

45264_0.jpg

Ondrej Starosta (foto: www.DaniVidaurre.com)
Ondrej Starosta, el MVP de la competición, inauguraba la contienda colgándose del aro. Sergi Pino, no obstante, respondía rápidamente y daba paso a un intercambio de canastas en el que lucía especialmente el ala-pívot Dominic Calegari (8-8). Las defensas se estaban imponiendo a los ataques, pero la garra de Pino enloqueció el choque y el gran beneficiado fue el Força Lleida (14-8). Oriola, todo corazón, se partía el pecho ante Starosta y establecía el 18-10 con cuatro puntos consecutivos. Iñaki Narros saltaba a la cancha dispuesto a liderar la remontada navarra y parecía poder conseguirlo con cinco tantos seguidos, aunque acabó diluyéndose con el paso de los minutos. Al final del primer asalto, 22-15 tras una postrera canasta de Dani Rodríguez.

Miquel Feliu empezaba el segundo cuarto con un triple. Los problemas crecían para un Planasa Navarra que veía el aro cuadrado y a su técnico, Ángel Jareño, no le quedaba otra opción que parar el partido (29-17). Greg Mangano, el último fichaje del Força Lleida, participó en estos minutos y dejó detalles de su calidad ofensiva. Cuatro puntos suyos otorgaron máximas ventajas a los catalanes que, con un triple de Sergi Pino, pusieron aún más tierra de por medio (41-26). El conjunto verde estaba incómodo sobre el parquet del Barris Nord, errático y disperso en el correcalles planteado por Joaquín Prado. El colmo para los de Pamplona fue una rigurosa falta sobre Dani Rodríguez con el crono a cero, que el base no desaprovechó para establecer un claro 43-26 al descanso.

Dani Rodríguez empezó la segunda mitad como terminó la primera, anotando. En esta ocasión, un triple que daba una renta de veinte tantos a los suyos (46-26). Calegari se sumó a la fiesta con otro acierto desde el perímetro y, con apenas un minuto de juego transcurrido, un resignado Jareño se veía obligado a gastar un tiempo muerto. Los navarros amenazaron con reaccionar gracias a un 2+1 de Bonhome y la habitual aportación de Starosta, productivo bajo aros pero desesperante en la línea de personal (0/7). Fue un espejismo. Dominic Calegari castigó a los foráneos con otro triple y Simeón se contagió del acierto exterior anotando uno más. Al Força Lleida le entraba todo, en parte gracias a la débil defensa de los navarros, y al Planasa nada. El cúmulo de desgracias para los visitantes llegó con la lesión de Joaquín Bonhome, intentando impedir una canasta fácil de James Johnson (70-43). Peor imposible.

Força Lleida estrenaba el último parcial con una enorme ventaja (73-43) y no dejó que su rival la disminuyera. Dani Rodríguez, excelso en la dirección y en el tiro, ofrecía un clínic de baloncesto al público que se dio cita en el Barris Nord. Bandoumel añadía espectáculo con sus mates y tapones "marca de la casa" y Sergi Pino provocaba la ola en el pabellón con dos triplazos casi consecutivos (83-54). Juampi Sutina redondeó una gran actuación de los leridanos en el tiro exterior y los júniors Rubín De Celis y Jaume Vallés pudieron curtirse con más de un minuto de juego. El visitante Antón Savitzki cerró el partido con un triple tan lejano como estéril (90-61). Así pues, los discípulos de Joaquín Prado se afianzan en las posiciones de play-off y consiguen un average muy favorable ante un rival directo.

LA CLAVE: El acierto exterior del Força Lleida. Los 12 triples anotados por los leridanos con buenos porcentajes (48%) contribuyeron activamente a su mejor anotación de la temporada. Esta estadística contrasta con el pírrico 44% que han acreditado los navarros desde la línea de personal.

FORÇA LLEIDA CLUB ESPORTIU: Johnson (6), Simeón (8), Pino (17), Oriola (8), Calegari (12) -cinco inicial- Sutina (3), Bandoumel (2), Rubín De Celis (0), Rodríguez (20), Mangano (6), Vallés (0), Feliu (8).

PLANASA NAVARRA: Soares (2), Bonhome (4), Volkus (7), Sanz (4), Starosta (18) -cinco inicial- Cabanas (10), Kasse (0), Frutos (0), Savitski (3), Narros (5), Douglass (8).

Parciales: 22-15, 21-11, 30-17, 17-18.

Crónica: Marc Retamero Castelló 

LEYMA NATURA CORUÑA - PALENCIA BALONCESTO: 63-69

Urko Otegui rescata al Palencia en Riazor

48264_0.jpg

Zengotitabengoa deja la bandeja (Foto: Alberto Prado)
Se enfrentaban esta noche en Riazor dos equipos en horas bajas, en relación a su excepcional comienzo liguero. El partido acabó por demostrar que ambos conjuntos no pasan por su mejor momento, llevándose la victoria final un Palencia que supo templar mejor sus nervios en los instantes decisivos del encuentro, con un Urko Otegui estelar.

El encuentro comenzó con un tanteo inicial de fuerzas, con constantes alternativas en el marcador, llevando Zengo y Almazán por parte local, y Otegui del lado visitante, el peso del ataque de sus respectivos conjuntos. El primer cuarto estuvo presidido por las posesiones apurando el reloj y con escaso acierto de cara a canasta, lo cual derivó en un lógico y exiguo 13-15 al final de los diez primeros minutos.

Básquet Coruña pretendió salir con más mordiente en el segundo cuarto, buscando establecer diferencias a su favor, pero tras unos acertados ataques iniciales, la defensa palentina en zona consiguió cortar las vías de anotación locales, provocando además con su presión pérdidas de posesión. El juego interior de los castellanos se hizo más poderoso, dominando por completo el rebote y encontrando fáciles vías de anotación a través de Mortellaro, Otegui y McDermott, lo que llevó a los locales a encajar un parcial de 0-10 al final del cuarto, culminado con un triple de Fornas sobre la bocina (21-31).

El cuadro coruñés regresó al encuentro con la idea clara de que necesitaba encontrar fluidez anotadora para tener opciones de optar al encuentro, y se puso a la faena apretando los dientes en defensa y cortando líneas de pase, que le permitían realizar rápidos contragolpes. El 10-1 inicial de parcial resultó suficientemente amenazador para Nacho Lezcano, que se vio obligado a solicitar tiempo muerto a falta de 6:52, consiguiendo amortiguar en parte la ofensiva coruñesa. En este momento del encuentro se sucedió un intercambio de triples entre ambos equipos, que hasta ese momento se habían mostrado poco afortunados desde la línea de 6,75. De nuevo los hombres de Antonio Herrera supieron dar una nueva vuelta de tuerca, buscando cargar el juego en el interior. Un 2 más 1 convertido por Javi Román, conseguía darle la vuelta al partido (44-42), dejando la resolución del choque para el último y definitivo cuarto.

48265_0.jpg

Jonathan Kale intenta deshacerse de Mortellaro (Foto: Alberto Prado)
Una vez más, ambos contendientes volvieron al intercambio de golpes, mostrando también evidentes lagunas de concentración, y escaso acierto. Zengo se encargaba de dar vida al ataque local, mientras que los morados se encontraban con cierta comodidad yendo a remolque en el marcador (54-52 a falta de 5 minutos), conociendo su superioridad por dentro.

Los coruñeses no parecían dispuestos a encajar otra nueva derrota y un triple de Xavi López les daba posibilidades reales de victoria (61-57), a falta de 3 minutos. Pero a partir de aquí surgió un Urko Otegui imperial, asumiendo todo el peso ofensivo de su equipo, provocando numerosas faltas, resueltas con eficacia absoluta desde el tiro libre. A los gallegos le pesaron tremendamente los nervios en los instantes finales, mostrándose muy imprecisos en ataque, lo que acabó por allanar el camino hacia la victoria de los palentinos, que retoman la senda de la victoria, mientras que los coruñeses se siguen desinflando a marchas forzadas en la clasificación.

LA CLAVE: En un apartido lleno de imprecisiones apareció en los últimos minutos la figura providencial de Urko Otegui, que anotó 12 de los 14 últimos puntos de su equipo, además de robar el balón que permitió a Alfredo Ott anotar los 2 restantes, mostrándose además como un seguro de vida en los tiros libres.

LEYMA NATURA BÁSQUET CORUÑA: Xavi López (5), Pablo Almazán (6), Asier Zengotitabengoa (13), Cory Johnson (2), Javier Román (3) -cinco inicial- Jonathan Kale (9), Marcos Suka-Umu (11), Angel Hernández (4), Greg Somogyi (2), Raúl Lázaro (8), Javier Lucas (0).

PALENCIA BALONCESTO: Xavier Forcada (4), Alfredo Ott (7), Janis Porzingis (6), Geoffrey McDermott (5), Urko Otegui (21) –cinco inicial- José María González (4), Carles Bravo (5), Christopher Mortellaro (10), Roger Fornás (7), Iván Martínez (0).

Parciales: 13-15, 8-16, 25-11, 17-27.

Crónica: Santiago Suárez

CLUB OURENSE BALONCESTO - CÁCERES PATRIMONIO HUMANIDAD: 81-73

Otegui lidera un nuevo triunfo del Palencia en el Marta Domínguez

Segunda victoria consecutiva del Ourense por primera vez en la temporada. Arropados por su afición, los jugadores del cuadro gallego supieron sobreponerse al desgaste físico y a los nervios de los momentos complicados, para llevarse la victoria tras dominar el marcador de principio a fin. En los últimos minutos se peleó el basket-average que finalmente fue el premio de consolación para los cacereños.

48267_0.jpg

Tiro de Mateo Kedzo (Foto: COB)
El cuadro gallego salió muy centrado a la pista. Con las ideas muy claras y tratando de imprimir un ritmo rápido de juego, poco a poco lograron las primeras ventajas: 7-0. La defensa de Cáceres prácticamente fue inexistente y muestra de ello fue que ni cometieron una falta en los primeros diez minutos. Faltaba intensidad, pero poco a poco fueron encontrando acierto en ataque. Cuatro puntos de Van Oostrum, que entró en la cancha tomando responsabilidades desde el primer instante, apretaron el choque (15-12). Pero Barbour y Rai dieron rápida réplica (20-12). Duinker anotó la última canasta del primer cuarto (20-14). La ventaja ourensana fue en crecimiento, hasta llegar a los 12 puntos (31-19). La defensa de Cáceres seguía sin poder frenar al Ourense y en ataque seguían sin encontrar referencia. Así fue hasta que apareció Ashaolu. El pívot cacereño se convirtió en el timón de los suyos. Los extremeños poco a poco iban despertando y la ventaja local se reducía. Así fue hasta llegar a ponerse a sólo dos puntos (38-36). Julio González anotó la última canasta del primer tiempo y evitó la culminación de la remontada visitante (40-36).

El COB recuperó fuerzas en el descanso y volvió a imponer su juego en el parquet. La ventaja volvió a crecer hasta los 13 puntos. Cáceres no encontraba ideas en ataque y la irrupción de Serrano en el partido (Ogide cometió la 4ª falta, pero no se le echó de menos) le descolocó por completo. El pívot de los gallegos aportaba en ambas zonas, frenando el buen hacer de Ashaolu, el más destacado de los visitantes. Una canasta de Nguema dejó el resultado al final del tercer cuarto en 60-49. Pero cuando parecía que se podía romper el partido, Ourense pareció quedarse sin fuerzas y parecían aparecer los nervios de sentirse vencedores. Un 2+1 de Peña y cuatro puntos de Hobbs obligaron a Rafa Sanz a solicitar tiempo muerto (60-56 con 8.26 por jugar). Barbour cortó el parcial visitante, pero Morentin anotó un triple a continuación (62-59). La ventaja gallega se esfumaba.

Van Oostrum con un nuevo triple ponía el partido en “un puño” (66-64). Tres libres anotados por Barbour le dieron aire a los locales, que encontraron en Serrano el referente tanto en ataque como en defensa. El público no dejaba de animar y de premiar el coraje de sus jugadores en cada acción, en especial del mencionado Serrano (hasta 5 tapones colocó en la noche). El pívot consiguió forzar la quinta personal de Ashaolu que estaba siendo el referente del juego cacereño. Un triple de Kedzo (77-69) al fin sentenció el choque. A partir de ahí ambos entrenadores se centraron en llevarse el basket-average (Cáceres venció en la ida por 9). Un triple de Barbour puso a Ourense en esa distancia (80-71). Robles anotó los dos libres en la posterior acción (80-73) y la última posesión sería para los locales. Mena sufrió falta, anotó el primero y lanzó a fallar el segundo. Los pívots del COB no lograron capturar el rebote y el partido finalizó con 81-73 y el average particular para Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

LA CLAVE: La inesperada actuación de Víctor Serrano, que terminó el partido como jugador más valorado. Su aparición en el último cuarto fue determinante. El teórico cuarto pívot de los gallegos anotó 7 puntos, capturó 7 rebotes y puso 5 tapones (18 de valoración).

CLUB OURENSE BALONCESTO: Mena (12), González (8), Múgica (6), Barbour (23), Ogide (4) -cinco inicial- López (4), Kedzo (14), Serrano (7), Movilla (0), Sánchez (3).

CÁCERES PATRIMONIO HUMANIDAD: Peña (12), Morentin (14), López (5), Nguema (6), Lorenzo (2) -cinco inicial- Ashaolu (14), Robles (2), Van Oostrum (7), Duinker (4), Hoobs (7).

Parciales: 20-14, 20-22, 20-13, 21-24.

Crónica: Dpto. comunicación COB

CLUB MELILLA BALONCESTO - KNET: 91-70

El Cáceres se lleva un duro y emocionante partido

El Melilla Baloncesto sumó una victoria balsámica ante KNET, al que venció por 91-70, consiguiendo su cuarta victoria de la temporada. Un partido muy completo del conjunto de García de Vitoria en el que destacaron los 23 puntos de Francis Sánchez, las 13 asistencias de Marco y el capi Romero infalible desde el triple.

48266_0.jpg

Marco repartió ¡13! asistencias (Foto: Melilla Baloncesto)
Melilla Baloncesto se jugaba mucho en el partido ante KNET. Consciente de ello los melillenses salieron muy enchufados al partidos, con un Francis Sánchez que tomó galones este inicio de partido con once puntos que daban las primeras diferencias para el equipo a pesar de la pegajosa defensa del letón Mejeris.

A pesar del gran despliegue ofensivo de los de la ciudad autónoma, el equipo que entrena Jesús Sala plantaba cara desde la pintura con Mejeris y Busma y se marchaba por delante en el marcador (22-23) al final de los primeros diez minutos.

El segundo cuarto mantuvo la igualada entre ambos equipos ya que Galarreta contrarrestaba cada intento de irse en el electrónico por parte de los de García de Vitoria. Pero si el riojano aparecía en KNET, en el bando melillense surgía la figura del capitán Nacho Romero, acertado desde el triple, que permitía a Melilla Baloncesto seguir por delante en el marcador. Wachsmann con un gran final de cuarto permitía al equipo marcharse a vestuarios con cuatro puntos de ventaja (43-39).

El decano había cuajado una primera mitad muy seria pero necesitaba un punto más para la segunda parte, así lo demando su técnico tras el paso por vestuario y sus jugadores cumplieron a la perfección. Doce puntos consecutivos de los melillenses rompían el partido, pues se mostraban muy acertados en ataque bajo la gran dirección de José Antonio Marco. Un triple de Sánchez cerraba el tercer cuarto con el resultado de 66-54.

Juan Ignacio Romero sumaba su tercer triple sin fallo en la reanudación del partido. Y de nuevo desde más allá del 6,75, un triple de Francis Sánchez ponía 19 puntos de diferencias (75-56) a falta de más de ocho minutos para la conclusión del encuentro. En este final de partida los azulones, conscientes de la victoria, no bajaron los brazos y lucharon por mantener el average, algo que finalmente consiguieron al finalizar el encuentro con máxima de partido (91-70).

LA CLAVE: Melilla volvió a ser un equipo, cuando más irreversible parecía la situación. En una gran segunda mitad, todos cumplieron con su cometido: Francis Sánchez anotó (24 puntos), Kiril Wachsmann reboteó (11 rebotes), Jose Antonio Marco asistió (13 asistencias)... 

CLUB MELILLA BALONCESTO: Wachsmann (6), Marco (10), Sánchez (24), Manzano (12), Almazán (7) -cinco inicial- Riera (5), Ruiz De Terry (0), Romero (9), Amador (0), Pakamanis (10), Castro (4), Selakovs (4).

KNET: Mejeris (11), Mesa (10), Galarreta (19), Serna (2), Uriz (3) -cinco inicial- Arévalo (2), Tomás (0), Herrero (4), Suárez (3), Busma (16).

Parciales: 22-23, 21-16, 23-15, 25-16.

Crónica: Dpto. comunicación Melilla Baloncesto

Sobre el autor

Antiguedad: 
10 años 5 meses
#Contenidos: 
501
Visitas: 
2,869,571
Comentarios: 
2,383

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar