Adecco Oro J7 (I): River Andorra suma y sigue en Pamplona. Ford Burgos y Lucentum Alicante cosechan triunfos de prestigio. Ourense se estrena a costa del LOBE y Melilla continúa en crisis

Solapas principales

  • Los del Principado han firmado el mejor inicio de la historia por parte de un recién ascendido. El partido más emocionante de la jornada, no obstante, se vivió en el Multiusos de Cáceres con el triunfo in extremis de los locales ante el KNET. Samuels y Wachsmann comparten el MVP provisional

45250_0.jpg

Van Oostrum penetra con fuerza a canasta (Foto: Luis Cid)
RESULTADOS JORNADA 7:
Força Lleida Club Esportiu - Lucentum Alicante 66-79
Club Melilla Baloncesto - C.B. Breogán Lugo 57-64
Club Ourense Baloncesto - Lobe Huesca 82-78
Leyma Natura Coruña - Ford Burgos 75-84
Planasa Navarra - B.C. River Andorra 77-81
Cáceres Patrimonio Humanidad - KNET 72-70
Palencia Baloncesto - Barcelona Regal "B" 18/11

 

Trepidante noche de viernes en la que se ha disputado la séptima entrega de la Adecco Oro 2012-2013, a excepción del Palencia Baloncesto - Barcelona Regal "B" que tendrá lugar domingo ante las cámaras de Teledeporte. River Andorra sigue sorprendiendo a propios y extraños y se consolida como líder de la categoría en solitario. La víctima, esta vez, ha sido un Planasa Navarra que siempre ha ido a remolque. Ford Burgos y Lucentum Alicante siguen su pista tras ganar en las difíciles canchas de A Coruña y Lleida. Los gallegos empiezan a perder comba tras un arranque de campaña espectacular mientras los catalanes derrochan entrega y actitud pero no pueden superar a un rival que no conoce la derrota desde su obligado cambio de entrenador. Melilla Baloncesto continúa siendo la sorpresa negativa de la temporada al caer ante un Breogán que recupera sensaciones, al igual que un Cáceres que ha saldado con victoria sus dos partidos seguidos en casa. Por último, en el duelo del drama Ourense supo sufrir y por fin su afición pudo saborear un triunfo balsámico.

FORÇA LLEIDA CLUB ESPORTIU - LUCENTUM ALICANTE: 66-79

Lucentum mantiene vivo el "Efecto Perelló" ante un Lleida con mucho corazón

El Força Lleida Club Esportiu ha perdido (66-79) frente al Lucentum Alicante, pero seguro que sus aficionados han abandonado el pabellón Barris Nord más que satisfechos. Los discípulos de Joaquín Prado han luchado hasta la extenuación sin sus dos interiores titulares, Dominic Calegari y Alex Thompson, que han sido baja por lesión. Con una pegajosa presión a cancha contraria, llena de corazón y entrega, han complicado la vida a un Lucentum que ha sabido aprovechar el desgaste de su rival en el último cuarto (parcial de 14-27). Taylor Coppenrath y Álex Llorca han sido los mejores de los visitantes, que siguen sin conocer la derrota con Rubén Perelló y ya sólo miran hacia arriba.

45246_0.jpg

Dani Rodríguez subiendo el balón (Foto: J.Enjuanes/J.Giné)
Lleida llegaba al encuentro tras una semana convulsa, en la que se había hablado de todo menos de baloncesto, a raíz de la destitución de Edu Torres como director deportivo. Además, no podía contar con sus dos referencias interiores por lesión. Ni esos factores ni la aparente superioridad de los alicantinos impidieron a los locales saltar a la cancha con la máxima concentración. Así, pronto se ponían por delante con un triple de Feliu (3-2) y un mate de Bandoumel (5-4). No obstante, la escuadra dirigida por Rubén Perelló se mostraba más lúcida en la parcela ofensiva y lo aprovechaba para empezar a tomar las riendas del electrónico. Álex Llorca, con un 2+1 y un triple, daba seis puntos de renta a su equipo (11-17) y Coppenrath la ampliaba propiciando el primer tiempo muerto de Prado. Un triple de Pedro Rivero (13-22) fue el último cambio que registró el luminoso en el primer asalto, que terminó con varias decisiones arbitrales muy discutidas por el público que se dio cita en el Barris Nord.

La conexión entre Dani Rodríguez y Pierre Oriola hacía daño al Lucentum en los primeros compases del segundo cuarto, pero los de Perelló seguían mandando con relativa comodidad. No obstante, ya avisó el técnico lucentino en la previa que el Força Lleida es un equipo de rachas que en un momento es capaz de dinamitar un partido. Y así fue. Liderados por un omnipresente Sergi Pino, los de Joaquín Prado firmaron un espectacular parcial de 10-0 que empataba la contienda (27-27). Rapidisimo de manos y piernas, el ex del Girona se hartaba de robar balones y conducir contragolpes. Un canastón de Llorca a aro pasado rompía la racha local y la tercera personal de Bandoumel propiciaba el debut en la Adecco Oro del júnior balear Jaume Vallés. El buen hacer de Pierre Oriola bajo aros permitía a los locales llegar al descanso (34-38) pegados al cogote de su adversario.

Álex Llorca y Taylor Coppenrath, los más valorados del encuentro, abrían el tercer período con sendas canastas que daban aire a su equipo. El Força Lleida se vaciaba en su defensa presionante pero no era capaz de impedir las canastas de los lucentinos, más clarividentes en el juego combinativo. El "abuelo" de la liga, Darryl Middleton, daba muestras de su clase y regalaba una nueva máxima ventaja de once tantos al equipo de Perelló (41-52). Entonces, como ya había sucedido en el segundo cuarto, los locales reaccionaron fulgurantemente. Motivados por el ambiente generado por su afición, los discípulos de Joaquín Prado empezaron a sacar provecho de su presión a cancha contraria. El técnico alicantino se vio obligado a solicitar un tiempo muerto, tras una canasta de Johnson que establecía el 47-52, pero ni así pudo parar el vendaval de los hombres de negro. Lucentum estaba totalmente descentrado por la presión leridana y acumulaba pérdida tras pérdida. Incluso un tirador tan fiable como Albert Sàbat erraba dos tiros libres consecutivos. Parecía imposible que los catalanes no se desfondaran tras un esfuerzo defensivo de estas dimensiones y con varios jugadores acumulando muchos minutos a causa de las dos trascendentales bajas por lesión. No obstante, los minutos transcurrían y el partido no hacía más que igualarse. El parcial local se incrementó hasta un 11-0 que situaba las tablas (52-52) al final del tercer envite.

En el último cuarto se impuso la lógica. Las piernas empezaron a flaquear a un equipo que se lo había dejado todo sobre la cancha, luchando contra un arsenal de adversidades, y los de Rubén Perelló encontraron en Romà Bàs el asesino silencioso que necesitaban para decantar la balanza. El escolta alicantino devolvió un triple de Sergi Pino que había levantado el público de sus asientos y, poco después, anotó otro triplazo que enfriaba el ambiente tras un brutal alley-hoop firmado por Djim Bandoumel (57-62). Feliu aparecía al rescate de su equipo con un 2+1 (60-63) pero la fatiga cada vez estaba más presente y la quinta falta personal de Simeón fue una losa insuperable para el Força Lleida. Los de Joaquín Prado no encontraron en ningún momento acierto exterior y vieron como el triunfo se iba alejando minuto a minuto. El coraje exhibido por los leridanos era digno de elogio pero las piernas y la cabeza, ausente ante el predominio del corazón, ya no funcionaban correctamente. Coppenrath se encargó de lograr una máxima renta de 14 tantos que los tiempos muertos a la desesperada del técnico ovetense del Lleida no pudieron enjuagar. Así pues, los de Alicante certificaron su cuarta victoria consecutiva (66-79) y mantienen viva la llama del "Efecto Perelló".

LA CLAVE: Las bajas de Dominic Calegari y Alex Thompson dejaron al Força Lleida con una rotación cortísima, especialmente en su batería interior. Este handicap se acentúa con el juego de transiciones rápidas y presión defensiva a toda cancha que propone Joaquín Prado ya que supone un fuerte desgaste para los jugadores. Se notó en el último cuarto (14-27).

FORÇA LLEIDA: Johnson (6), Bandoumel (6), Simeón (0), Pino (15), Feliu (10) -cinco inicial- Rubín De Celis (0), Sutina (0), Rodríguez (12), Oriola (17), Vallés (0), Sevillano (0).

LUCENTUM ALICANTE: Fernández (4), Llorca (13), Green (6), Rivero (9), Coppenrath (9) -cinco inicial- Huertas (4), Sàbat (4), Bàs (10), Middleton (4), Rejón (6).

Parciales: 13-22, 21-16, 18-14, 14-27.

Crónica: Marc Retamero Castelló 

CLUB MELILLA BALONCESTO - C.B. BREOGÁN LUGO: 57-64

Breogán ahonda en la crisis de Melilla Baloncesto

El Melilla Baloncesto sumó ante el Breogán Lugo en el Javier Imbroda su sexta derrota consecutiva (57-64) tras haber peleado por el partido durante gran parte de él y mejorado aspectos como la defensa y las pérdidas de balón pero muy desacertado en el tiro exterior. Los lucenses aprovecharon su acierto en el lanzamiento durante el primer cuarto, superiores al 70%, para empezar a poner tierra de por medio (16-23) ante un Melilla Baloncesto que se le veía mucho más aplicado en defensa pero desacertado en ataque.

El margen fue creciendo en el segundo cuarto pero cuando estaba en 8 puntos (20-28, min. 15) José Antonio Marco tomó las riendas del equipo y un triple suyo, uno de los dos que anotaron los melillenses en todo el encuentro, acortaba la diferencia a tan sólo 3 puntos. Una ventaja que los de Pepe Rodríguez aguantaron para irse al descanso por delante (31-34).

Llegó el tercer cuarto y los melillenses mostraron su mejor defensa de la temporada. De la mano de Francis Sánchez se ponían los de la ciudad autónoma por primera vez por delante (36-34, min. 22). El partido se volvía feo, con muchos desaciertos por ambos equipo pero siempre con los locales por delante hasta que un triple de Winchester devolvía la ventaja a los lucenses (41-42) a dos minutos para el final del tercer acto. El cuarto se acabaría de nuevo con los melillenses por delante (45-44) para encarar los 10 minutos finales.

Casi sin tiempo para asentarse para el último asalto, Breogán Lugo firmaba un parcial de 0-5 que hacía a García de Vitoria solicitar un tiempo muerto para llamar al orden a sus jugadores. Entendieron las directrices del vasco y devolvieron el parcial de cinco puntos para ponerse de nuevo por delante (50-49, min. 34). El encuentro marchó igualado hasta que Leonavicius con un triple a falta de cuatro minutos para el final rompía la igualada (55-58). La canasta del lituano sentó como un jarro de agua fría sobre los jugadores melillenses, que sintieron la presión de ganar y comenzaron a cometer precipitaciones en ataque que finalmente condenaron al cuadro azulón que sumó su sexta derrota consecutiva (57-64).

LA CLAVE: La defensa breoganista, que ha dejado en apenas 57 puntos al que era el mejor ataque de la competición hasta este partido. Melilla Baloncesto nunca ha terminado de notarse cómodo en el encuentro y en el último período Breogán ha sabido aprovechar sus nervios y jugar con ellos. Los discípulos de Pepe Rodríguez son ahora la mejor defensa del campeonato.

CLUB MELILLA BALONCESTO: Wachsmann (17), Sánchez (13), Riera (0), Manzano (7), Castro (5) -cinco inicial- Marco (10), Romero (2), Amador (1), Pakamanis (2).

C.B. BREOGÁN LUGO: Schaftenaar (6), Leonavicius (9), Winchester (19), Cobos (6), Diouf (4) -cinco inicial- Ogirri (2), Bortolussi (3), Gómez (3), Navajas (7), Martínez (5).

Parciales: 16-23, 15-11, 14-10, 12-20.

Crónica: Dpto. Comunicación Melilla Baloncesto

Club Ourense Baloncesto - LOBE HUESCA: 82-78

A la sexta fue la vencida

Primera victoria ourensana de la temporada. En un partido dominado de principio a fin por los locales, en muchos momentos hasta por amplias rentas, la tensión se vivió para acabar sufriendo pero venciendo. La afición no falló y el graderío, con una asistencia en torno a los 3000 aficionados, no dejó de animar en ningún instante, incluso cuando el choque parecía complicarse.

45248_0.jpg

Andy Ogide intenta el mate (Foto: COB)
El ritmo anotador de los primeros minutos fue espectacular, sobre todo por parte local. Huesca no mostraba el mismo acierto y gracias a Julio y Kedzo, principalmente, Ourense se escapaba. Su ventaja llegó a 12 puntos al fin del primer cuarto (27-15). Mena anotó un nuevo triple y el cuadro gallego obtenía su máxima ventaja (30-15), pero Huesca despertó y con un parcial de 0-8 (dos triples de Costa y una canasta de Samuels, el mejor de la noche) sembró dudas en el juego local (30-23). Sin embargo, rápidamente hubo reacción gallega y un parcial de 7-0 ponía nuevamente el tanteador muy favorable para sus intereses (37-23). El encuentro siguió muchos minutos por esos derroteros y la grada vibraba con los espectaculares mates de Ogide. Samuels seguía “tirando del carro” y su acierto, junto con alguna pincelada de Cebular, permitía que el COB no se fuera al descanso con mayor renta (45-34).

El tercer cuarto comenzó con LOBE Huesca decidido a no darse por vencido tan fácilmente. Samuels seguía imponiéndose en ambas zonas y tras un triple de Abouo y una falta antideportiva de Mena sobre el genial pívot del equipo oscense, prácticamente se igualó el marcador. Samuels anotó los dos libres (46-44) y tenían posesión. En este momento fue clave la aparición de Rai López. Múgica también tuvo unos buenos minutos y el Ourense volvió a incrementar su ventaja, hasta que Orfila y un triple de Fuentes volvieron a apretar el resultado (53-49). Nueva reacción local y gracias a Rai y Barbour se llegó al final del tercer período con una ventaja similar a la de su inicio (65-54).

Movilla anotó un triple y Krusic (con apenas participación en el choque por sus faltas personales) cometió la quinta falta. Todo parecía sonreír a los locales, pero aún así Huesca no se rindió. Poco a poco fue descendiendo su desventaja, pese al buen hacer de Barbour, de manera que llegaron con opciones a los últimos minutos. Samuels seguía pudiendo con el juego interior rival (muy castigado por las faltas de Kedzo y Ogide, ambos acabaron eliminados) y gracias a su aportación (11 puntos en total en este cuarto) hizo creer a sus compañeros en sus opciones. Rafa Sanz se vio obligado a pedir tiempo muerto a falta de menos de dos minutos con 80-74. Samuels forzó la 5ª de Ogide, anotó los dos libres y tras un par de tiros exteriores fallados por ambos bandos, Orfila anotó dos nuevos tiros libres para poner el 80-78 a falta de 14 segundos. La grada no dejaba de animar. Falta rápida sobre Mena que no falló sus lanzamientos (82-78) y en la última acción del partido Samuels no tuvo el acierto de otros instantes, dejando el resultado final en el citado 82-78 y llenando de júbilo a una afición deseosa de celebrar la primera victoria de la temporada.

LA CLAVE: Nick Barbour. Después de varias jornadas en las que no estuvo nada acertado, el rookie estadounidense vuelve a ser el que deslumbró en la primera jornada. Aportó 19 puntos y, lo más importante, su equipo ganó.

CLUB OURENSE BALONCESTO: Mena (8), Kedzo (9), González (10), Barbour (19), Ogide (10) -cinco inicial- López (10), Serrano (4), Múgica (6), Movilla (3), Sánchez (3).

LOBE HUESCA: Abouo (7), Samuels (24), Krusic (4), Cebular (9), Fuentes (10) -cinco inicial- Lafuente (2), Costa (11), Regal (0), Orfila (11).

Parciales: 27-15, 18-19, 20-20, 17-24.

Crónica: Dpto. de Comunicación COB

LEYMA NATURA CORUÑA - FORD BURGOS: 75-84

Burgos muestra sus armas frente al Básquet Coruña

Trabajada victoria la de los hombres de Andreu Casadevall, en una cancha que había sido inexpugnable hasta el encuentro de esta noche. El triunfo se fraguó desde los primeros compases del partido, donde los burgaleses sacaron a relucir el potencial de su juego de equipo, acompañado de un alto nivel de intensidad física a ambos lados de la cancha.

45247_0.jpg

Sergio Olmos intenta anotar ante Cory Johnson (Foto: Alberto Prado)
Tras un intercambio inicial de canastas, Burgos comenzó a imponer su superioridad basándose en el poderío de Vinicius y la presencia interior de Olmos, para establecer las primeras diferencias notorias en el marcador (7-17), y que obligaron a solicitar tiempo muerto al banquillo local. Pero los castellanos siguieron imponiendo su fuerte ritmo hasta dispararse a un elocuente 7-25 en el marcador. Básquet Coruña elaboraba su juego con mucha imprecisión, con continuas pérdidas, y mostrándose inferior bajo aros. En este momento surgió la figura de Marcos Suka-Umu para salir al rescate de su equipo, con un parcial entre el primer y segundo cuarto de 13-0, protagonizado casi en exclusiva por el escolta coruñés, dejando un apretado 20-25 en el electrónico. El cuadro burgalés reaccionó aplicando una defensa zonal, con una presión asfixiante en las líneas de pase, que permitía robar el balón e iniciar el contragolpe, y estirar de nuevo las diferencias (20-34). El cuadro coruñés siguió funcionando a base de arreones para no perderle la cara al encuentro, asumiendo Zengo la ofensiva local. El encuentro llegó con un marcador de 31-44 al finalizar el primer tiempo.

Tras el descanso, Burgos intentó congelar el encuentro, tratando de administrar su cómoda ventaja. Mientras el ritmo de los coruñeses seguía siendo inconstante, buscando desesperadamente reducir las diferencias por debajo de los diez puntos, repartiendo el protagonismo en ataque entre sus jugadores. No obstante, apareció un inspirado Jeff Xavier para enchufar varias canastas consecutivas, que permitieron a su equipo poner tierra de por medio y mantener las distancias al final del tercer cuarto (54-65).

Pero el equipo local no había dicho la última palabra, y salió dispuesto a buscar el partido en los minutos finales, con un 9-0 de parcial que los colocó a unos exiguos 5 puntos de desventaja (63-68), pero Burgos supo templar los nervios y consiguió encontrar vías de anotación a través de un letal Isaac López, que no permitió a los naranjas culminar la remontada. Además, los visitantes acudieron en numerosas ocasiones a la línea de tiros libres en los instantes finales del encuentro, sabiendo aprovechar tal circunstancia. Al final el 75-84 final del marcador demuestra lo igualado de los tres últimos cuartos, siendo en el primero donde se establecieron las diferencias determinantes en el partido.

En declaraciones en la rueda de Prensa, el técnico local Antonio Herrera, destacó el hecho de que su rival “Salió más concentrado, y nosotros hemos estado muy imprecisos y con muchos nervios al principio. Pese a eso, nunca hemos bajado los brazos, logrando rebajar las distancias. Hemos jugado con criterio, pese a sus constantes defensas zonales, lanzando 50 veces de 2 puntos frente a los 17 tiros intentados de 3. No obstante, resulta imposible ganar un partido cuando tu equipo lanza 1 sólo tiro libre en todo el encuentro frente a los 31 lanzados por nuestros rivales”.

Por su parte, el entrenador burgalés, Andreu Casadevall resaltó de su equipo “La serenidad con la que ha jugado su equipo, imponiendo nuestro juego colectivo. Sabíamos que esta era una cancha difícil y conocíamos el trabajo defensivo y en ataque de Básquet Coruña, que han demostrado ser un gran equipo, y sin duda estarán arriba. Mandamos un abrazo a Luke Sikma, que lo ha pasado muy mal estos días, y al que le dedicamos la victoria”.

LA CLAVE: El fuerte ritmo que imprimió Ford Burgos desde los primeros compases del encuentro, merced a un juego colectivo muy elaborado y con una gran constancia y presencia física. Por su parte, el conjunto de Antonio Herrera mostró destellos de calidad a lo largo del partido, pero se vio lastrado por sus 23 pérdidas de balón y su muy desfavorable balance de tiros libres pitados en su contra. Los locales apenas lanzaron un tiro libre en el encuentro, frente a los ¡31! de los que dispuso el cuadro de Casadevall, con un balance de 25 faltas pitadas a los gallegos, frente a las 14 del cuadro burgalés.

LEYMA NATURA CORUÑA: Xavi López (10), Raúl Lázaro (0), Asier Zengotitabengoa (16), Jonathan Kale (10), Matt Rogers (3) -cinco inicial- Marcos Suka-Umu (15), Cory Johnson (13), Javier Román (6), Sergio Alonso (2), Angel Hernández (0).

FORD BURGOS: Dani López (10), Jeff Xavier (17), Marcus Vinicius (10), Jorge García (2), Sergio Olmos (12) -cinco inicial- Pep Ortega (9), Isaac López (16), Juan Alberto Aguilar (8), Alberto Miguel (0), Rubén Duarte (0).

Parciales: 13-25, 18-19, 23-21, 21-19.

Crónica: Santiago Suárez

PLANASA NAVARRA - B.C. RIVER ANDORRA: 77-81

Andorra sigue invicto tras una trabajada victoria en Pamplona

El partido comenzó muy igualado. Los navarros intentaban basar su ataque en Ondrej Starosta, mientras que los andorranos buscaban sus hombres exteriores. Las defensas se fueron imponiendo a los ataques y eso hacía que a falta de 5 minutos el marcador fuese 7-5. Al final del cuarto, con un parcial de 2-14 para los andorranos gracias a tres triples de un destacado Thomas Schereiner, la ventaja visitante aumentó a 13-21.

Douglass con un triple reducía la desventaja local pero Marc Blanch con cinco puntos consecutivos aumentaba a 10 puntos la ventaja de Andorra (16-26). Los visitantes se plantaron en zona y los navarros abusaron del tiro exterior sin acierto. No llegaban balones a los interiores locales y esos continuos fallos en ataque de los locales fueron aprovechados por los andorranos para aumentar la ventaja a 15 puntos (21-36). Planasa Navarra, de la mano de Stu Douglass, redujo la desventaja hasta el 33-44 del final del segundo cuarto.

Los navarros empezaron con una idea clara, intentar defender fuerte para poder reducir la desventaja en el marcador. Consiguieron frenar el ataque de los andorranos pero, en cambio, en ataque, se veían incapaces de reducir la desventaja con continuos fallos. Sin una referencia clara en el interior se abusaba del tiro exterior, sin acierto. Un combativo Bonhome dejaba a los suyos a seis (46-52) pero Flis y Blanch, con un triple, devolvían a los andorranos una cómoda ventaja de 11 puntos. Volkus dejó el marcador final en 48-57.

Con diez minutos por jugarse a los locales solo les quedó agarrarse a la raza para intentar remontar un partido que habían tenido cuesta arriba desde el final del primer cuarto. Poco a poco, con fe y determinación, la desventaja se fue reduciendo. Starosta empezó a dominar la zona y Bonhome con un triple dejaba el marcador en 56-61. Jareño metió a Soares como cuatro, y el portugués consiguió una canasta con falta que metía a los suyos de lleno en el partido con cinco minutos por jugarse (58-61). Los andorranos estaban faltos de ideas en ataque y los navarros estaban embalados. Pero correr demasiado a veces es malo y los navarros pecaron de precipitación en los siguientes ataques con malas decisiones de tiro. Tomas Hampl y Devin Wright daban otra vez aire al líder. Starosta y Soares volvían a meter a los locales en el partido pero un triple de Safford silenciaba el pabellón. Narros, gris partido, reducía distancias pero Flis apareció cuando más lo necesitaba su equipo para poner a River Andorra 65-73. El partido parecía terminado, con un minuto por jugarse, pero los locales no dieron su brazo a torcer. Un triple de Narros ponía el 75-77 en el marcador con 25 segundos por jugarse, pero los andorranos no fallaron desde la línea de tiros libres.

Al final, River Andorra sigue como líder invicto después de una trabajada (77-81) y merecida victoria ante un Planasa Navarra que pagó su mala primera parte.

LA CLAVE: El final del primer cuarto con el parcial de 2-14 que dio una ventaja cómoda a Andorra que luego supo mantener. Eso hizo jugar a Navarra a la desesperada, y casi consigue remontar. Pero ese juego rápido que le llevó a remontar también le hizo que al final se jugasen malas decisiones de tiro que fueron aprovechadas por Andorra para ganar el partido.

PLANASA NAVARRA: Bonhome (14), Volkus (10), Frutos (8), Narros (5) y Starosta (14) -cinco inicial- Soures (4), Cabanas (4), Sanz (5) y Douglass (13)

B.C. RIVER ANDORRA: Dani Pérez (3), Maresch (10), Hampl (6), P. Sánchez (0) y Safford (13) -cinco inicial- Wright (7), Guardia (0), Flis (11), Schreiner (19), Blanch (12) y Gabriel (0).

Parciales: 13-21, 20-23, 15-13 y 29-24.

Crónica: Josean Martínez (@JoxeanMartinez)

Galería fotográfica de Dani Vidaurre

cáceres patrimonio humanidad - knet: 72-70

Pedro Robles dejó la victoria en casa con un triple espectacular

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad ha vencido en un emocionantísimo partido al KNET Clavijo por 72 a 70, donde el escolta Pedro Robles anotó un triple a falta de 2 segundos para el final que dio una victoria cargada de moral al equipo extremeño.

45249_0.jpg

Nguema a punto de llevarse el tapón (Foto: Luis Cid)
Comenzó fuerte el equipo de Jesús Sala merced a un Alberto Ruiz de Galarreta muy acertado con 9 puntos, bien secundado por David Mesa con 6, algo que sería la tónica en ataque del Knet. Cáceres hizo un cuarto nefasto en ataque aunque los 6 puntos y 4 rebotes de Ashaolu le mantuvieron en el partido. 9-17 era el resultado tras los 10 primeros minutos.

Una cara muy diferente mostró el equipo de Carlos Frade desde el inicio del segundo periodo. 2 triples seguidos en apenas 5 segundos, con pérdida de balón visitante entre medias, acercaron a Cáceres tras llegar a ponerse 10 abajo. El magistral cuarto de Van Oostrum les llegó a situar por delante por primera vez en el partido. Clave fueron también las 3 personales con las que se ponían Mejeris y Santana que obligaban a buscar soluciones en el banquillo. Borja Arévalo se sumaba a Ruiz de Galarreta y Mesa en la anotación para dejar el partido empatado a 38 al descanso.

En la reanudación, Frade apostó por Van Oostrum en pista desde el inicio acompañado por Antonio Peña, que empezó a ser imparable para el Knet (8 puntos en este cuarto, incluyendo 2 triples de 2 intentos), y Roberto Morentin, que hacía estragos en el poste bajo ante las ausencias de Mejeris y Santana, lo cual otorgó la máxima ventaja para los locales, que llegó a ser de 7 puntos. Pero cada vez que Cáceres estaba a punto de romper el partido, aparecía David Mesa con su espectacular lanzamiento de 5-6 metros que hoy funcionó a la perfección, ayudado por un Mikel Uriz negado de cara al al aro (0-6 en tiros de campo) pero moviendo muy bien el balón a sus compañeros. A falta de 10 minutos estaba todo por decidir (57-55).

Y no defraudó este último cuarto. Continuos cambios en el marcador, nueva oportunidad de Cáceres para sentenciar y, sobre todo, un final de infarto. Llegó por fin la anotación de Uriz, acompañando a Ruiz de Galarreta y Mesa. Pero Peña y Ashaolu continuaban enchufados. Con Cáceres uno arriba en el último minuto, un rebote ofensivo de Uriz, con Ashaolu permitiéndole cogerlo sin oponer resistencia, le permitió al base anotar a falta de 14,7 segundos y poner a su equipo arriba. Tras cometer una falta el Knet (no estaba en bonus), Cáceres jugó un mal ataque, que desencadenó en un lanzamiento de Pedro Robles desde 7 metros con un hombre encima. Entró. El público del Multiusos se volvió loco. Restaban 2,9 segundos. El último lanzamiento, muy forzado, fue de Rakocevic, que no consiguió anotar, dejando la segunda victoria consecutiva para los locales.

LA CLAVE: La intensidad de Cáceres durante todo el encuentro (especialmente bajo los aros) sobre un KNET mermado por las tempranas faltas de Mejeris y Santana.

CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD: Nguema (0), Kyzlink (2), Robles (9), Ashaolu (15), Duinker (5) -cinco inicial- Van Oostrum (10), Peña (16), Morentin (9), López (3), Hobbs (3).

KNET: Uriz (6), Suárez (5), Ruiz de Galarreta (19), Mesa (18), Mejeris (4) -cinco inicial- Arévalo (9), Tomás (2), Herrero (2), Rakocevic (0), Serna (2), Santana (3).

Parciales: 9-17, 29-21, 19-17, 15-15.

Crónica: Manu Corraliza

Sobre el autor

Antiguedad: 
8 años 11 meses
#Contenidos: 
501
Visitas: 
2,664,598
Comentarios: 
2,384

Comentarios

Sorprendente la racha de Andorra, aunque Peñarroya es un gran entrenador y Solana tiene muy buen ojo, porque fichar dos jugadores austríacos y que te salgan bien hay que ser bueno. pepitin, eso lo sabrás tu, pero Andorra tiene pinta de ser un club que está saneado económicamente y con bastante dinero , ya que Blanc, y sobretodo Dani Pérez, deben cobrar lo suyo

Vamoooooooooooooooosssss River Andorra suma y sigue!! Ahora a mantener los pies en el suelo, las derrotas llegarán y lo que marcará la grandeza de este equipo sera la forma de levantarse para volver a ganar!! mientras vamos sumando victorias importantes que ha final de temporada serán importantiiiisimas!! Força River y Visca Andorra!!

Pregunto: con el balón en las manos y sin mover los pies para nada, ¿ se pueden cometer pasos ?. Lo he leído por ahí, con las chorradas de pasos (de salida, reversos, etc.) se están cargando el baloncesto. Es alucinante. Y el afán de igualar las faltas, ni te cuento. Eso pasó ayer en Cáceres.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar