Adecco Oro J4 (I): Los recién ascendidos, Coruña y Andorra, continúan líderes

Solapas principales

  • Andorra y Coruña continúan invictos, mientras que Huesca no conoce la victoria. Breogán, Navarra y Alicante presentan sus credenciales

44477_0.jpg

Ford Burgos y Lucentum Alicante, duelo en lo alto. (Foto: Pablo Romero)
RESULTADOS JORNADA 4:
Cáceres C. del Baloncesto - Planasa Navarra 69-75
KNET - Leyma Natura Coruña 80-83
B.C. River Andorra - Club Melilla Baloncesto 89-77
Ford Burgos - Lucentum Alicante 64-69
Lobe Huesca - C.B. Breogán Lugo 43-71
Palencia Baloncesto - Força Lleida Club Esportiu 28/10
Barcelona Regal "B" - Club Ourense Baloncesto 28/10

 

Ha dado comienzo la cuarta jornada de la Adecco Oro y a Leyma Coruña y River Andorra no hay quien los pare. Líderes e invictos. Sus nuevas “víctimas”, Knet Logroño y Melilla. Lucentum Alicante retoma el camino de la victoria en un duelo de candidatos al ascenso en casa de Ford Burgos. Otro favorito, Breogán de Lugo, vencía cómodamente en la pista de Lobe Huesca, que no levanta cabeza. Mientras, Planasa Navarra sorprendía a Cáceres en tierras extremeñas. De momento el factor pista no es relevante en la Adecco Oro, hoy cuatro victorias visitantes en los cinco partidos disputados. El veterano pivot Ondrej Starosta, MVP de los partidos del viernes. Ha aportado 18 puntos y 16 rebotes para sumar 25 de valoración en la victoria de Planasa Navarra en Cáceres.

Cáceres C. del Baloncesto - PLANASA NAVARRA: 69-75

Planasa se lleva un igualado duelo en Cáceres

El Planasa Navarra ha derrotado al Cáceres Patrimonio de la Humanidad por 69 a 75 en un encuentro intensísimo especialmente en defensa, y en el que el mayor acierto al final del partido de los visitantes decidió el partido en su favor.

El conjunto de Ángel Jareño inició fuerte el partido merced a los buenos números de Starosta. 8 puntos y 5 rebotes en este cuarto mantuvieron sin problemas a Planasa en el partido. Cáceres buscaba correr para hacer daño en las contras y buscar canastas bajo el aro ya que los jugadores exteriores no estuvieron acertados en el tiro, hasta que salieron Robles y van Oostrum para dejar un 21-21 muy prometedor tras 10 minutos.
En el segundo periodo la defensa de Cáceres, una vez más, ahogó a su rival y, con un excelente van Oostrum autor de 15 puntos al descanso sin fallo en el tiro, provocó que los de Carlos Frade cogieran una renta de 8 puntos a 2 minutos del descanso. Starosta no apareció apenas en este cuarto y su equipo lo notó, ya que nadie consiguió darle relevo en ataque. Al descanso el marcador era favorable a Cáceres, 42-35.

En la reanudación Cáceres continuó con su fuerte defensa que no permitía ni una sola transición fácil a los de Jareño. La máxima diferencia llegaba a los 11 puntos gracias a los interiores Lorenzo y Ashaolu que tomaban las riendas en ataque. Sin embargo, en la única jugada polémica del partido, el propio Ashaolu colocó un soberbio tapón a Starosta y, sin que el balón llegara a tocar el aro, el reloj de posesión volvió a 24 segundos con rebote ofensivo visitante en una jugada que acabó en triple. Carlos Frade perdió los nervios y recibió una técnica, lo que acabó de enganchar a Navarra en el partido. En ese momento, Stu Douglass tomó el mando y anotó unas canastas espectaculares, para llegar a los últimos 10 minutos con empate a 58 en el electrónico.

En el último cuarto Cáceres se atascó en ataque, con malas selecciones de tiro en muchos casos y que, una vez más, arreglaba esos problemas desde el poste bajo. Sin embargo Iñaki Narros y Ondrej Starosta encontraron el acierto que le faltó a Cáceres en los últimos minutos, para llevarse una importantísima victoria a Pamplona. Al final, 69-75, con Starosta como MVP gracias a sus 18 puntos, 16 rebotes, 6 faltas recibidas para 27 de valoración.

LA CLAVE: Los últimos 3 minutos de partido, en los que Planasa encontró el acierto en el tiro mientras que Cáceres no anotó ni un solo punto.

CÁCERES C. DEL BALONCESTO: Nguema (2), Hobbs, Peña, Morentin (4), Lorenzo (14) - cinco inicial - Medina, Ashaolu (13), Robles (7), van Oostrum (18), Duinker (7), López (4).

PLANASA NAVARRA: Sanz (8), Narros (19), Soares (2), Cabanas (6), Starosta (18) - cinco inicial - Bonhome (8), Volkus, Kasse (1), Frutos (3), Douglass (10).

Parciales: 21-21, 21-14, 16-23, 11-17.

Crónica: Manuel Corraliza

KNET - Leyma Natura Coruña: 80-83

Un espectáculo de pequeños detalles… sin final feliz para el Palacio

Acostumbrados a esos finales de auténtico infarto, el Palacio (y cualquiera) no está tan hecho a que ese sufrimiento no acabe con final feliz. El Knet trabajó anoche a destajo y en la dirección correcta para diseñar ese final competido, a cara o cruz, pero como ya pasara en Alicante hace tres semanas, los detalles del final decidieron en contra otra vez. De nuevo ante un miura, un Leyma Coruña que seguirá una semana más de líder invicto y que exhibió sus sólidos argumentos en Logroño, un duro envite que el Knet aceptó sin miramientos. Esta vez no salió bien al final, una pena.

El técnico gallego Antonio Herrera felicitaba en rueda de prensa posterior a ambos equipos por un partido “que podría haber ganado cualquiera y nada habría cambiado”; Jesús Sala admitía cierta sensación de haber entregado la victoria en esos instantes finales. No es difícil coincidir en la jugada clave, con solo 2 minutos para el final y 74-71 para el Knet, ese rebote que captura David Mesa y su forcejeo con el visitante Román se resuelve con una discutidísima antideportiva al riojano, que Coruña aprovecha al máximo: los dos libres más un triple lateral de Zengotitabengoa (74-76). Siguieron remando los riojanos y, una vez más, tras una gran defensa y como ya pasara en Alicante, Mikel Úriz tuvo la última pero no entró tampoco esta vez. Cuestión de suerte, quizá la balanza ya estaba demasiado inclinada a raíz de esa acción anterior.

44476_0.jpg

Una acción discutida, pudo decidir el encuentro (Foto: cb clavijo)
La jugada es dura de asimilar para los intereses riojanos, y más aún no pudiendo obviar el minucioso trabajo del Knet previo de toda la noche que permitió llegar a ese escenario. Hasta entonces, un partidazo, no tanto en lo visual como en la batalla táctica y de detalles que libraron dos equipos llenos de recursos y variantes, y con las ideas claras. Quizá Leyma Coruña tiró un poco más de su cuerda durante el partido, mandando casi siempre con pequeños parciales y golpeando con energía siempre que el Knet reaccionaba y se ponía por delante. El nombre propio de un equipo con gran conciencia colectiva fue Kale al principio (11 puntos al descanso), haciendo daño en la pintura riojana, mientras eran los exteriores locales, Galarreta y Úriz, los que daban réplica en una primera mitad vibrante (42-43). El momento más delicado para el Knet llegó en el ecuador del tercer cuarto, minutos de desconcierto, pérdidas de balón y canastas sencillas para Leyma Coruña: secundarios como Lázaro, Hernández o Rogers propulsaron poco a poco a los suyos a un parcial 2-13 (56-64), demoledor en un choque de cortas distancias. La reacción riojana tampoco sería explosiva, sino desde el trabajo: un gran Sidao echó el cierre en la pintura, Mejeris y Joan Tomàs apretaron los dientes y Borja Arévalo asumió la responsabilidad, 5 puntos seguidos, para lanzar al Knet hacia el escenario deseado, ese 74-71 a tres minutos. Llegó la historia de la antideportiva y aparecieron los nombres de las grandes ocasiones: esta vez el gato al agua se lo llevaron Marcos Suka y Asier Zengotitabengoa. El Knet se queda una vez más con el orgullo y la rabia, trabajo por delante para que siga creciendo un proyecto que no pierde ilusión.

LA CLAVE: Antideportiva a 2 minutos: siempre acompaña la polémica a jugadas de ese tipo. La realidad es que se pitó y más aún que Coruña la rentabilizó al máximo, jugada de 5 puntos que le ponía en la lanzadera para el final de partido, de un 74-71 y posesión errada a un 74-76 verdaderamente franco.

KNET: Mesa (8), Ruiz de Galarreta (11), Suarez (3), Uriz (14), De Santana (6) - cinco inicial - Mejeris (11), Arevalo (11), Tomas (8), Herrero (2), Rakocevic (6).

LEYMA BASKET CORUÑA: Johnson (7), Kale (15), López, Almazán (6), Suka-Umu(11) - cinco inicial – Lázaro (9), Hernandez (4), Zengotitabengoa (14), Alonso (2), Rogers (9).

Parciales: 20-18, 22-25, 18-21, 20-19.

Crónica: Dpto. prensa C.B. Clavijo

B.C. River Andorra - Club MELILLA Baloncesto: 89-77

Nuevo triunfo coral de un recién ascendido sin complejos.

Cuatro victorias de cuatro posibles. Soñar es gratis, pero tener los pies en el suelo también es recomendable. El River Andorra está on fire. Con una confianza ilimitada en sus posibilidades y con unos jugadores que parece que llevan jugando muchos años juntos. Todo sale y el Melilla fue su cuarta víctima de la temporada. La fuerza del conjunto, la defensa agresiva al limite y un baloncesto ofensivo con recursos de casi todos sus jugadores. Es el colectivo o como diría Joan Peñarroya: “Juego integral”. Todo empezó con un público entregado. El Principado de Andorra vuelve a creer en el baloncesto y el River Andorra lo sabe y ofrecen un buen juego a su público. Es cierto que José Amador al minuto y medio de empezar el partido llevaba dos faltas y luego le siguieron Kiril Wachsmann, Héctor Manzano y Darius Pakamanis. El Melilla fue muy penalizado en los primeros diez minutos, pero en contrapartida River Andorra también con Anton Maresch y Dani Pérez castigados por esas defensas al límite. Los primeros minutos no tuvieron un dominador claro hasta el mate de Tomas Hampl (8 a 8). El parcial de 6 a 0 situó un 12 a 8 para los andorranos, pero Gonzalo García no podía contar con José Amador o con Wachsmann. Se notó. Además Tim Frost jugó con una lesión en una vertebra. No hubo excusa para los melillenses que cayeron porque el River Andorra le puso más intensidad y también estuvo más acertado. En definitiva, creyó en la victoria final. Dos puntos de Héctor Manzano pusieron 19 a 20 a Melilla, pero una dejada de Wright después de una asistencia de David Guardia dejó el electrónico en un 21 a 20 en el primer cuarto. El mejor ataque de la Leb Oro no funcionaba y el MVP de la pasada jornada vivía el partido desde el banquillo.

En el segundo cuarto, cinco puntos consecutivos –sumado a los dos últimos puntos del final del primer cuarto, por tanto siete- de Devin Wright pusieron un 26 a 22. Seis puntos consecutivos de Tim Frost fueron la respuesta. El técnico del Melilla, Gonzalo García, aposto por la zona 2-3, pero la táctica no tuvo el efecto deseado. Eso sí, Francis Sánchez anotó su primer y único triple del partido (37 a 34). Quién está con un nivel espectacular es Marc Blanch que dos triples suyos minaron de moral a los andorranos. Al descanso, 43 a 38 y el River Andorra sino bajaba los brazos daba la sensación que se llevaba el partido. El Melilla resistia gracias a Jesús Castro.

En la reanudación, el religioso Justin Safford anotó seis puntos seguidos. Uno de ellos con un espectacular mate a una sola mano. El jugador tenía en la cabeza la muerte de su bisabuela y creo que le dedicó su gran partido. Con el 49 a 38, Gonzalo García pidió tiempo muerto para parar la sangría andorrana, pero no lo consiguió. Eso sí, con un parcial de 0 a 6, Darius Pakamanis recibió una técnica por parte de los árbitros por protestar. El partido estaba en un 55 a 48. Safford no falló desde la línea de tiros libres y como suele pasar siempre después de una técnica reacción del afectado. Así fue. Parcial de 0 a 9 con un estelar Manzano y 59 a 58. Al River le entraron las dudas, pero tiro de casta con la dirección de Schreiner y también con Dani Pérez en pista. Ese juego de Peñarroya que tanto le gusta, es decir, combinar con los dos pequeños en pista. El Melilla empezó a creer con el 63 a 60, pero el River clavó de inicio de último cuarto un parcial de 9 a 0 y destrozó a un Melilla que se quedó sin respuesta. Se llegó a un 80 a 66 con un mate de Devin Wright y luego Gonzalo García intento una zona 2-3, pero el mal andorrano ya estaba hecho. La cuarta victoria se quedaba en Andorra y los modestos siguen sorprendiendo. La imagen del partido la dio Marc Blanch con un triple a un minuto del final (86 a 74) y celebrándolo con los brazos simulando que el partido había llegado a su final. Eso sí, la última canasta inverosímil fue de Dani Pérez con un triple contra tablero sobre la misma bocina.

LA CLAVE: La defensa asfixiante y al límite del River Andorra y sobretodo el excelente nivel de Thomas Schreiner que acabó con cero puntos pero secó al killer Francis Sánchez. Las tres faltas a José Amador en el primer cuarto también quitaron opciones interiores a Gonzalo García. La clave, en definitiva, fue el triunfo del colectivo. El cuarto triunfo coral del River.

B.C. RIVER ANDORRA: Dani Pérez (16), Maresch (7), Pablo Sánchez (4), Safford (12) y Hampl (9) - cinco inicial - Wright (13), David Guardia, Flis (10), Schreiner, Marc Blanch (18).

CLUB MELILLA BALONCESTO: Joan Riera (15), Jesús Castro (17), Francis Sánchez (12), Wachsmann (5) y Amador (0)  - cinco inicial -  Tim Frost (9), Marco (2), Manzano (17), Eloy Almazán (0), Nacho Romero, Pakamanis.

Parciales: 21-20, 22-18, 20-22, 26-17.

Crónica: Victor Duaso

FORD BURGOS - LUCENTUM ALICANTE: 64-69

Perelló se estrena con victoria ante su antigua afición y Alicante gana a Burgos

Flojo partido de los burgaleses, que sufrieron una clara derrota en un partido que no llegaron a liderar en ningún momento. El fallo en el tiro exterior y los desajustes defensivos condenaron a los de Andreu Casadevall, que no supo dar con la tecla para cambiar la dinámica atropellada del ataque.

44474_0.jpg

Suspensión de Dani López (Foto: Pablo Romero)
El partido comenzó con dos fallos consecutivos desde la línea de triples, situación que parecía augurar la tónica del encuentro, ya que Rafa Huertas robaba un balón y acababa anotando desde la línea exterior, si bien el propio Xavier contestaba a los pocos segundos con otro triple.El intercambio de golpes se prolongó un poco más con otro lanzamiento exterior de Rivero, contestado esta vez por Jorge García. Parecía que iba a ser un cuarto muy anotador, sin embargo los desaciertos en ataque hicieron mella en ambos equipos, que cerraron el marcador en 15-16 y las rachas (si bien cortas) en anotación como tónica del encuentro, con más físico que baloncesto.

El segundo cuarto tuvo un claro protagonista: Roma Bas. El alicantino anotó 7 puntos mientras Burgos comenzaba a escaparse del partido, con muchas dificultades para anotar y una preocupante falta de confianza de la que solo Sikma (MVP del partido, de nuevo) parecía escapar. El resultado: 26-37 y la imperiosa necesidad de reacción de los locales si no uerían dejar el partido perdido en la reanudación.Las figuras más destacadas por los alicantinos fueron el ya nombrado Bas (7 puntos) y el director del juego de los de Perelló, Albert Sabat, con 8 puntos, que a la larga acabaría siendo la figura clave del ataque. Entre los locales, Luke Sikma presentaba su candidatura a MVP del partido con 6 puntos y 6 rebotes que mantenían a Autocid en el partido, aunque por los pelos.

La reanudación supuso una pequeña reacción para los de Casadevall, a pesar del triple de Huertas que abrió la segunda parte. La actitud de Autocid había cambiado, y eso unido a una antideportiva a Rejón, junto con la canasta precedente y dos tiros libres anotados de Vinicius (sorprendente mejora de este jugador en ese aspecto) propiciaron que el marcador se pusiera 40-41 con un parcial de 13-1 a favor de los locales.

Marcus Vinicius comandaba la remontada de Autocid, mientras en la pintura se luchaba por cada balón y cada rebote y Sikma y Coppenrath protagonizaban una pelea increíble bajo los tableros. Sin embargo, todo el esfuerzo de Autocid por llegar a meterse en el partido no se vio recompensado, ya que Sabat acudió al rescate de los de Perelló con 2 triples y un robo que provocó una antideportiva de Marcus. El cuarto se cerraba con 44-56. La nota positiva fue el debut de Franco Roccia con el equipo, tras una larga lesión en el hombro. Autocid, sin embargo nunca renunció al partido y Jorge García se puso manos a la obra en ataque para tratar de reducir la distancia. El esfuerzo fue inútil ya que Llorca y Roma Bas sacaron los rifles y fusilaron a Autocid desde el 6,75 m. y, aunque Burgos trató de remontar y nunca perdió las ganas y las posibilidades, no supo rematar sus opciones y acabó perdiendo ante Alicante, acumulando dos derrotas consecutivas y una ansiedad creciente en el equipo, como resaltó el entrenador Andreu Casadevall en rueda de prensa.

LA CLAVE: La mejora de tiro exterior de Lucentum en la segunda parte, con un tirador en racha como Sabat (4/6 en T3) y mayor sangre fría por parte de sus jugadores destacados en los momentos clave del partido. De nuevo, la clave negativa la pone el escaso aceirto exterior de Autocid Ford Burgos

FORD BURGOS: Pep Ortega (12), Dani López (6), Juan A. Aguilar (3), Jorge García (14), Marcus Vinicius (9), Alberto Miguel (2), Luke Sikma (11), Jeff Xavier (7), Isaac López, Sergio Olmos, Franco Rocchia.

LUCENTUM ALICANTE: Rafa Huertas (9), Albert Sàbat (15), Romà Bas (12), Jesús Fernández (2), Álex Llorca (9), Shaun Green (3), Darryl Middleton (2), Pedro Rivero (5), Taylor Coppenrath (7), Guillermo Rejón (5).

Parciales: 15-16, 11-21, 18-19, 20-13.

Crónica: Rodrigo Garcia (@Rodri_Garcia)

Lobe Huesca - C.B. BREOGÁN LUGO: 43-71

Lobe Huesca naugrafa en su pista ante un regular Breogán

Tras una gran temporada en Huesca, Gintaras Leonavicius volvía a la capital oscense para enfrentarse a su ex equipo y era recibido con aplausos en la presentación. Al igual que la plantilla de Lobe Huesca que durante toda la semana se había conjurado para lavar la mala imagen dada hace siete días en Lleida e intentar demostrar a su afición que puede competir de tu a tu en la Adecco Oro.

Apenas se habían jugado los dos primeros minutos y con un marcador totalmente igualado llegaban los primeros problemas de faltas Diouf por parte visitante y Abouo por la local, se colocaban en dos faltas, lo que posiblemente obligo a los entrenadores a comenzar las rotaciones antes de lo pensado. El primer triple de partido, convertido por Winchester abría la primera mini brecha en el marcador 6-10 para Lugo. Rápidamente empataba Lobe, aunque de De Cobos respondía con un nuevo triple. El entrenador visitante solicitaba el primer tiempo muerto con un resultado favorable por apenas un punto 12-13. Huesca estaba defendiendo bien a los lucenses pero no conseguía anotar con fluidez lo que no le permitía llegar a ponerse por delante en ningún momento. Tras la salida del tiempo muerto Breogán mejoró en esos tres minutos y cerraba el cuarto con una ventaja de 14 a 19.

44472_0.jpg

Samuels reflejo del mal partido de su equipo (Foto: Kike Casanovas)

Habían pasado más de tres minutos y solo se había anotado una canasta en el inicio del segundo cuarto. Errores en lanzamientos y pérdidas de balón en unos minutos indignos de la liga Adecco Oro. Entonces anoto Lugo dos triples consecutivos y poco a poco comenzaba a ampliar su ventaja a pesar que no superaba los 10 puntos todavía. Costa intento aclarar ideas con un tiempo muerto, ya que los suyos en seis minutos solo habían anotado una canasta y los gallegos, sin necesidad de mucho acierto conseguían superar la decena, 16-28. De nuevo minutos de aburrimiento y despropósitos, siendo incapaces ninguno de los dos equipos de anotar en dos ataques consecutivos. A falta de un minuto, Cebular conseguía la primera canasta en juego para su equipo pero el marcador ya favorecía a Lugo 22-37. Con un nuevo triple visitante se terminaba la primera parte y Breogán ya tenía encaminado el encuentro 22-40. Tan solo Leonavicius, 12 de valoración, igualaba a la de todo el equipo oscense. 0/8 en triples locales y 6/11 en los visitantes deja bien claro lo que reflejaba el marcador en la primera parte.

En la reanudación de nuevo errores, no reaccionaba Lobe Huesca que fallaba todo lo que lanzaba. A los 35 minutos de juego Cebular conseguía anotar el primer triple para los oscenses. Una nueva canasta más allá de los 6,75 del escolta esloveno parecía dar esperanzas a los locales que conseguían acercarse con 34-46. Tras el tiempo muerto visitante, Breogán volvía a poner las cosas en su sitio y con un 0-8 a falta de un minuto volvía a recuperar el terreno. Con un marcador de 40-54 se llegaba al último cuarto.

Todavía más frio comenzó el último cuarto. Lobe no podía y apenas lo intentaba y a Breogán le valía mantener el balón y alargar las posesiones para dejar pasar los minutos. Poco a poco la diferenciase iba incrementando, superando los 20 a favor de los gallegos. Aun así Pepe Rodriguez solicitaba un tiempo muerto a falta de apenas cinco minutos, con el fin de intentar meter intensidad a su equipo y evitar la relajación. Algo que no era necesario ya que Lobe Huesca tan solo anotaba 3 puntos en los últimos 10 minutos. Al final victoria de Breogán en Huesca por 43-71, en un partido que como definió el entrenador visitante, de inicio de temporada con poco acierto y poco ritmo. Además ayudado por la forma de juego de ambos conjuntos más defensores que atacantes. Por su parte Quim Costa, si valoró el acierto de Breogán y la lucha de sus jugadores y la entrega en la segunda parte. Un dato curioso, a pesar de ir perdiendo durante todo el encuentro, Costa no solicitó ningún tiempo muerto en la segunda parte. Breogán venció en un encuentro aburrido y que ganó el menos malo, en el que Roeland Schaftenaar era el MVP con 19 de valoración, y donde 4 jugadores de Lobe Huesca valoraron negativo. Parece que Breogán encuentra la línea en su juego y las victorias, mientras que Lobe debe mejorar mucho si quiere conseguir alguna victoria a lo largo de la temporada.

LA CLAVE: El acierto puntual en el segundo cuarto de Breogán que le permitieron abrir una distancia de más de 10 puntos y que Lobe Huesca fue incapaz de recuperar, en cierta medida por su falta de calidad y acierto.

LOBE HUESCA: Charles Aobou (8), Lluis Costa (2) Matej Krusic (6), Sandi Cebular (16), Jamar Samuels (5) -cinco inicial- Jorge Lafuente, Javier Nasarre (4), Jan Orfila, Deividas Pukis, Adrián Fuentes (2). 

C.B. BREOGÁN LUGO: Roeland Schaftenaar (9), Gintaras Leonavicius (11), Anthony Winchester (9), Carlos Cobos (3), Michel Diof  -cinco inicial- Sean Ogirri (10), Alejandro Bortolussi (5), Manuel Gomez (10), Alejandro Navajas (8), Eduardo Martinez (6).

Parciales: 14-19, 8-21, 18-14, 3-17.

Crónica: Kike Casanovas

Sobre el autor

Antiguedad: 
7 años 9 meses
#Contenidos: 
56
Visitas: 
332,095
Comentarios: 
389

Comentarios

Autocid perdió porque fue peor. No hay escusas no jugamos a nada. A ver que tal en Melilla pero mucho tienen que cambiar las cosas, sobre todo en estático que cualquier zona se nos atraganta sobre manera.

Sabes que te digo?,que tururu y me remito a tus comentarios de preteorada. No tienes ni p...a idea y únicamente ves Burgos.
Jugo ayer Olmos por arriba del aro?.
Lo dicho

Donga seamos serios.
El proximo dia ponte a contar las faltas de uno de nuestros pivots y te daras cuenta de cosas.
No perdimos por los arbitros si no porque no jugamos a nada y tenemos mucho que mejorar.
Por ultimo a Huertas le pito una cuarta parte del pabellon. De los cuales la mayoria en su ambito laboral hubierais hecho lo mismo si no lo habeis hecho ya.
Asi que vamos a mejorar lo nuestro y dejarnos de excusas cuando se pierde.
Le deseo todo lo bueno a Perello, esta mas que preparado para dirigir a Lucentun.

a Romá Bas si acentuáis correctamente su nombre ( Romá = Román en castellano), pero no así en las dos veces que lo nombráis en la crónica..una vez es error ..pero dos..

costa comienza a ser discutido, y mucho, entre la afición oscense. se sabía que el equipo estaba hecho para la supervivencia, se sabía que tantos debutantes difícilmente podían conformar un equipo "hecho" desde el inicio...pero claro, ir haciendo el ridículo cada viernes es difícil de aceptar.

Knet-Leyma Curuña: Toda la culpa a la falta antideportuva del final (a 3 minutos) ¿Engaño? La prensa riojana no se acuerda de la falt antideportiva del principio?. Por favor, no restar méritos por ser un equipo principiante en la categoría. Creo que, de momento, se merece lo que está consiguiendo, por muchos motivos deportivos.

El Alicante gano por la mala defensa de al fin jugador y por la cantidad de triples ke metió algunos fueron inmerecidos porque los bloqueos ke ponen middleton ,Fernández y sobre todo rejón son todo menos bloqueos ,con una mano paran Al pivot para ke no vaya a la ayuda y con la otra paraba al escolta o alero ,gano Alicante justamente pero los árbitros ayudaron bastante a Alicante y además los pivots eran unos perros viejos maleducados y ke no saben defender ,antes del partido me propuse contar las faltas de rejón y conté 12!!!8 de ellas sin balón .alicante repartió mucho bueno solo los pivots.huertas decia ke no le iban a silbar pero fue al revés en el tercer cuarto todo el campo le llamo pesetero ...(se lo merece)

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar