Solapas principales

Amaya Valdemoro (Foto: Jacobo Payá)
  • Tras la disputa de la última jornada de la primera fase el Ros Casares ha terminado en octava posición, lo que implica un difícil choque de octavos ante el Valenciennes. Las francesas ya eliminaron a las valencianas en cuartos hace dos años
El Ros Casares Valencia se medirá definitivamente al conjunto francés del Valenciennes en los octavos de final de la Euroliga femenina, a pesar de su abultada victoria frente al Trutznov.

La derrota por 58-50 del Bourges ante el Dynamo en Moscú ha hecho que, por una centésima en el cociente total estadístico, las de Israel Sanchis sean octavas en el Top 16.

De este modo, las de la capital del Turia se medirán a un rival que ya conocen, tanto de las fases de clasificación como de su única participación en cuartos de final hace ya dos temporadas.

Las levantinas tendrán el factor cancha a favor en una eliminatoria al mejor de tres partidos, con fechas de 22 y 25 de febrero y 3 de marzo, algo que perderían en caso de pasar a la siguiente ronda.

Una vez en cuartos, la lógica indica que el rival fuera el Samara ruso, líder de la clasificación absoluta e invicto durante las 12 jornadas disputadas antes de los cruces.



Victoria prevista en el último partido

Ficha técnica

68 - Trutznov (28+15+11+14): Uhrova (21), Borecka (10), P. Kulichova (11), Stjeskalova (), Kramperova (5) –cinco inicial-, S. Kulichova (1), Stehlikova (4), Kuritkova (14), Urbanova (2)

103 - Ros Casares (20+36+19+33): Aguilar (9), Sánchez (2), Valdemoro (32), Page (14), Batkovic (14)–cinco inicial-, Jordana (7), Kireta (25), Zimerle, Pollini ()


Crónica

El Ros Casares Valencia fue capaz de cumplir con el guión previsto y se impuso de forma contundente en la República Checa al Loko Trutznov, al que derrotó por un claro 68-103.

El conjunto entrenado por Israel Sanchis lo hizo sin la ala-pívot norteamericana Chamique Holdsclaw, que a última hora decidió no viajar a la República Checa debido a las molestias que sigue arrastrando en su rodilla derecha.

El equipo checo llegó a alcanzar diferencias de 10 puntos, gracias a los triples de Kuritkova y Uhrova pero pese a ello, fue a partir de ese instante cuando el juego de balones al poste bajo comenzó a funcionar a las de la capital del Turia, que de la mano de Page y Kireta voltearon el marcador hasta el 36-37 a falta de cinco minutos para el descanso.

Desde entonces, junto a la pareja interior, Amaya Valdemoro comenzó a tomar la responsabilidad ofensiva y a hacerlo además con acierto, mandando a ambas escuadras a los vestuarios con 43-56.

Gracias al extraordinario acierto de Amaya Valdemoro y Suzy Batkovic y a la intensificación de la defensa, que permitió realizar numerosos contragolpes que casi siempre acabaron en canasta. Esa sería la tónica hasta el final del envite, con las locales tratando de forma desesperada de mantener su honor en la competición y las de Sanchis buscando la máxima diferencia posible.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
20 años 11 meses
#Contenidos: 
2,366
Visitas: 
12,481,694
Comentarios: 
6,520

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar