El Ciudad Ros Casares no dio opción al Hondarribia Irún (49-83) y mete miedo a sus rivales de cara a la Copa

Solapas principales

  • Nadie pierde comba en la cabeza de la Liga Femenina y muestra de ello es que el trío de cabeza cumplió con las expectativas y sacaron sus partidos adelante. El que sigue siendo más contundente es el Ciudad Ros Casares que pasó por encima de un mermado Hondarribia Irún (49-83) y no le anduvieron a la zaga el Rivas Ecópolis que superó al Gran Canaria por 83 a 47 y el Perfumerías Avenida que venció al Uni Girona (56-75).
EL PARTIDO DE LA JORNADA: HONDARRIBIA IRÚN 49 – CIUDAD ROS CASARES 83 La primera y la última vez que el Hondarribia Irún se colocó por delante en el marcador fue con el 2-0 inicial de Laura Nicholls. A partir de ahí comenzó el festival de Milton (11 puntos en este primer cuarto) que resultó ser una apisonadora, pero pese a ello las gipuzkoanas aún mantenían el tipo (6-10, min.5). Fue en dos nefastos últimos minutos de cuarto de las locales cuando el Ros Casares le asestó un mazazo casi definitivo al choque con triple en el último segundo de Amaya Valdemoro incluido (8-23). En el segundo acto el Hondarribia Irún insistió en ponérselo fácil a las taronjas. Las locales acumulaban pérdidas de balón en ataque que se traducían en contraataques para Milton y compañía, lo que sumado a los triples de Snell el parcial fue de 2-13 en 4 minutos. Especialmente mermado de efectivos como estaban las gipuzkoanas las de Cuadrat necesitaban que Dapo y Bavendam tomaran más protagonismo en ataque. La pívot alemana estuvo voluntariosa pero no pudo con la batería interior de las valencianas y no ayudó mucho el que Nicholls se fuera cargando de faltas hasta cometer la tercera a los 19 minutos de juego. Por su parte, la alero local no veía aro desde más allá de 6,25 metros. Mientras que en las filas valencianas Valdemoro volvió a cerrar el marcador sobre la bocina que lo situaba en un claro 17-45 al descanso. Tras el paso por vestuarios apareció la mejor versión del Hondarribia Irún. Dapo afinó la puntería en los triples y Nicholls y Bavendam estuvieron muy combativas en la pintura para completar así un parcial de 9-2. La que aparecía entonces por parte del Ros Casares era Laia Palau impidiendo que las vascas bajaran de la veintena de diferencia (35-63, min.30). Todo estaba sentenciado y sólo el orgullo de unas y la exigencia de otras generaban interés en un choque cuyo marcador se paró en el 49-83 final. EL RESTO DE LA JORNADA Menos esfuerzo del esperado le costó al Rivas Ecópolis deshacerse del Gran Canaria La Caja de Canarias (83-47). Las madrileñas avisaron desde el salto inicial con el 8-0 de arranque de partido pero las visitantes se agarraron al encuentro gracias al acierto de Arguello (19-12, min.10). De nuevo unos buenos minutos iniciales de las ripenses y el hecho de que la primera canasta en juego visitante no llegara hasta transcurridos 6 minutos disparó la diferencia por encima de la decena. Al descanso, 32-24. Para el tercer cuarto fue cuando terminó de decidirse el partido a favor de las del Cerro del Telégrafo con el trío interior Ujhelyi-Langhorne-Dubljevic sentenciando. Junto a Ros y Rivas el Perfumerías ha arrancado la segunda vuelta con victoria contundente sobre el Argón Uni Girona (56-75) con Lyttle y Willingham imparables. Otro que ha empezado el año con buen pie es el Celta Indepo. Las viguesas rompieron el choque en el segundo acto gracias a una gran labor de conjunto y una actuación destacada de Stakneviciene que dejaba el 38-24 al descanso. En la reanudación la propia pívot celtiña lanzó la diferencia a +20 lo que dejaba en bandeja el triunfo para las suyas que se encargaron de administrar la renta hasta el final (75-50). Además el Mann Filter volvió a demostrar su calidad defensiva sobre el Estudiantes al que venció por 63 a 47 y el Sóller se impuso al Real Canoe (79-70) para seguir en la zona media-alta de la tabla. El sábado el Cadí La Seu logró su cuarta victoria esta temporada en el encuentro que cierra la primera vuelta. Los 24 puntos y 9 rebotes de Arhonda Covington fueron esenciales en el triunfo. El Olesa Espanyol se vio dominado durante los primeros treinta minutos del encuentro. El partido, se vio definitivamente roto tras un parcial de 14-0 en el último cuarto que otorgaba a las locales la renta máxima que se quedó en 21 puntos. En el último cuarto, los esfuerzos de las de Lucas Mondelo fueron en vano y no lograron arrancar la segunda vuelta con victoria. Más información en feb.es

Etiquetas

Sobre el autor

Antiguedad: 
14 años 9 meses
#Contenidos: 
1,967
Visitas: 
1,558,084
Comentarios: 
79

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar