Solapas principales

¡Fiesta en Pumarín! Oviedo se lleva una vibrante final ante Burgos (80-77)

  • Hernández-Sonseca y Salvó, claves

El Polideportivo Pumarín presentaba un ambiente de gala para albergar la Copa Princesa y el partido no iba a defraudar ya desde los primeros compases. Ambos equipos comenzaban buscando imprimir velocidad al juego, pero eran los de Carlos Marco los que se mostraban más acertados de cara al aro. Dos triples de Manu Rodríguez daba las primeras rentas para los locales (10-4). Oviedo se encontraba más cómodo en la cancha y continuaba abriendo brecha. Un triple de Lohfberg ante una defensa zonal de Burgos desencadenaba el tiempo muerto de Diego Epifanio con 15-6 en el electrónico.

La buena labor de Soluade y la búsqueda de balones al poste alto por parte de San Pablo Inmobiliaria Burgos servía para devolver al equipo a la igualdad con un 2-7 de parcial, pero la aparición de Hernández-Sonseca y el acierto exterior de Oviedo la renta se volvía a abrir en un tramo final del primer periodo con intercambio de triples.

Dos buenas acciones de Santana y Hernández-Sonseca daban la máxima renta a Oviedo al poco de comenzar un segundo periodo marcado por mayor imprecisión en el juego por parte de ambos equipos. Vega se convertía en referencia del juego burgalés cerca del aro, pero las defensas imponían su mayor dominio. San Pablo Inmobiliaria conseguía un parcial 0-6 para acercarse en el marcador de la mano de Steinarsson, pero los locales no tardaron en responder y volver a hacer discurrir el encuentro por rentas en torno a la decena de puntos durante todo el periodo. Con 42-33 se llegaba al tiempo de descanso.

La segunda mitad arrancaba con imprecisiones. Más de dos minutos se tardó en anotar la primera canasta en juego. Manu Rodríguez cometía la cuarta personal y condicionaba la rotación de Carles Marco. Por su parte, Soluade dirigía a su equipo y con destellos de espectacularidad acercaba a Burgos en el marcador.

UF Baloncesto Oviedo tenía problemas para realizar buenas selecciones de tiro mientras que Burgos iba recortando hasta que Vega igualaba el marcador a 1:40 para el final del periodo (55-55). La emoción iba en alza, las aficiones de Burgos y Oviedo elevaban los decibelios de Pumarín y se llegaba al cuarto decisivo con 59-57 y las espadas por todo lo alto.

El periodo decisivo comenzaba con otra buena acción de un infalible Hernández-Sonseca. Edu Martínez y Jesperson intercambiaban triples y el partido seguía apretado. Los locales entraban en bonus a falta de seis minutos mientras que Vega daba la primera renta a Burgos a falta de 5 minutos (66-67).

Dos triples consecutivos de Santana daban renta de cinco tantos a los locales (72-67) pero se volvió a apretar el partido tras un palmeo de Huskic. Lohberg colocaba un 76-73 a falta de cuarenta segundos. En el intercambio final de tiros libres el partido se decantó del lado los locales y Pumarín fue una fiesta con el triunfo de su equipo ante un Burgo que compitió de principio a fin en una intensísima final.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 1 mes
#Contenidos: 
1,426
#Comentarios: 
4,995
Total lecturas: 
7,044,699

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar