¿Por qué era tan buena Marisol Paíno?

PERSONAL, MARISOL

Marisol Paino se eleva, como de costumbre, por encima de rivales y compañeras, para anotar
Marisol Paíno nació en 1955, en la localidad de Unión de Campos, Valladolid. jugó durante siete temporadas en el Celta de Vigo y allí ganó varias Ligas y Copas. Se retiró siendo la mejor jugadora de España de su época. ¿Cómo se cruzó mi vida con la suya? Mi inicio como senior fue en la temporada 76-77, formando parte de la plantilla del CREFF de Chema Buceta. Por aquel entonces el Celta era mucho más que un equipo a batir, nos parecía una auténtica bestia negra, temido e inalcanzable, y ello se debía en gran parte a que en sus filas militaba Marisol Paíno, jugadora estratosférica, distinta, que marcaba la diferencia. Por supuesto, esa temporada se proclamó campeón de Liga.

Fuimos a Vigo, nos tocó jugar contra el Celta creo recordar que el primer partido de la temporada (seguro que fue el primer viaje) y era mi debut personal. Cuando Chema, antes del partido, me dice que voy a ser la encargada de defenderla, que confiaba en mí, creí que se había vuelto loco, que estaba engañado, no comprendía cómo no se daba cuenta de que era mucho peor que ella. Pensé por un momento que iba a hacer un ridículo mayúsculo, pero enseguida asumí la responsabilidad, qué menos, y me vacié en la cancha el tiempo que estuve en ella. Aseguro que no sé cómo lo hice, me convertí en su nerviosísima sombra (a veces despistada) y me pasé todo el partido alucinando con su forma de jugar, de moverse, con su físico tan especial. Nos ganaron sin mucho esfuerzo por su parte. Pero la vuelta en nuestra casa fue otro cantar, rozamos la victoria.
Quién me iba a decir que Vicente Rodríguez (Cholas), entrenador del Celta, me ficharía la siguiente temporada y pasaría de ser rival a compañera.

PAÍNO, LA SÚPER JUGADORA

Lanzamiento en suspensión de Marisol Paíno.
Tenía una apariencia física poco agraciada, era fuerte, potente, fibrosa, con una calidad muscular extraordinaria. Sus 175 centímetros de estatura resultaban suficientes para dejar las bandejas en el aro y para hacer mates en los entremientos mientras el resto estábamos descansando, porque sus manos grandes le permitían abarcar el balón.
Rapidísima, con una velocidad de reacción casi explosiva y un salto tremendo, poco más necesitaba para destacar. Su tiro en suspensión te dejaba con la boca abierta, se mantenía en el aire como si fuera ingrávida y además con buena mecánica.

Se salía de todos los parámetros y esquemas sobre los que se asentaba el baloncesto femenino de entonces, muy táctico y de juego en equipo, porque ella solita con sus aptitudes físicas podía superar cualquier planteamiento defensivo.
Marisol era consciente de su “tirón”, de que la gente que llenaba el Pabellón iba a ver al Celta que casi siempre ganaba y levantaba pasiones y que eso en gran parte se debía a ella porque, jugara bien o menos bien, nunca pasaba desapercibida.
Siempre había una acción en su juego fuera de lo común: un robo de balón, un sprint, una entrada potentísima o un tiro imposible convertido. Y también, porqué no decirlo, un gesto, una actitud, una protesta al árbitro,… que exaltaban al público del que era su centro de atención. Pensaba que dar espectáculo iba implícito en su ficha.
Marisol Paíno en un gesto acrobático.
Sobre su defensa… ¡Cómo taponaba! Además, era tan rápida que no la veías venir y te quedabas pegada. Cabe decir que era limpísima jugando, incluido defendiendo, claro. No te tocaba ni metía el codo.
No sé cuántos títulos de Liga ganó con el Celta, único equipo de primera división en el que jugó, lo que sí sé es que no le gustaba estar en la selección española y casi siempre rechazaba las convocatorias de los entrenadores. Que yo sepa, solamente estuvo en el pre europeo de Alemania en marzo del 78. 

 

EL FINAL DE LA MEJOR JUGADORA DE ESPAÑA DEL MOMENTO

Pilar Marín defiende a una rival y tras ella, su compañera en el Celta Marisol Paíno.
Siempre en el candelero, era centro de los comentarios de la prensa de aquella época, algunos más afortunados que otros, pero eso es inevitable. Los periodistas que hacían crónicas de baloncesto solían ser respetuosos y se limitaban a criticar aspectos de la competición.
Sin embargo, José María García hizo de Marisol, por una época, centro de sus comentarios, tanto en la radio como en la revista Don Balón en los que, traspasando todos los límites de lo deportivo, cuestionaba su condición sexual. Recuerdo una portada suya con esta frase: Marisol Paíno, ¿hombre o mujer? Me pareció demoledor. Quiero pensar que, en su celo profesional, no tuvo en cuenta el daño que podía hacer a una mujer cuya pasión era el baloncesto y que, por cierto, jugaba fenomenal.
Vivíamos tiempos en los que las personas que no encajaban en los parámetros de la normalidad eran motivo de burla, dejando en evidencia la mediocridad y poca nobleza de espíritu de las que, en ocasiones, hace gala el género humano.

 

APUNTES SOBRE MARISOL, POR SONIA LUS (CADENA SER)

- En el 2016, después de varias décadas sin hacer declaraciones conseguimos entrevistarla en nuestro programa Acento Robinson de la cadena SER. Pasado aquello, nunca más pude volver a hablar con ella. Sigue muy afectada por todo, una pena. Aquí, unos apuntes que me preparé durante muchas horas para poder presentar el caso 'Marisol' en nuestro programa con la mayor rigurosidad posible. De las mejores de su época, por no decir la mejor. Era una jugadora determinante. Jugaba de 4, y basaba su juego en sus facultades físicas -rapidez, salto y capacidad reboteadora-, y en una buena mano para anotar. 

- Militó durante 7 años en el Celta de Vigo, retirándose con 27 años. Después de su retirada, intentó probar con el atletismo, pero no le llenaba, y también lo dejó.

- Palmarés: Tres Ligas y dos Copas de la Reina. Máxima anotadora de la liga en 6 de las 7 temporadas que jugó. Tres veces elegida “mejor jugadora española” Además, ha sido internacional con España en 23 ocasiones.

- Llegó a Vigo con tan sólo 20 años, para fichar por el Celta.

- Tuvo un inicio arrollador en la competición. En su debut, el 24 de octubre del 76, el equipo gallego gana de manera contundente al  Creff de Madrid (uno de los grandes de la liga) y Marisol mete 20 puntos. En la segunda jornada anotó 37 y en la tercera 24 puntos.

- La bomba salta en la cuarta jornada. 28 de enero de 1977. El Celta gana en la cancha el Evax de Barcelona (otro de los gallos de la liga) con Marisol Paíno como máxima anotadora del encuentro. Al finalizar, la delegada del Evax, Nuria Argüelles, denunció públicamente al Celta y a Marisol, afirmando que no era una mujer. Un día después, presentaron una denuncia en la Federación Española de baloncesto.

- El Celta se enteró de todo esto a través de los medios. El club quiso ocultar la noticia a la jugadora, pero viendo el eco de la noticia, optaron por decírselo.

- Una semana después, el Celta tenía que jugar en Tenerife. Al aterrizar, el entrenador ve en los quioscos la revista “Don Balón” (que dirigía José María García) con la portada ocupada por el rostro y el torso, cubierto por un balón de baloncesto, de Marisol Paíno. Y el titular “¿HOMBRE O MUJER?”. El entrenador compró todos los ejemplares pero Marisol no fue ajena a lo que pasaba, y sólo anotó 5 puntos en el partido.

Famosa portada en 'Don Balón' impulsada por el periodista José María García que destruyó la carrera (y casi la vida) de una de las mejores jugadores de todos los tiempos.

-  El choque psicológico que la denuncia produjo en Marisol fue grande. Pasó días muy amargos, se pensó en la idea de análisis, pruebas… Todo lo que pudiera demostrar que era una mujer.

- La propia Marisol, una vez pasado aquel trance, llegó a explicar: “Soy diferente, pero para mí, soy normal. No me parezco a mucha gente. La menstruación la tuve por primera vez a los doce años, con lo que queda patente mi condición femenina. Luego, unos trastornos de ovarios me llevaron a hacer tratamiento adecuado y sin duda las hormonas pueden haber sido clave en la duda que ahora se plantea”.

- El escándalo se fue apagando, gracias en parte, al silencio de la Federación. El Celta gana la liga, y Marisol es llevada a hombros por la afición gallega. (Sus anotaciones rara vez bajaban de los 25 puntos por partido, llegando a alcanzar, por ejemplo, los 41).

- De los 7 años que jugó, Marisol Paíno fue la máxima anotadora de la liga en 6 ocasiones (No hizo pleno porque un año estuvo dos meses lesionada) Con números que algún año superaron al máximo anotador de la liga masculina.

- Sus fantásticas actuaciones la llevan a la selección nacional. Debuta en 1977.

- El Celta vuelve al ganar la liga en 1979, y Marisol es la jugadora decisiva, con 18 puntos en el partido final, máxima anotadora del partido.

- Y otra vez regresa la polémica. Marisol es convocada con la selección para jugar el Campeonato de Europa de 1979. Se anuncia un control de sexo para todas las jugadoras del torneo y Marisol abandona a la selección. Justifica su decisión alegando mal ambiente, falta de compañerismo, e incluso rechazo de alguna compañera hacia ella. 

- Nunca se supo en realidad el porqué de su renuncia a la selección, aunque evidentemente, el control de sexo tiene algo que ver. La duda es si Marisol pensaba que no lo iba a pasar, o si lo hacía por dignidad.
- Mientras, siguen los éxitos deportivos con su equipo. En 1981, el Celta conquista su primera Copa de la Reina. Ganó en la final al Picadero de Barcelona (el Evax de antes) y cómo no, Marisol Paíno fue la máxima anotadora de la fase final.

- A todo esto, hay tiranteces entre Marisol y la directiva del club. Marisol, cobra un sueldo del Celta, es decir, es profesional, algo nada habitual en esa época.

- Con Marisol de capitana del equipo,  llega la temporada más brillante en la historia del Celta. 1981/1982. Doblete: Liga y Copa de la Reina. Y la temporada más brillante en la carrera de Marisol, se llevó todos los reconocimientos individuales: Máxima anotadora de la liga, máxima anotadora de la Copa, Mejor jugadora española (premio que Fernando Martín se lleva en categoría masculina), mejor deportista de Vigo (la primera que se lo lleva sin ser gallega) e incluída en el quinteto ideal de Europa.

- En la temporada 82-83, comienza el principio del fin de Marisol. La Federación impone un control de sexo para todas las jugadoras. Marisol no se presenta en uno de los primeros partidos de liga, y gana fuerza la idea de retirarse para ser coherente con su convicción de no pasar el control de sexo. Aunque en alguna ocasión dijo que lo pasaría, la realidad es que nunca lo hizo.

Plantilla del histórico Celta que consiguió el doblete en la temporada 1981-82 y final del Marisol Paíno (nº 15), al lado de la ya desaparecida Carmen Martínez (nº11).


- En aquellos días de su retirada, se escribió: “Marisol Paíno, la mejor jugadora española, ha optado por abandonar el deporte, harta y asqueada de ser blanco de morbosos sensacionalismos totalmente extradeportivos…. Han conseguido destrozar humanamente a una persona cariñosa y honesta, cuyo único ‘pecado’ es ser la mejor”.  J.C. Real en el ‘Faro de Vigo’.

- “Ante tantos ataques viles, ante las manipulaciones infames que viene sufriendo, ante las calumnias que se han desatado en torno a ella, valga este homenaje a Marisol Paíno. La mujer, la persona. Sin más”. Quicio, en un diario de Valladolid.

- Marisol afirmó que se iba porque el Celta le había prometido un trabajo que nunca llegaba, y que tenía que mirar por su futuro.

- Marisol pasa los siguientes años en el Xuncas de Lugo (2ª división, donde no se exige el control de sexo) entrenando en colegios y termina en el Mercantil de Vigo (donde logra el ascenso a Primera B y donde dice adiós a las competiciones nacionales).

- Algunas frases de Marisol: ‘Soy de carne y está claro a qué género pertenezco’, ‘Querían un certificado de mi sexo, y cuando lo tuvieran, pedirían otra cosa’. Siempre esgrimió razones de dignidad.  Sobre lo sucedido, Marisol llegó a afirmar en una ocasión que al único que no perdonaba era a José María García: “porque no tiene escrúpulos”.

- Todo lo que sucedió provocó que sus 7 años en el Celta fueran un montaña rusa de emociones, de tranquilidad y polémica…Cierra sus etapas sin mirar atrás, dice que no se arrepiente de nada.

- A pesar de todas las polémicas, Marisol siempre tuvo el apoyo incondicional de la afición viguesa. De hecho, la opinión en Galicia es que si Paíno hubiera jugado en uno de los equipos grandes de Madrid y Barcelona o si fuera una jugadora del montón, nunca hubiera pasado nada.

- No cabe duda de que marcó una época, y que podría haber ido más allá, si por ejemplo, no hubiera renunciado a la selección, pero se retiró con 27 años, en una decisión difícil de entender y con el manido control de sexo siempre pululando alrededor de ella.
 
 

Sobre el autor

Antiguedad: 
3 semanas 1 día
#contenidos: 
2
#Comentarios: 
22
Total lecturas: 
6,063

Comentarios

Buen artículo Pilar (por cierto recuerdo verte jugar en el desaparecido Iberia). Supongo que Marisol sufriría mucho por estos comentarios pero, en mi modesta opinión, se equivocó en no hacerse la prueba que se puso obligatoria para todas. Respecto a José María Garcia, nunca le interesó el baloncesto (mucho menos femenino), pero tenía un lema "la noticia es que un niño muerda a un perro y no lo contrario) Es decir no iba a perder un minuto en valorar a una buena jugadora de baloncesto pero si en poner en duda su género. Por último para más polémica uno de los entrenadores campeones con el Celta en esa época fue Nacho Polo que años después en Madrid fue condenado por pederasta.

Muchas gracias.

No sé quién eres pero aún así te diré que tengo un cariño especial a tu periódico porque, en aquella época, me hicisteis una entrevista y publicasteis una foto mía, primer plano, que ocupaba toda la contraportada. No te imaginas el sobresalto cuando, esperando el autobús, me veo en el periódico que leía el señor que tenía a mi lado.

Marisol tenía sus razones para no someterse a esa prueba y yo, conociéndola, las comprendí. Ten en cuenta que una cosa eran los controles de cromatina sexual que hacían en los campeonatos de Europa y otra muy distinta imponerlos en la Liga española cuando ella marcaba la diferencia. Había mucho trasfondo extra deportivo, ambición y crueldad. En vez de trabajar en la cancha para superarse y poder contrarrestar su efectividad, maquinaban en los despachos.

José María García es un señor que me inspira poco respeto como profesional y ninguno como persona.

Fíjate, conocí a Nacho Polo siendo muy jovencita (tendría 12-13 años) porque era entrenador y jugador en el Claret, colegio de mi hermano. Mi recuerdo de él: amable, educado, solitario, de carácter cambiante y con un pestañeo muy fuerte y continuo detrás del grueso cristal de sus gafas. Quizá apuntara maneras, no sé.

Y es que el mundo del baloncesto, al estar integrado por personas, trasciende de lo meramente deportivo y a veces deja asomar las miserias humanas.

Era impresionante ..recuerdo una final de copa Picadero - Celta...ella anotó 39 y Rosa Castillo ..impresionante también aunque muy distintas 36...fue todo muy desafortunado...pero es cierto que en campeonatos de Europa había control de sexo y sus excusas para no acudir ..no se entendían..en el programa de Robinson al que se alude se nombran casos similares ..como la atleta Martinez Patiño..con lo que interpreto..soy médico.. se habla de " estados intersexuales " ,,cromosomopatías ..sobre las que la legislación estaba vacia...no lo se ..en cualquier caso gran artículo..a Pilar no la llegué a ver ..pero la segui en aquellos años inolvidables en que el diario As daba una gran cobertura..Paino..Castillo..Bartrán Marín .Rocio ..Mely Suarez...Liboreiro..Bartran ..Susana Garcia.. Rocío..Fraile...Moreno.. C.Martinez..Cecilia Garcia,,..etc..gran articulo

otro articulazo de solobasket. Nunca sabremos hasta donde podria haber llegado Paino, pero en mi opinión le quedaban sus mejores años. Respecto a JMG, pues el es el impulsor de este periodismo deportivo basura ( no voy a entrar en el general ya que estamos en solobasket). Basta decir que la única vez que se acercó a dar noticias de Baloncesto femenino fué en esta ocasió. Carnaza y más carnaza, todo vale

A mí también me dio por pensar... ¿qué impacto habría tenido España con Paíno como titular en los Europeos de Francia 76', Polonia 78', Yugoslavia 80', Hungría 83'...

Eso era un imposible, utilizando la imaginación creo que habría supuesto un salto cuantitativo en la valoración y prestigio de la selección española, además de una revolución en la manera de entender y entrenar baloncesto femenino. En España, claro.

Quizá muchos entrenadores habrían visto un terreno abonable y productivo en las mujeres. Por esa época todavía el entrenador de baloncesto femenino estaba menos considerado que el de masculino.
Se decía que las mujeres éramos muy difíciles por ñoñas o envidiosas cuando en realidad éramos muy disciplinadas y con mucha mayor capacidad de esfuerzo y de superación.

Hola pilar , me ha encantado el artículo.
Las veces que he hablado de Marisol, a niñas que jugaban al BASKET , y en las conferencias y coloquios en los que he participado, me parece increíble que la memoria" histórica" de nuestro baloncesto este tan olvidada, ya no sólo por ella.... sino por tantas y tantas jugadoras,que han hecho lo que hoy en día es el BASKET femenino (por supuesto incluyéndote a ti).
Un besote muy fuerte

Enhorabuena por el artículo. Las pocas veces que por TVE pude ver cómo jugaba Marisol Paíno, me parecía por encima de todas las demás.

Me habría gustado que en España se hubiera formado un equipo que hiciera frente al Daugawa de Riga de Semenova, que entonces era imbatible, pero la organización y aspiraciones del basket femenino que teníamos por aquel entonces era el que era.

De todos modos, hubiera estado de puta madre que de paso que le hacían el control de marras a Marisol se lo hubieran hecho tambien a la tal Nuria Argüelles a ver que tal le sentaba, habría sido un acto justicia poética.

Soy de cerca de Vigo y me acuerdo perfectamente de la polémica, entonces yo era socio del Celta femenino.Creo que Marisol se equivocó,aunque entiendo en cierta manera su postura.Pasando la prueba hubiera zanjado la polémica de un plumazo y de paso jodido hasta el mísmisimo tuétano al enano intelectual que es JCM, ejemplo de lo que no debe ser un periodista de lo que sea. El periodismo de este país está mucho mejor sin personajes de la calaña de Encarna, el inefable JCM o Pedro J.....y de los de ahora De La Morena vaya tela, digno sucesor del butanito. Como me alegro de que en el mundo del baloncesto estos personajes pseudoperiodistas sean rara avis.

Absolutamente ,el tema Paino, superó el ámbito José Manuel garcía, se convirtió en un debate nacional, que , efectivamente se alimentaba por las continuas negativas de Msrisol a pasar el control de sexo y a sus negativas siendo ,a ,ejercicios jugadora del país a ir con la selección. Creo que Msrisol, gran atleta ,no estuvo nunca bien asesorada y la dejaron a los pies de los leones, porque tanto como,club como federacion podrían haberla ayudado frente a una sociedad machista , que poco le hacía falta que jaleara mr garcía en las ondas. Otro Guion que en manos Sajonas sería un magistral film.

Interesante artículo, gracias por compartirlo. Por un lado vemos cómo se puede machacar a una persona e intentar hundirla, aunque creo que Marisol tendría que haber hecho ese examen médico y zanjar la polémica. No es doparse el hecho de tener las hormonas de otra manera que la mayoría de mujeres.

En cuanto a José María García, pues decir que ha sido un periodista muy influyente, con bastante mala baba y que me asombro al pensar cómo ha podido llegar a altas cotas no teniendo ni zorra idea de la mayoría de deportes que comentaba, además de ese nivel de imbecilidad tan elevado que gastaba. Lo suyo era intrigar y crear polémicas, en eso era todo un número uno

Años después y viendo la historia, la negativa a pasar el control parece un error. Da la sensación de que no puso fin a la polémica, aunque esta polémica fuera desacertada.

Brutal artículo, felicidades. Y bueno, que decir al respecto de José Mª García... Con cosas como esta demuestra el enorme "amor-odio" que podía llegar a despertar. Gran periodista sí, pero no todo vale... Un adelantado a su tiempo para muchas cosas, pero un auténtico ceporro para tantas otras.

Por desgracia para esta mujer, importaba más contar las miserias propias del reportero en lugar de los logros del deportista.
Pero además estamos hablando de JMG, no de cualquiera, nos encontramos al periodista más mafioso que ha habido en este país, que hizo norma del "conmigo o contra mí", y ponerse en contra suya (no concederle una entrevista, o simplemente no cuadrar con su opinión), como le pasó a esta chica, tenía consecuencias terribles, tal era el poder que tenía entonces en la opinión pública.
Por suerte, los tiempos de este individuo terminaron, y la prensa deportiva ganó solo con su ausencia.

Realmente una vergüenza y una pena por lo que tuvo que pasar, ojalá que nadie lo tenga que volver a vivir...
Y por cierto, una desgracia para la selección española