Solapas principales

Tripleta de favoritos en cabeza. Partidazo y MVP para Jesús Castro

  • Burgos, Andorra y Palencia por ahora los tres únicos invictos en solo dos jornadas
  • Jesús Castro, MVP con 38 de valoración

RESULTADOS JORNADA 2:

Força Lleida CE - Planasa Navarra85-78
Clínicas Rincón - Quesos Cerrano Palencia63-73
Leyma Natura - Coruña Cocinas.com83-79
B.C. River Andorra - Peñas Huesca83-58
Ford Burgos - Club Ourense Baloncesto69-61
Unión Financiera Oviedo - Club Melilla Baloncesto12/10
FC Barcelona - C.B. Breogán Lugo13/10

A falta de lo que puedan hacer Breogán y Melilla, ya han tomado el liderato la tripleta de favoritos de esta temporada de la Adecco Oro. Andorra, líder, pasaba por encima de Huesca con un partido que dominó cómodamente. El vigente campeón, Burgos, pasaba más apuros pero finalmente debutaba como local llevándose la victoria ante Ourense. Como visitante se llevaba la victoria Palencia ante los jóvenes de Clínicas Rincón. En los otros dos partidos estrenaban el casillero de victorias los dos equipos locales. Lleida en un partido muy igualado vencía a Navarra y Coruña se imponía a Cocinas.com con el gran partido de Jesús Castro que terminaba el encuentro con una valoración de 38 y es el MVP provisional de la jornada, en la que también destacó el base recién llegado Mokongo.

Consulta la Guía Adecco Oro 2013-14 -Actualizada con los últimos movimientos-

FORÇA LLEIDA CE - PLANASA NAVARRA: 85-78

Milutinovic lidera la primera alegría del Força Lleida

El nuevo proyecto del Força Lleida Club Esportiu ya tiene su primera victoria (85-78). En un debut brillante de Andreja Milutinovic, los discípulos de Joaquín Prado se han impuesto al Planasa Navarra en un gran último cuarto. Los hombres de Ángel Jareño, que siguen sin estrenarse en la presente Adecco Oro, han sido incapaces de mantener la ventaja cosechada en el tercer período, a pesar del gran partido de Michael Mokongo, que también se estrenaba hoy en las filas navarras.

1370280_10202218708296182_299712440_n.jpg

Àlex Llorca penetra con decisión (Foto: Xavier Mitjana)
La competición liguera empezaba en el Barris Nord con un triple desde la esquina de Terrell Vinson. El conjunto local salía con la máxima motivación ante su público y, con unos porcentajes de ensueño, obligaba a Jareño a detener el encuentro cuando Planasa apenas se había percatado del inicio del choque (9-0). El tiempo muerto visitante era efectivo y los de Pamplona reaccionaban ipso facto con un parcial de 0-8 que variaba el panorama. Un triplazo de Llorca y un 2+1 de Samu Domínguez devolvían la tranquilidad a los de Prado, aunque por poco tiempo ya que los navarros apretaban de la mano de Quique Suárez. Un triple de este último dejaba a los foráneos por encima al final del primer asalto (16-17).

Debutaban el serbio Milutinovic y el francés Mokongo, que contra pronóstico terminarían siendo los máximos anotadores de sus respectivos equipos nada más aterrizar en la liga. El alero del Força Lleida, no obstante, ya dio muestras de su potencial en el primer balón que tocó. Un tiro bombeado que entraba limpio y desatascaba a los catalanes en un mal momento de juego. El ex del Estrella Roja, que ha estado probando con Bilbao y Milán este verano, es una de las promesas más remarcables del baloncesto balcánico y ha venido a demostrarlo desde el primer día. Un gran triple suyo, unido a la lucha de Alzamora bajo aros y a la velocidad de Álex Llorca, dinamitaba el partido a favor de los locales. Tras una tímida reacción de Planasa Navarra, Alzamora y Llorca deleitaron a la grada con un pase de cancha a cancha que el escolta convertía en dos puntos (36-32). Al descanso, mandaba el Força Lleida por un ajustado 38-33.

Surrealista inicio en el tercer cuarto. En una jornada en la que todos estaban pendientes de la aplicación de las nuevas normas, instauradas deprisa y corriendo, los árbitros erraron en lo más básico. Concedieron al Força Lleida una posesión inicial que pertenecía a Planasa Navarra y, a partir de ahí, vino un desconcierto generalizado que no se zanjó hasta que una acción de lucha fue otorgada a los navarros para compensar la equivocación anterior. Mientras tanto, un activo David Mesa complicaba la vida al juego interior catalán, que veía como Arteaga se tenía que sentar en el banquillo al cometer la cuarta falta. Simeón y Navajas rivalizaban desde el perímetro, antes que Quique Suárez silenciara al Barris Nord, también con un tiro de tres puntos (49-52). Al Lleida le costaba encontrar el aro y Mokongo, en su salsa, marcaba el ritmo del encuentro, a pesar de abusar en demasía del bote de balón. La situación estaba bajo control para los hombres de verde al final del tercer período (52-56).

No obstante, los partidos en el Barris Nord son muy largos para los rivales y esta temporada parece que no va a ser una excepción. Bien lo sabe Jareño, incapaz de conquistar esta cancha. Navarra entraba muy rápido en bonus y los de casa lo aprovechaban para ir sumando desde la línea de personal. Un rebote ofensivo materializado en canasta por Terrell Vinson empataba la contienda y cambiaba la cara a los locales, que tomaban la manija. Mokongo apretaba con un triple pero Matulionis, muy gris hasta ese momento, se sacaba de la chistera un triple vital (71-65). Milutinovic hizo el resto. Forzó una antideportiva, desquició a todo rival que se propuso detenerle y sentenció el partido a base de tiros libres (85-78).

LA CLAVE: El buen debut de Andreja Milutinovic, que recién llegado a Lleida (se temió hasta el último día por que no llegara el transfer a tiempo) fue el MVP del equipo. Dejó 18 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia en su casillero para un total de 25 tantos en valoración, además de forzar la antideportiva que terminó de decantar la balanza. Por si fuera poco, aún le quedaron fuerzas para espolear al público para que animara en los compases finales. Carácter balcánico.

FORÇA LLEIDA CE:  Llorca(15), Simeón (5), Matulionis (4), Arteaga (8), Vinson (11) -cinco inicial- Sutina, Alzamora (6), Domínguez (6), Milutinovic (18), Llorente (12).

PLANASA NAVARRA: Sebirumbi (4), Bonhome, Díaz (6), Urtasun (2), Navajas (11) -cinco inicial- Mokongo (20), Mesa (17), Lorenzo, Savitski, Suárez (17), Durchev (1).

Parciales: 16-17, 22-16, 14-23, 33-22.

Crónica: Marc Retamero Castelló

CLÍNICAS RINCÓN - QUESOS CERRATO PALENCIA: 63-73

Victoria del Quesos Cerrato Palencia en Málaga ante el Clínicas Rincón 

El conjunto palentino demostró su potencial este año ante un conjunto local que sólo hizo frente al contrario en la primera parte. Tras la mala salida de vestuarios en el tercer cuarto, los de Francis Tomé nunca recuperaron las sensaciones que habían mostrado con anterioridad ante un Quesos Cerrato Palencia que mostró sus credenciales para ser uno de los equipos a tener en cuenta en la parte alta de la tabla. Las bajas en los locales de Todorovic, con un golpe en la mano en el entrenamiento del viernes, Francis Sánchez, sin fecha aún de vuelta a las canchas, sumadas a la de Domas Sabonis en dinámica ACB, complicaba aún más las opciones del Clínicas rincón ante un rival de mucha calidad. Pero a favor estaba el estreno de la nueva sede de Carranque, que volvía a albergar baloncesto de élite después de 20 años.

El primer cuarto comenzó con un gran ritmo y jugadas rápidas por ambas partes aunque con muchas imprecisiones. Las primeras canastas caen del lado local gracias a un Alberto Díaz que parece asumir la responsabilidad. El 4-0 inicial supondrá la máxima ventaja local en el partido, ya que Palencia comienza a jugar con más entereza en estático, con acierto desde el perímetro y superioridad en el juego interior. Una jugada de 2+1 de Rejón coloca la máxima ventaja de Palencia 13-18. Las rotaciones en el Clínicas Rincón para mantener el alto ritmo de juego que dejaba intactas las opciones de los locales aunque casi siempre iban a aremolque en el marcador. Cin 16-18 se llegaba al final del primer cuarto.
El segundo periodo seguía con la misma tónica. Abouo  y Rejón hacían de las  suyas, Carles Bravo anotaba desde el exterior y con un triple parece abrir brecha con un 20-28 a 6:44 del descanso. Pero contesta en el otro aro Díaz con otro triple.  Dos acciones de Roger Fornás suponen la máxima ventaja visitante en la primera parte para Palencia de nueve puntos (23-32).  Es entonces cuando Pepe Pozas se echa al equipo local a sus espaldas y con siete puntos consecutivos y la acción posterior de Alberto Díaz igualan el tanteo a 32 a 3:05, obligando a Natxo Lezcano a parar el juego con un tiempo muerto. El parcial local llega a ser de 11-0 con la canasta de Luis Conde que da la vuelta al marcador (34-32), hasta que Guillermo Rejón lo rompiera con su poderío en la zona, con dos acciones suyas, devolviendo la ventaja a Palencia. Pero el último contraataque local, culminado por el británico Mo Soulade con una andeja sobre la bocina, dejaba en tablas el marcador al descanso con un 36-36, aunque en la faceta reboteadora la diferencia de 14-23 ya comenzaba a ser preocupante para los locales.

clinicas.jpg

No pudieron ganar los locales (Foto: Dpto. Prensa Clínicas Rincón)

Y para sorpresa de todos los presentes en el Pabellón de Carranque, ahí se acabaron las aspiraciones de victoria del Clínicas Rincón. Porque el comienzo de la segunda mitad fue de total dominio palentino. La fuerte presión defensiva impuesta por el Quesos Cerrato Palencia desconcertaba al un tanto aletargardo Clínicas Rincón que encajaba un parcial nada menos que de 1-15 que rompería ya definitivamente el encuentro en sólo cuatro minutos (37-51). Tuvo que ser Alberto Díaz quien anotara la primera canasta en juega de la segunda parte para los suyos a 5:07 del final del periodo. Parecía reaccionar el cuadro local de manos del trío “veterano” formado por Díaz, Pozas y Guillén. Una jugada de 2+1 del tinerfeño acercaba a ocho puntos al Clínicas Rincón (46:54). Pero entre Barbour, Fornás y Abouo se encargan de que no sea así y mantienen con sus acciones la ventaja visitante entorno a los diez puntos. Una antideportiva sobre Pepe Pozas parece propicia para la reacción local, pero cuando falla los tiros libres y se pierde la pelota en estático y es que las sensaciones en el equipo de Francis Tomé parecen ya de derrota y eso que faltaba mucho por jugar. Al final del tercer cuarto la ventaja visitante seguía siendo clara de 50-61.

Un triple de Abouo en la primera jugada del último periodo deja a las claras que la empresa de la remontada local estaba lejos de ser cierta. Pozas y Díaz siguen intentando tirar del carro para que la brecha no sea aún más amplia, cuando la superioridad en el rebote era ya total para los palentinos. Rejón podía en el uno contra uno tanto en ataque como en defensa con Guillén y las jóvenes torres africanas del Clínicas Rincón. Y para colmo, Garrido enchufa un triple en el límite de la posesión a 4:53 para poner un 56-69 que parecía ya definitivo. Un par de triples locales de Soulade y Guillén bajan de nuevo la distancia en el electrónico por debajo de los diez puntos pero ya sin tiempo. Al final, el Quesos Cerrato Palencia que se apunta su segunda victoria en liga, ante un Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón que de nuevo es capaz de competir, pero que no saca la victoria.

LA CLAVE: El poder reboteador de los visitantes con 12 segundas opciones en ataque, el dominio en la pintura de Guillermo Rejón y el completar en el lado local hasta seis jugadpres con valoración negativa. 

CLÍNICAS RINCÓN: Soluade (8), Ruiz (2), Díaz (20), Nguirane, Guillén (13) -cinco inicial- Pozas (14), Conde (5), Benemene, Karahodzic, Gutierrez, Malick (1), Sabonis.

QUESOS CERRATO PALENCIA: Otegui (8), Forcada (8), Rejón (17), Barbour (8), Feliú (7) -cinco inicial- Abouo (8), Bravo (6), Garrido (3), Fornás (6), Moncasi (2).

Parciales: 16-18, 20-18, 14-25, 13-12.

Crónica: Antonio J. Reyes 

LEYMA NATURA CORUÑA - COCINAS.COM: 83-79

Un genial Castro conduce al Básquet Coruña al triunfo

Tras la derrota in extremis en el partido inaugural de la semana pasada, se presentaba el Básquet Coruña ante su afición, la cual respondió de forma bastante fría, con apenas unos 1000 espectadores en las gradas de Riazor. Enfrente, un cocinas.com, plagado de muchas novedades, al igual que el equipo local, con ganas de refrendar las buenas sensaciones dejadas en su primer partido.

Las primeras ventajas en el choque cayeron del lado riojano, gracias a un excelso Galarreta en ataque. Su equipo encontraba posiciones cómodas de tiro, y en el equipo coruñés se notaba cierta falta de acople entre sus piezas. Tito Díaz respondió dando entrada a sus hombres de rotación, que consiguieron igualar las fuerzas en el marcador, aunque una canasta sobre la bocina de Martí, mantenía a los suyos todavía por delante al finalizar el primer cuarto (18-20).

Los gallegos arrancaron con fuerza en el segundo cuarto, gracias a dos triples de Herrero que le dieron el impulso necesario al equipo, siendo secundado por el buen hacer de Jason Cain en el juego interior. Por su parte, los hombres de Jesús Sala, a pesar de su dominio en el rebote, no conseguían atacar con fluidez, estableciéndose las primeras distancias importantes a favor de los locales. Un triple de Mario Cabanas cerraba el primer tiempo (40-33).

12.jpg

Primera victoria de los coruñeses (Foto: Alberto Prado)

El paso por vestuarios, trajo consigo a un cocinas.com más enchufado al partido, y que rápidamente enjuagó la desventaja anterior (42-43). En este momento del encuentro, Jesús Castro tiró de galones de veterano, y se echó al equipo a sus espaldas, anotando y dirigiendo. En este tramo del choque, predominaron las defensas sobre los ataques, y las ventajas exiguas a favor del cuadro local, entre los 2 y los 5 puntos. El 59-56 que reinaba al finalizar el tercer cuarto, dejaba a las claras, que los riojanos no habían dicho su última palabra.

En el inicio del último y decisivo cuarto, un discreto hasta entonces Sean Ogirri, comenzó a acaparar el protagonismo en ataque, con 5 puntos consecutivos,  mientras que sus compañeros mostraban un alto grado de solidaridad y concentración en defensa, lo que supuso la marcha de los locales en el marcador (69-59), dejando el partido casi visto para sentencia. Pero de nuevo apareció un providencial Galarreta para enganchar a su equipo al encuentro. Tras ponerse a sólo 4 puntos (71-67), los visitantes permitieron un nuevo empujón de los coruñeses (78-67), que tuvo rápida réplica, a través del alero riojano (81-77). Los nervios comenzaron a hacer mella en los locales, que veían amenazada una victoria que estaba en sus manos minutos antes. De nuevo, un estelar Jesús Castro volvió a ponerse al mando de las operaciones, para cerrar desde la línea de tiros libres, el primer triunfo de su equipo en esta liga, frente a un rival que nunca dio el partido por perdido, y que mostró un excelente nivel.

LA CLAVE: El fantástico partido de Jesús Castro, que no sólo anotó 25 puntos, sino que además supo aportarle a su equipo lo que necesitaba en cada momento, llevando la batuta del encuentro en todo momento. 

LEYMA NATURA CORUÑA: Amoke (4), Cabanas (9), Hernández, Haanpaa (7), Castro (25) -cinco inicial- Ogirri (10), Herrero (12), Lucas (5), Cain (11), Noguerol.

COCINAS.COM: Ruiz de Galarreta (21), Coego (10), Arévalo (7), Ott (5), Nwogbo (17) -cinco inicial- Marshavelski, Úriz (2), Hall (5), Martí (4), Gospic (8).

Parciales: 18-20, 22-13, 19-23, 24-23.

Crónica: Santiago Suárez

B.C. RIVER ANDORRA - PEÑAS HUESCA: 83-58

Nuevo recital del River MoraBanc Andorra que destroza al Peñas Huesca

“¿Ha habido partido? Sólo hemos jugado dos minutos”. Así de contundente se mostraba el entrenador catalán del Peñas Huesca, Quim Costa, al finalizar el partido con un 83 a 58 a favor de los andorranos. Sin tapujos y es que el River MoraBanc Andorra pasó como una apisonadora por encima de un Peñas Huesca que poca resistencia opuso. Todo empezó con todas las miradas aragonesas fijadas en Shaun Green, pero a los de Joan Peñarroya no se les puede hacer esos porque sino les sale al rescate Jordi Trias, David Navarro, Marc Blanch, Asier Zengotitabengoa o el secundario que hay en cada partido, Pablo Sánchez. El festival andorrano tardó en empezar. Aún así se vieron los primeros buenos minutos de Jordi Trias. Un jugador que no es para está categoría, pero que también se quedo sin espacio en la Liga ACB por tres años para olvidar en el FIATC Joventut. A baloncesto no se le ha olvidado jugar y eso que empezó con una canasta in your face de Washburn. La respuesta del pivot de Girona fue inmediata con un triple. ¿Cuánto hacía que no metia uno? Después Javi Múgica respondió y luego Washburn (3 a 7). Nadie se preocupaba. Un 2+1 de Jordi Trias y una entrada de David Navarro después de una asistencia clásica de Jordi Trias con una mano aguantando el balón en lo alto –estilo Michael Jordan– daban ventaja al River MoraBanc por 8 a 7. En estás que Trias intenta provocar la falta en ataque y Washburn anota. Después le pitan falta de saque de fondo y luego ya le saca la falta en ataque deseada a Washburn que se va directo al banquillo con dos faltas. Se le acabó la amenaza a Trias y entra Edu Gatell. Sin tiempo para darse cuenta, Marcus Grigonis se va también al banquillo con dos faltas y las dos amenazas ofensivas del Huesca van directas a ver el partido junto a Quim Costa. Y por si fuera poco, en este primer cuarto surge la figura de Marc Blanch con un triple ovacionado por el público como si fuera el de la victoria. Un 18 a 12 y aún faltaba lo mejor y esto llego en el segundo cuarto aunque hubo tiempo para ver el cabreo monumental de Joan Peñarroya después de dos triples seguidos, uno de Lluís Costa y otro de Grigonis, que dejaban un 22 a 19. Pidió tiempo muerto el de Terrassa y los suyos se pusieron las pilas con un parcial de 9 a 0 y adiós al Peñas Huesca. Jordi Trias completo una primera parte de lujo con dos puntos a aro pasado y 12 puntos y 21 de valoración. Un crack.

andorra.jpg

El lider Andorra vence facil a Peñas Huesca (Foto: Toni Alonso)
El Peñas Huesca salió decidido a maquillar el marcador y con otra actitud, al menos desde el principio. Puntos de Washburn y Pierre Oriola, pero un 2+1 de Shaun Green –apareció en ataque el americano– y un triple desde casi ocho metros de Pablo Sánchez sirvió para devolver a la dura realidad a los aragoneses. De hecho también Schreiner se unió a la fiesta con un triple (54 a 32). Los puntos de Marc Blanch dejaron un 64 a 38 y estaba claro que la solidez andorrana dejaba sin respuesta a los de Quim Costa. “Hemos cometido errores de pardillos delante de un equipo con un presupuesto ACB y nosotros con uno de Leb Plata”, dijó Quim Costa. En el último cuarto, Grigonis y Oriola maquillaron sus estadísticas y el River MoraBanc acabó la fiesta con Toi Gabriel y Guille Colom. Todos suman, todos participan y todos cumplen. Así es el River MoraBanc. Que pase el siguiente. Antes eso sí, rueda de prensa con quejas hacía la FEB que cambió la reglamentación 24 horas antes de jugarse los partidos. Una más de la FEB. “¿Que quieres que te diga? Es una más de la federación. De la poca seriedad de una liga que sólo tiene 14 equipos. Pues nada, a seguir tragando porque seguiran haciendo lo que quieran”, aseguró Quim Costa. Joan Peñarroya fue más cauto en su respuesta. “Si le pides a todos los profesionales, técnicos y jugadores, te responderán todos lo mismo. Por tanto, ahí lo dejo. Les normas nuevas me parecen acertadas, pero no me gusta para nada la forma de aplicarlas y de comunicarlo”.

LA CLAVE: El juego coral del River MoraBanc y el dominio de un Jordi Trias que le viene pequeña la categoría. Jugo como quiso. El parcial de 9 a 0 en respuesta al de 0 a 6 fue clave y también la inocencia de un Peñas Huesca que se rindió muy pronto. Y todo con un solo base, los de Joan Peñarroya, jugaron sin Eric Sánchez y con Thomas Schreiner de base.

B.C. RIVER ANDORRA: Schreiner (3), Trías (14), Navarro (13), Sánchez (10), Green (6) -cinco inicial- Hampl (7), Martí (4), Colóm, Blanch (17), Gabriel, Zengotitabengoa (9).

LOBE HUESCA: Grigonis (12), Lafuente, Costa (8), Washburn (8), Múgica (5) -cinco inicial- Johnson (6), Cobos (1), Gatell (3), Oriola (9), Romero (5).

Parciales: 18-12, 25-12, 21-14, 19-20.

Crónica: Victor Duaso

FORD BURGOS - CLUB OURENSE BALONCESTO: 69-61

Autocid gana por desgaste 

Autocid Ford Burgos se estrena en casa con una victoria ante un Ourense combativo que aguantó lo mismo que Pedro Rivero.

Comenzó el partido con alguna duda por parte de los de Andreu Casadevall a pesar de su acierto anotador, que se encontró con un Rafa Huertas en estado de gracia (8 puntos en el primer cuarto) y con Jonathan Kale con una actitud muy combativa y que consiguió dominar ambas pinturas durante el primer cuarto. Por el Autocid, Antonio Peña (a pesar de algunos fallos) puso la intensidad necesaria para mantener a los locales en el partido, que terminaron tan solo 3 puntos por debajo (20-23) pero una sensación de no haber llevado las riendas del encuentro en ningún momento.

_dsc9936.jpg

Ourense planto cara en Burgos (Foto: María González)

El segundo cuarto mantuvo la tónica del primero, aunque la entrada de Pep Ortega comenzó a equilibrar la lucha en las zonas. Tras los cinco primeros minutos, la sensación del partido comenzó a cambiar y a pesar de los puntos de Huertas (11 puntos al descanso) y Morentín demostraban a Burgos que no iban a llevarse la victoria con facilidad. Tan solo un punto de ventaja consiguieron los locales al término de la primera parte (38 - 37) gracias a los 10 puntos de Xavier (errático a veces en el partido, pero con una aportación vital) y sobre todo al esfuerzo colectivo en el ataque. Con la ajustada ventaja y con 6 cambios de ventaja en el marcador, los 5 rebotes de Riley Luettgerodt y los 4 de Pedro Rivero (timón y locomotora del equipo) demuestran lo que sufrió Burgos en el rebote largo durante todo el partido.

Con la reanudación, ambos equipos elevaron el nivel defensivo y, particularmente Autocid, la exigencia física. Con una anotación más reducida (apenas 2 puntos de los gallegos en 5 minutos) comenzaron a tejer la trampa para doblegar a Ourense. El nivel de exigencia aplicado sobre el partido desgastó en exceso al base Pedro Rivero y con el bajón de su rendimiento bajó también el de su equipo.

Apareció Coppenrath anotando y, a pesar de  que Ourense terminó el tercer cuarto a tan solo 3 puntos, comenzaba a verse que Burgos cogía a batuta y marcaba el ritmo del partido.

Con el paso de los minutos, Ourense terminó por claudicar, a pesar de que tuvo opciones de cara a la victoria hasta el final del partido.

LA CLAVE: Pedro Rivero: Para bien o para mal, marcó el ritmo de partido y Ourense tuvo opciones de ganar mientras aguantó físicamente. 

FORD BURGOS: Sabat (6), Peña (11), García (9), Xavier (14), Coppenrath (9) -cinco inicial- Ortega (4), Aguilar (4), Maresch (4), Olmos (8).

CLUB OURENSE BALONCESTO: Huertas (15), Rivero (2), García (13), Kale (5), González (6) -cinco inicial- Luettgerodt (7), Frutos (1), Martínez (2), Carter (4), Morentín (6).

Parciales: 20-23, 18-14, 13-11, 18-13.

Crónica: Rodrigo García (@Rodri_Garcia)

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 6 meses
#Contenidos: 
57
Visitas: 
362,409
Comentarios: 
390

Comentarios

El juego coral del River MoraBanc y el dominio de un Jordi Trias que le viene grande la categoría. <--- según mi entender, la categoría le viene Pequeña, sinó pobre si que perdió 3 años en el Juventut :P

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar