Solapas principales

Vinicius Lucio (’01), un techo brasileño con gran proyección para el Joventut

Seguimos engordando el listado de los movimientos de categorías inferiores más destacados de la rama masculina acaecidos antes del inicio de la presente campaña y que implican a jóvenes talentos tanto nacionales como extranjeros en busca del escenario donde continuar con su formación deportiva y académica.

El protagonista en esta ocasión es Vinicius Lucio (’01), que se incorporará a la disciplina del Joventut de Badalona con un contrato para las próximas 5 temporadas una vez que su llegada al club verdinegro se haya visto demorada por problemas con el visado debido a la situación política que atraviesa Cataluña.

Empezó a jugar al baloncesto a los 12 años en el Regatas de Campinas, su ciudad natal, y el Paulistano supo de él a través de su hermano mayor, Victor André. “Es un proyecto del club y de repente se convirtió en una sensación. Los scouts de la NBA vinieron a ver entrenamientos del Paulistano y conocieron a Vinicius. Se quedaron locos. Tiene mucha altura y envergadura, que es todo lo que quieren. Tiene un biotipo especial para el baloncesto”, aseguraba Diego Jeleilate, el preparador físico del club brasileño.

Comencé a crecer bastante cuando tenía 14 años y llegué a los 2 metros. Mi hermano es alto y mi familia también es toda alta, entonces es normal para mí. Pero sé que con 16 años necesito mejorar mucho en el apartado físico, tanto a nivel de velocidad como de fuerza dentro de la cancha. Prefiero tomar más fuerza y agilidad que crecer más. Creo que de tamaño ya estoy bien (risas)”, comentaba el joven brasileño para Globoesporte.

Y tanto que de tamaño ya está bien. A sus 16 años mide 2.12m descalzo y tiene una envergadura de 2.18m, algo que maravilló a varios scouts de la NBA cuando el pasado mes de agosto visitaron Brasil para ver de cerca a algunas promesas del país en un clinic. Además, se espera que el jugador procedente del Paulistano pueda alcanzar los 2.17m de altura.

Si bien es cierto que destaca especialmente por su capacidad de intimidación y suma una elevada cantidad de rebotes y tapones, también tiene un correcto tiro de corta y media distancia. Su deber más inmediato no es otro que mejorar su aspecto físico, ganar musculatura y trabajar la descoordinación propia de un jugador de sus características físicas.

Estoy teniendo oportunidades que los jugadores de mi edad no tienen. Mi sueño es jugar en la NBA o en la Euroleague”, indica el protagonista a la vez que no duda en señalar a Nenê Hilario como su principal referente: “Me fijo mucho en el Nenê. Creo que tuvo una trayectoria parecida a la que empecé ahora. Espero seguir el mismo camino. Me gusta mucho su juego, es un tipo que me gusta ver y es alguien al que puedo parecerme en el futuro”.

De esta manera, el Joventut de Badalona refuerza sus categorías inferiores con un pívot de gran proyección que, si todo marcha por el buen camino, podría tratarse de la próxima joya de la cantera verdinegra y quién sabe si de una posible futura venta a un grande. De momento, paso a paso y a seguir trabajando.

Vinicius Lúcio Basket

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 10 meses
#Contenidos: 
657
#Comentarios: 
1,983
Total lecturas: 
2,791,564

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar