Solapas principales

El mejor jugador de la historia de los Miami Heat

  • D-Wade es el líder histórico de los Heat en 19 apartados estadísticos diferentes
  • 3 anillos y un MVP de las finales, su grandioso palmarés

Elaborar una lista con los mejores jugadores de la historia es tarea ardua y, probablemente, muy polémica. Es muy complicado contar al 100% con una objetividad súper estricta, y nuestro subcosnciente siempre hará que nuestros gustos guíen nuestras elecciones, aunque tratemos de evitarlo. Pero como todo, cuanto más se reduce el campo a estudiar más se simplifica la hipótesis, y la posterior ejecución de la demostración

Esto nos ha llevado a analizar cada franquicia de manera individualizada, creando un serial con los 30 mejores jugadores de la historia, contando con un individuo por franquicia. Y hoy, es el turno de los Miami Heat, así que hablaremos de un jugador especial, de una electricidad infinita y de una entrada a canasta inolvidable: Dwayne Wade.

EL RESUMEN DE SU CARRERA

Dwayne Tyronne Wade nació en Chicago, Illinois, el 17 de Enero de 1982; y como era de esperar tras nacer en la casa del mejor jugador de la historia, Michael Jordan fue el espejo en el que mirarse para este joven que amaba el baloncesto por encima de todas las cosas. 

Wade creció a la sombra de su hermanastro, con quién compartía equipo y quién le restaría importancia y focos en su segundo año de instituto. Algo que cambiaría a partir de su tercer año en el Harold L. Richards High School ya que D-Wade se convertíría en una auténtica máquina estadística llegando a promediar 27.3 puntos, 12.6 rebotes, 3.6 robos, números que le servirían para obtener multitud de distinciones individuales y proyectarse como una gran sensación antes de la universidad.

Formaría parte de la Universidad de Marquette, en Milwaukee. Wade no era un gran estudiante y problemas académicos le privaron de jugar su primer año en la Universidad. El impacto de Flash en su equipo fue directo e inmediato, siendo el mejor jugador y logrando llevar a su equipo a números que no firmaban desde hacía 10 años. De nuevo numerosos premios y distinciones llegaron a su haber destacando el que le otorgo la prestigiosa revista ESPN como mejor escolta del año. Su tercer año sería el último ya que su figura baloncestística creció tanto que le presuponían un alto puesto en el draft. Esto fue debido a sus grandes actuaciones y a su triple doble (tercero en toda la historia de la NCAA) en la Midwest Regional Final. 

wadefinalfour-589x900.png

D-Wade en Marquette (@nba.com)

En verano de 2003, los Miami Heat le seleccionaron con el pick número 5, pick que de seguro habría sido mucho más alto si no hubiera coincidido con bestias de este deporte como LeBron James, Carmelo Anthony o Chris Bosh. Rápidamente se convirtió en alguien esencial en un equipo muy joven e inexperto, terminando la temporada en semifinales de conferencia y entrando en el mejor quinteto de rookies. El año siquiente, Pat Riley fichó a Shaquille O'Neal procediente de los Lakers y siendo el jugador más dominante de la actualidad, algo que llevaría a los Miami Heat a la primera fila de la batalla por el primer anillo de su historia.

Formarían un binomio perfecto en Florida y Wade promedió más de 20 puntos por partido, disputó su primer partido de las estrellas y entró en el segundo mejor quinteto de la NBA ya en su segunda temporada. En la tercera, en la 2005/2006 llegaría el momento de gloria para Flash, promediando 27.2 puntos, 6.7 asistencias y 1.9 robos y logrando el anillo frente a los Mavericks. Sus finales fueron algo memorable, firmando 42, 36, 43 y 36 puntos tras caer en los dos primeros encuentros, finalizando la serie 4-2 y marcando su actuación en las finales como la mejor de la historia debido a su alto PER (porcentaje de eficiencia del jugador).

71252517_original.jpg

Wade y Shaq campeones en 2006 (@bleacherreport.com)

Lesiones empañaron sus próximos años. El hombro, la rodilla o la salida de Shaq parecían demasiados problemas para continuar con la éxitosa carrera de Wade. A pesar de ello, en la temporada 2008/2009, el escolta de los Heat lograría ser scoring champ gracias a sus increíbles 30.2 puntos por partido. Un honor a la altura de pocos que sería enpañado por la mala dinámica del equipo. Hasta que llegó el verano de 2010 y con él la agencia libre, algo que marcaría un antes y un después en la historia de la mejor liga del mundo. Sus "compañeros de draft" LeBron James y Chris Bosh se unían al proyecto, para comenzar así una dinastía y destronar del este a los Boston Celtics de Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen. Desde su llegada, 4 finales consecutivas con 2 anillos para los Miami Heat; y aunque bien es verdad que el papel de D-Wade pasó a un "segundo plano" con la llegada del mejor jugador del planeta (LeBron), siempre fue el líder del barco más grande de la liga. 

Tras la vuelta de LeBron James a Cleveland en 2014, en Miami quedó un solar. La nada y la desolación inundó las calles de Florida y tras dos temporadas de no encontrarse a la altura de las expectativas, Wade decidió probar suerte en otras franquicias tras 13 años en el equipo que le drafteó. Chicago fue su primera aventura fuera de Miami, destino marcado en rojo desde siempre en la mente de Wade. Su experiencia allí no fue muy satisfactoria y tras una temporada acordó un buyout con la franquicia de Illinois para firmar como agente libre con los Cleveland Cavaliers, formando así de nuevo equipo con su amigo LeBron. Flash tuvo un papel testimonial en Ohio ya que únicamente disputó 46 partidos antes de marcharse de nuevo a Miami donde encararía el final de su carrera. 

Wade termino esa temporada y declaró que se retiraría al termino de la siguiente, titulándola "The Last Dance". Dwayne tuvo una temporada magnífica y a pesar de quedarse a las puertas de entrar a playoffs y despedirse a lo grande, tuvo actuaciones estelares, llegando a firmar 15 puntos por partido y disputando 72 encuentros con 37 años. El número 3 cuelga en el techo del AmericanAirlines de Miami en honor al jugador más grande de su historia.

i-2.jpeg

Wade el año de su retiro (@espn.com)

¿POR QUÉ ES EL MEJOR JUGADOR DE LA HISTORIA DE LA FRANQUICIA?

Esta pregunta es tan sencilla como su respuesta. Wade llegó a una franquicia huérfana de historia, huérfana de éxitos y fue el encargado de llevarla a la gloria en apenas 3 años. 948 partidos, 32912 minutos, 21556 puntos, 5310 asistencias y 1492 robos son algunos de sus números, siendo líder histórico de los Heat en todas estas categorías. El exterior con más tapones de la historia de la NBA (885) ha sido uno de los grandes iconos de la historia de este deporte. En días en los que se compara a Kobe Bryant con Michael Jordan, parece haberse olvidado la figura de Flash, quién también durante muchos tramos de su carrera se acercó muchísimo a la figura de su ídolo. Wade marcó un antes y un después con su llegada a Florida; bien es cierto que casi siempre tuvo grandes jugadores a su alrededor, pero con él comenzó la transformación de Miami. 

Dwyane Wade's Top 35 Plays of His Career!

Este vídeo resume a la perfección lo que supuso la figura de Wade para la NBA. Un jugador diferente, eléctrico, incansable y con un alto basketball IQ. Supo asumir la responsabilidad cuando se le dió y supo dar un paso al lado cuando llegó una estrella de una mayor dimensión como LeBron James. Siempre dedicado en cuerpo y alma a su equipo, aquel que le deberá siempre gran parte de su historia. No se entenderá jamás a Miami Heat sin Dwayne Wade ni a Dwayne Wade sin Miami Heat.

COMPLETAMOS EL PODIO DE LEYENDAS DEL EQUIPO

LeBron James apenas estuvo 4 temporadas en Florida pero le sirvieron para alcanzar este segundo puesto como uno de los jugadores más trascendentales de la historia de los Heat. Es sorprendente como en tan poco tiempo ha podido "colarse" en los tops históricos en varias categorías. 4º en puntos (7919), 1º en puntos por partido (26.9), 1º en minutos por partido (38), 4º en asistencias (1980) y 1º en PER (29.6). Todos estos números se encumbran cuando recordamos que en esas cuatro campañas disputó 4 finales NBA, consiguiendo 2 anillos, 2 MVP de las finales y 2 MVP de temporada regular. El paso del rey por Miami fue fugaz pero de las etapas más intensas y exitosas que se recuerdan en la historia de la NBA. Podríamos decir que LeBron alcanzó la madurez que necesitaba en los Heat, esa madurez que más tarde pudo llevarse a Cleveland para darles el primer anillo de su historia. 

1000x-1.jpg

LeBron dejó huella en Miami (@espn.com)

Alonzo Mourning uno de los mejores protectores de aro de la historia de la NBA cerraría el podio de grandes jugadores de Miami Heat. Segundo máximo anotador (tras Wade) con 9459 puntos, líder histórico taponador con 1625 y segundo máximo reboteador con 4807 en 593 partidos. 11 temporadas al servicio de los Heat y un gran premio como el anillo de 2006 por todos sus servicios prestados. Mourning fue el máximo exponente de los Heat desde 1995 hasta 2003, año en el que firmó con los Nets en la agencia libre y dejó el testigo a Wade. Apenas un año y medio después, tras superar unos problemas renales, luchó contra todo y contra todos por volver a su casa. Lo consiguió y jugó hasta 2008, vaciándose para el equipo que marcó su vida. Dos veces mejor defensor del año (1999 y 2000), mejor quinteto NBA (1999), 7 veces All-Star, 2 veces block champ y Hall of fame (2014). Logros más que suficientes para ver su número 33 colgando en el techo del AmericanAirlines. 

bb13nlvj.img_.jpeg

Mourning luchando contra los Bulls (@espn.com)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 semanas
#contenidos: 
50
#Comentarios: 
78
Total lecturas: 
134,512

Comentarios

Joerrr, la última foto de Mourning rodeado por Pippen, Rodman y Jordan es épica. Vaya tres perros de presa, delgaditos pero incansables

Increíbles sus primeros tres años en la Nba, tanto en liga regular como en playoffs, culminando con una actuación espectacular en las finales. Otro de los damnificados por los MVPs a Nash porque debería tener mínimo uno en su palmares. La pena es que tras el anillo llegaron las lesiones, aún así supo reconstruirse en un jugadorazo que seguía marcando las diferencias. No llegó tan joven como sus compañeros de draft, lo que le perjudica en sus números totales, pero eso le benefició a la hora del rendimiento inmediato. Con todo, Wade será siempre la cara de los Heat, pero Lebron, al igual que Durant con Curry, es de un nivel superior.