Jasikevicius contra su propia afición: “Es inaceptable”

Vibrante desenlace en Estambul. Y otra serie que se va al quinto. En el Ulker Hall de la capital de Turquía quería cerrar capítulo el Fenerbahçe y clasificarse para la Final Four, con 1-2 de ventaja en unos cuartos de final en los que ellos no tenían el factor de campo a favor, pero no pudieron. Lo evitó un Mónaco que por tercer año consecutivo, que son los mismos que llevan disputando la Euroliga, lleva el playoff al límite.

La próxima semana se decidirá quién es el ganador global ya que en ésta no ha podido ser. Con el 62-65 que prevaleció este viernes, en un partido horrendo hasta su conclusión, sólo la serie de Madrid y Baskonia ha evitado irse al desempate total. El Mónaco lo tuvo en la mano en la última fase del encuentro y casi lo deja escapar.

 

 

Jugaron en contra tanto la presión que sobre ellos se cernía como la que aplicaron los aficionados locales, en exceso, en las primeras filas del recinto deportivo. Tanto que los jugadores del Principado se encararon con algunos de ellos, en un conato de pelea, y tuvieron que salir rápido del parqué mientras caían objetos. Lamentable. 

Sarunas Jasikevicius se vio obligado a pedir perdón por el espectáculo bochornoso de los fans locales. En la marabunta, en la que entraron los chicos del Mónaco tras recibir insultos, gritos y menosprecios de todo pelaje en la fase terminal del partido, estaba incluso un hijo de Ali Koc, magnate del país y presidente del Fenerbahçe en la actualidad.

UN ESPECTÁCULO BOCHORNOSO 

Varios jugadores del Mónaco se fueron a por los aficionados de una banda, algo que Obradovic trató de impedir. Luego, otros, se fueron a por los del otro lado. El que más nervioso parecía era Mike James. Al final, los jugadores del Mónaco se fueron hacia el túnel del vestuario donde les cayeron algunos objetos desde la grada. Y aunque algunos jugadores del Fenerbahce trataron de calmar los ánimos, otros como Biberovic buscaban el enfrentamiento. Veremos si hay algún tipo de sanción por parte de la Euroliga.

"Me gustaría disculparme por el último incidente de la afición de Fenerbahçe. Esta no es nuestra imagen y es inaceptable", dijo Jasikevicius. "Estamos tratando de construir algo aquí y no vamos a tener una cultura de excusas y de culpar a factores externos. Tenemos que asumir la responsabilidad de hoy", señaló.

 

 

"La parte positiva es que les dije a mis jugadores que no veo esto como una oportunidad perdida, aunque es una pequeña oportunidad perdida frente a nuestra gente. Lo creas o no, les dije a mis jugadores que eran mis héroes, porque se tomaron este partido tan en serio como el quinto", añadió Saras.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
0 seg
#contenidos: 
202
#Comentarios: 
438