13032_0.jpg

El tiempo corre en contra de aquellos jugadores sin contrato (Foto: Pablo Romero)