_mg_7892.jpg

Katsikaris mira con preocupación el marcador (Foto: Luis Fernando Boo).