La afición canaria despide a sus héroes