42307_0.jpg

En el curso 86-87, con Fernando Martín en la NBA, Carmelo Cabrera volvería a formar un binomio tan efectivo como espectacular junto a Eddie Phillips