c6f7c461e1ac.jpg

Hasta en los peores días Dragic consigue brillas (Foto: FIBA)