7k2a0624.jpg

Tiempo muerto del Melilla | Foto: Luis Fernando Boo.