theshot.jpg

Rubén Douglas, con la Fortitudo de Bolonia, anotando el triple ganador para tumbar al Milano. Nada podía hacer Dante Calabria para evitarlo.