Solapas principales

Abalde decide el partidazo: Valencia Basket se come al CSKA (103-99)

  • Enorme Abalde, 17 puntos jugando de base ante Chacho y Higgins, y anotando el triple decisivo.
  • Green y Dubljevic, fundamentales con 19 y 18 puntos respectivamente
  • De Colo suma 30 y Clyburn 27

Una Fonteta de gala recibía al CSKA, probablemente el equipo más potente de Europa y líder consolidado en esta Euroliga. Regresaba Nando De Colo a la que fue su casa, donde todavía guarda amigos y muchos recuerdos. También volvía a pisar la pista valenciana un Chacho Rodríguez que está disfrutando de su baloncesto junto a las estrellas moscovitas.

Tras los saludos y abrazos de Nando, llegó lo que se esperaba: no hay compasión cuando rueda la pelota. En los cinco primeros minutos ya había perforado tres veces la canasta desde más allá de 6’75. Pero enfrente se encontró un Valencia Basket sin complejos y que sigue tirando de su torre alemana como una de sus principales armas: 9 de los 12 primeros puntos llevaron la firma de Tibor Pleiss.

Cuando las dos referencias se dieron un pequeño respiro, aparecieron otras figuras importantes en sus equipos: Will Thomas y Abalde por parte española y Clyburn por los rusos. El marcador seguía parejo, y se llegó al final del primer cuarto 21-23 para los de Itoudis.

Un dato llamaba la atención de las estadísticas locales: sólo habían tirado 3 triples y no habían anotado ninguno. Dubljevic, que regresaba de lesión, sustituyó a Pleiss, y fue el encargado de romper esa racha, anotando un triple frontal que ponía en ventaja a los suyos. Ese fue el punto de partido para un parcial más que interesante del equipo de Vidorreta, que con dos triples más de Saneme y Abalde llegó a ser de 13-2, que ponía el +9 (34-25) a falta de 5 minutos y medio. CSKA llevaba 2 puntos en algo más de cuatro minutos.

Pese a que volvieron a ver aro los rusos, Valencia Basket no aflojaba y mantenía su acierto y la ventaja unos minutos después, con un enorme Abalde y un 2+1 de Green (39-30). La dinámica positiva siguió hasta terminar el segundo cuarto, y un hombre llamaba la atención sobre el resto: Alberto Abalde. Segundo triple y 14 puntos al descanso, al que daba réplica de nuevo el genio francés del CSKA, con 15. Al descanso, +7 para el equipo taronja (49-42); todo abierto, pero inmejorables sensaciones para la segunda parte.

Parecía que llegaba la reacción moscovita al inicio del penúltimo cuarto; un triple de Clyburn y un 2+1 de Vorontsevich lograban recortar la diferencia local (49-49), pero en ese momento se desató el ciclón Duby y volvió a encender la caldera taronja con 2 triples y 10 puntos consecutivos (61-54). El intercambio siguió sucediéndose, pero los valencianos no se amedrentaban y mantenían el tipo y la intensidad pese a que CSKA quería poner su quinta marcha. Rafa apareció con 5 puntos y se llegaba al minuto 30 todavía con clara ventaja local (73-66), algo que empezaba a amenazar a los rusos y desesperar a su técnico.

Itoudis comenzó excitado el último acto y le señalaron una técnica que aprovechó Green desde la línea. Pero lo peor para él estaba por llegar, porque en la acción siguiente, el técnico aplaudía arengando a los suyos, pero uno de los árbitros entendió que era sarcasmo hacia sus decisiones… y le señaló la segunda, mandándolo a vestuarios. Dos técnicas en 30 segundos y todo el cuarto decisivo por jugarse, y 11 de ventaja para los hombres e Txus (79-68). Para colmo, la siguiente acción fue un triple de Erick Green que ponía la máxima (82-68) a poco más de 7 minutos del final. De no ser por quién estaba enfrente, podría decirse que empezaba a decidirse el partido. Pero CSKA es mucho CSKA.

Y justo ahí, apareció el monstruo ruso: 8 puntos seguidos en un minuto exacto dejaban de nuevo todo por decidir (82-76): nunca te fíes de las apariencias. Y se montó el lío. Higgins se marcó la jugada del partido con un mate brutal en la cara de Pleiss, que cometió falta. Parecía clara, pero San Emeterio le montó un número a uno de los árbitros y éste le señaló técnica. Siguió el follón, y se señalo otra técnica a los valencianistas. Total, tres tiros libres y posesión para los rusos, que se ponían a uno a falta de cuatro minutos. Los minutos del miedo, la tensión y la gloria.

Y del espectáculo, porque vaya recital dieron en los instantes decisivos, que se sucedieron más o menos así: matazos de Higgins, Clyburn y Will Thomas, e intercambio de tiros libres entre Duby y De Colo: 95-95 y quedaba un minuto. La siguiente acción fue la fundamental y más celebrada en la pista taronja: triplazo de raza y talento de Alberto Abalde sobre los 207 cm de Vorontsevich a 25 segundos del final, para coronar su partidazo. Estaba en todas el pívot tirador ruso, porque erró el trascendental triple que hubiera empatado en el siguiente ataque, pero anotó el que reenganchaba a los suyos tras dos tiros libres de Thomas (100-98). El resto, la agonía moscovita en el intercambio de libres atrasó más el final del choque, pero ya se saboreaba el sorprendente y sabroso dulce en la Fonteta. Bombazo y victoria sobre el todopoderoso equipo ruso: 103-99.

Highlights: Valencia Basket - CSKA Moscow

Yo soy el futuro: Una vez más, destacamos a Alberto Abalde como una de las claves. El genial jugador gallego va quemando etapas a una velocidad endiablada, y sigue sorprendiendo por su carácter y gen ganador (debe ser cuestión de familia). Se presentaba el partido ante CSKA como un máster de aprendizaje ante varios de los mejores jugadores exteriores de Europa, nada menos que Nando de Colo, Sergio Rodríguez y Cory Higgins. Recordemos que ha tenido que tomar a la fuerza la batuta del equipo con las lesiones de los cuatro bases, y él es ahora el base de Valencia Basket, siendo alero. Pues decidió ser él quien demostrase y enseñara algo a ellos con su tremenda personalidad, decisión y fundamentos técnicos. 14 puntos al descanso y el triple decisivo a 20 segundos del final, para un total de 17 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Par-ti-da-zo.

Literal: se les can los puntos: Sí, en la quinta derrota de la temporada y tras un partidazo de su rival, el CSKA, en un partido regular, metió 99 puntos, y pese a ir 14 abajo a menos de 7 minutos, lograron empatar y disponer de bola para ponerse por delante en el último minuto. De Colo, en su regreso, se “cascó” nada menos que 30 puntos, y Clyburn, un portento, se fue a 27. Sin embargo, no fue suficiente para frenar el vendaval taronja.

dsc_6051.jpg

De Colo (foto JM Casares)

La Roca ha vuelto: El Loco Duby había estado aproximadamente un mes fuera por una nueva lesión, y fue fundamental para poder derrotar al equipazo ruso. Nada más volver del descanso, cuando el CSKA quería apretar, se echó al equipo a la espalda para meter 10 puntos seguidos y mantener la ventaja para Valencia Basket. Todo pundonor, se pegó con los pívots moscovitas y finalizó con 18 puntos y 3 triples fundamentales. Le acompañó Erik Green (19 puntos) y un gran Will Thomas (14), en el mejor partido de la temporada para el equipo de Vidorreta, que se da una alegrón tras tanto sufrimiento.

dsc_6048.jpg

Green penetrando (foto JM Casares)

Sobre el autor

Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
541
Total lecturas: 
253,710

Comentarios

En su día vi pasar al cometa Halley, hoy he visto como expulsaban a Itoudis...Lo que me está cundiendo esta vida...Dos hechos que pasan aproximadamente cada 75 años y a mi edad ya me han dado tiempo a verlos. Saludos.
Posdata: Enhorabuena al Valencia y a Txus. Se lo merecen.