Solapas principales

Amberes acaba con el sueño europeo de UCAM Murcia (78-77)

Un ataque en fase terminal. El modelo ofensivo de los murcianos ha cambiado notablemente con la llegada de Sito Alonso. El resultado sigue siendo el mismo (7 de 25 en el perímetro). La mejoría de Booker (11 asistencias) no impide que el juego sea sumamente previsible. Sin un guion preestablecido, el desconcierto en las últimas posesiones del encuentro enterró cualquier esperanza. A triple limpio. Inaudito.   

Paris Lee e Ismael Bako. Talento y físico en sinergia. Los puntos del base norteamericano ya fueron cruciales en la ida (21). UCAM detuvo a duras penas la hemorragia en la vuelta (14), pero los recursos de Paris abrieron los momentos de la verdad. Su canasta final en Amberes resultó clave. Por su parte, la capacidad atlética del pívot belga castigó la limitada rotación interior del conjunto español. Bako destacó de nuevo en el último tramo de la eliminatoria.

Siempre fiel. El Palacio de los Deportes. Batallas infatigables y jugadores de postín en 25 años de historia. Por el camino más batacazos que proezas. No importa, los de siempre esperarán una oportunidad para escribir una victoria imborrable. No son los más numerosos, tampoco los más reconocidos. Pero son eternos. La pasíón no logró corregir las carencias de su equipo.  

El triple inaugural de Yoeri Schoepen no aplacaría el rugido del Palacio. La grada ardió de inicio para disparar la intensidad defensiva de los universitarios. Ovie Soko comandó un parcial de 7-0 y abrió el camino de la remontada (14-7). Hasta 10 tantos de valoración sumó el británico en el primer periodo.

El criterio arbitral europeo, mucho más permisivo que el de la Liga Endesa, facilitó la actitud endiablada de los “tercios”. Ni siquiera el talento de Lee y su conexión con Bako parecían suficientes para detener las embestidas locales. Dos tiros libres de Sadiel Rojas igualaron la eliminatoria con tan solo 7 minutos disputados (20-12). El ataque estático brilló por su ausencia en un cuarto que agonizaba con la aparición de Cate, Radoncic o Durán (26-19). Oxígeno para la unidad principal de Sito Alonso.  

Pero el frenético ritmo de juego castigaba ya la capacidad ofensiva pimentonera. Sospechosos habituales: precipitación, desorden y pobre porcentaje desde el perímetro. Parcial abierto de 0-9 y aliento para los Giants (26-26). Askia Booker volvió a cancha y volteó el encuentro con dos canastas marca de la casa. La confianza del base de California activó momentáneamente los puntos de Milton Doyle. De nuevo equilibrio en la serie (36-28).

El choque seguía siendo un ir y venir infinito. Golpe a golpe, carrera a carrera. Paris Lee logró compensar el enésimo esfuerzo de Soko, que conectó por partida doble con Tumba para mantener la renta cerca del objetivo. Rojas (18 de valoración) peleaba cada rebote ofensivo como si fuera el último; no había duda, los belgas tendrían que aplastarlo para alcanzar los cuartos de final. La captura final del dominicano cerró el marcador antes de enfilar el túnel de vestuarios (42-37).

La reanudación fue testigo de otro colapso murciano. Los jugadores de Sito Alonso volvían a hacer la guerra por su cuenta. Lee anotó un 2+1 y Bako encontró otra autopista hacia el aro. Kalinoski se sumaba a la fiesta abriendo la defensa enemiga con cautela. UCAM estaba contra las cuerdas (45-48). El margen se agotaba por momentos.

Charlon Kloof. Se había barajado incluso con que fuera uno de los descartes en el partido de vuelta. Nadie lo esperaba, pero el holandés irrumpió en el parqué con 6 puntos consecutivos y un mate estratosférico que hizo despegar a sus compañeros. Cate (7 tapones) y Radoncic cargaron una vez más el rebote ofensivo y completaron un parcial de 10-0. Tablas en la eliminatoria (127-127). Los nervios iban ganando su cuota de protagonismo en el ataque de Amberes. Solo los errores desde el tiro libre y los despropósitos de Doyle impidieron consolidar la remontada antes de entrar en el último cuarto (61-53).

Schoepen, Tate y Vanwijn reabrieron las hostilidades con 3 dianas consecutivas desde el 6.75. Todo un tesoro para el conjunto foráneo (63-62). Ir y venir. Ir y venir. Baloncesto. Milton Doyle había dilapidado una posesión tras otra, no se inmutó. De repente cargó su fusil y conectó dos triples consecutivos. Tampoco se inmutó. Booker regresó entonces en busca del cansancio de Lee. En tan solo dos minutos Murcia estaba por delante (76-67). Ir y venir. Ir y venir. 4 minutos de Baloncesto por delante.

La versión de Booker continuaba creciendo (20 créditos de valoración). Askia tuvo la capacidad para encontrar el juego interior con frecuencia (11 asistencias). Sin embargo, el físico de Tate y Bako imponía su ley ante la ausencia de Tumba (78-74). Las últimas posesiones de los universitarios eran el fiel reflejo de un equipo en fase terminal. Precipitación y ausencia total de rigor táctico. La permanencia en Liga Endesa seguirá siendo el gran objetivo de los de Sito Alonso; el sueño europeo deja, eso sí, un sabor agridulce (78-77).

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 meses 3 semanas
#contenidos: 
33
#Comentarios: 
99
Total lecturas: 
38,054