Solapas principales

Anadolu Efes, del subsuelo a lo más alto de Europa en solo un año

  • Ataman ejerce de líder del equipo

Todo éxito conlleva años de sufrimiento. Esa frase puede resumir lo que ha tenido que vivir el protagonista de este artículo, el Anadolu Efes turco. El equipo turco tiene una corta historia después de ser fundado en 1976. Sin embargo, en 43 años de historia los turcos han conseguido logros al alcance de pocos.

La temporada pasada, la 2018-19, el equipo turco consiguió clasificarse para la F4 de la Euroleague, codeándose así entre los equipos más top de Europa. Este artículo servirá para diseccionar al equipo turco, uno de los clubes de moda en el baloncesto europeo.

Ergin Ataman, a sus pies

Cualquier gran proyecto debe tener una estructura firme, y en el Anadolu Efes ese pilar se llama Ergin Ataman. El entrenador turco, de 53 años, se encuentra en su tercera etapa dentro del club (las dos primeras fueron con el club bajo el nombre de Efes Pilsen), y no había mejor arquitecto para edificar una gran infrestructura que él. Ergin Ataman es un histórico del baloncesto turco, primero como jugador y luego como entrenador, lo que lo llevó a hacerse cargo de uno de los equipos más históricos del viejo continente y que se encontraba en una etapa díficil y de reconstrucción.

erginataman.jpg

Ergin Ataman en su etapa en el Efes Pilsen

¿Por qué fue clave Ataman durante la temporada pasada? No es fácil saber gestionar un equipo que cuenta con estrellas de nivel mundial como son Shane Larkin, Vasilije Micic y veteranos de guerra en la Euroleague como Krunoslav Simon y James Anderson. Sin embargo, el turco supo como manejar el vestuario en los momentos de mayor nerviosismo y en los momentos de la temporada que estuvieron marcados por las lesiones de jugadores importantes, como fue el caso de Shane Larkin.

Vasilije Micic y la consagración de una estrella 

Si hacemos referencia al Anadolu Efes como equipo revelación de la pasada Euroleague, el jugador revelación de la misma también se encuentra en la escuadra turca. Se trata de Vasilije Micic, base-escolta de 25 años y 197 cm que llegó la temporada pasada al Anadolu. Después de pasar por Bayern Múnich, Estrella Roja y Zalgiris Kaunas, Micic llegaba al Efes con la intención de seguir creciendo como jugador, pero su impacto en el club turco fue inmediato. 

459075250.0.jpg

Un joven Vasilije Micic luciendo la camiseta del Bayern Múnich

El principio de la "regular season" se vio un Vasilije Micic ya conocido anteriomente, con partidos escasos de aportación y con partidos dónde ejercía de pieza fundamental. Sin embargo, su golpe en la mesa no llegó hasta la jornada 4, en el partido contra el Fenerbahce, firmando 13 puntos. Ese partido significaría el comienzo de una gran racha de anotación, sumando diez o más puntos durante 10 jornadas. Su mejor partido en anotación de esa decena de encuentros fue ante Olympiakos con 26 puntos y 5 asistencias.

Euroleague | Micic Vasilije 25 Pts 6 Ast Anadolu Efes vs Olympiacos

Teniendo en cuenta la regular season, los playoffs y la F4, Vasilije Micic promedió 12.4 puntos, 2.2 rebotes y 5.5 asistencias en un total de 37 partidos, jugando 30 de ellos como titular.

Estas buenas estadísticas llevaron a que el jugador serbio estuviera en la órbita del Real Madrid y alguna que otra franquicia de la NBA durante el verano, pero finalmente Micic decidió continuar en el Anadolu Efes, firmando una renovación por dos años.

Los fichajes veraniegos, claves en los éxitos del equipo

La temporada 2017-18 del Anadolu Efes en la Euroleague fue catastrófica. Su récord de 7 victorias y 23 derrotas en la fase regular auguraba un futuro muy negro en Istanbul, hasta que los fichajes comenzaron a llegar. De la plantilla de la temporada 17-18, solamente Brock Motum, Krunoslav Simon, Bryant Dunston, Dogus Balbay y Ergin Ataman continuaban en tierras turcas, ejerciendo como pilares del equipo. A lo largo del verano llegaron jugadores como Shane Larkin, Adrien Moerman, Tibor Pleiss y Vasilije Micic, con la intención de cambiar el rumbo del equipo y alcanzar las cotas más altas posibles.

rodrigue-beaubois-e1543611403956.jpg

Rodrigue Beaubois fue clave para Ataman desde su llegada

Y vaya que si los resultados llegaron. Pasar de un balance de 7-23 a uno de 20-10 en un año no es fácil ni mucho menos, pero los turcos lo lograron con una de las mejores asociaciones de la competición, formada por el dúo Larkin-Micic. Quitando los focos estelares que se han llevado estos dos jugadores, hay otros jugadores que merecen mención especial, como son Rodrigue Beaubois y Krunoslav Simon, ambos con pasado en la ACB. 

Ambos jugadores fueron clave para Ergin Ataman, tanto en ataque como en defensa. Buenos porcentajes de tiro, defensa desde el perímetro y saber estar en los momentos clutch definen al francés y al croata en lo que es su estilo de juego partido tras partido.

Shane Larkin y su verdugo favorito, el Barça

Ya hemos nombrado anteriormente que el papel de Shane Larkin fue crucial para que Anadolu Efes lograra lo que logró. Pero en el jugador estadounidense vimos una evolución a lo largo de la temporada, pasando de ser un simple jugador de rotación a todo un líder del equipo. Las primeras jornadas fueron muestra de la irregularidad anotadora de Larkin, pasando de anotar 20 puntos ante el Olympiakos a anotar solamente 2 puntos ante el Buducnost Voli.

El punto de inflexión llegó en la jornada 22 cuando anotó 18 puntos ante el Herbalife Gran Canaria, sumando su 2ª mejor valoración de la fase regular (24 créditos). Pero esta actuación nada tendría que ver con la vivida ante el Barça en la jornada 25. Larkin acabaría ese partido con 37 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 43 créditos de valoración, logrando así una de las mejores actuaciones individuales de la historia de la Euroleague.

5658182f-shane-larkin-anadolu-efes.jpg

Larkin en plena acción en el partido de los 37 puntos

En los playoffs llegó el momento importante para Anadolu Efes, pero el club turco se enfrentaba a la victima preferida de Larkin, el Barça Lassa. De nuevo, el base realizó actuaciones memorables y acumuló 19.2 puntos de media entre los 5 partidos, causando así la eliminación del Barça (3-2 favorable a Efes) y dejándolo de nuevo a la orilla de la F4.

El núcleo duro del equipo, inamovible

Si algo llamó la atención en el Anadolu Efes la temporada pasada fueron las escasas rotaciones. Los turcos jugaron un total de 37 partidos con una rotación de 9-10 jugadores por partido, teniendo a Tuncer, Birsen y Sanli con papeles testimoniales. A priori parece difícil aguantar semejante cantidad de partidos con 10 jugadores fijos, pero eso fue lo que hizo Ergin Ataman. Su principal hombre fue Adrien Moerman, ala-pívot recién llegado del Barça y que jugó 36 de 37 partidos como titular y jugando casi 30 minutos por encuentro.

Para que quede más claro el rol de los jugadores, Rodrigue Beaubois, Shane Larkin, Bryant Dunston, Vasilije Micic, Krunoslav Simon  y el propio Moerman disputaron más de 20 minutos por partido, y alguno rozando la treintena. Brock Motum, James Anderson, Tibor Pleiss y Dogus Balbay no llegaron a esa media de minutos, quedándose entre los 10 y los 15 minutos. Sin embargo, los 4 tuvieron importancia a lo largo de la competición, siendo muy importantes para Ataman, a pesar de no ser los jugadores con más minutos acumulados.

moerman-claver-1024x567.jpg

Adrien Moerman jugó 36 de 37 partidos como titular

La Final Four fue una fiesta

El primer plato de la F4 sería nada más y nada menos que ante los vecinos del Fenerbahce Beko. Shane Larkin y Vasilije Micic volvieron a ser los encargados de poner el rock & roll en la primera semifinal, sumando entre los dos 55 puntos de los 92 anotados por el equipo durante los 40 minutos de juego. El nivel de acierto de uno de los mejores backcourt de la competición anuló por completo al Fenerbahce, que se quedaría con 73 puntos en el marcador, perdiendo por 19 puntos de ventaja (73-92).

dogus-balbay-celebrates-anadolu-efes-istanbul-final-four-vitoria-gasteiz-2019-eb18_1.jpg

Celebración por todo lo alto después de vencer al Fenerbahce

En la final esperaba el CSKA Moscow tras superar al Real Madrid en la otra semifinal (95-90). La inexperiencia en este tipo de encuentros por parte del Anadolu y el trío letal del CSKA, compuesto por Nando de Colo, Will Clyburn y Cory Higgins, dejó al Anadolu Efes sin completar el milagro de pasar de lo más bajo a lo más alto, pero a pesar de la derrota (83-91), Vitoria fue una fiesta para todos los fans desplazados hasta la ciudad vasca.

La saga continúa

El subcampeonato de la Euroleague no fue un simple espejismo, y es que los turcos siguen a un nivel similar o incluso mejor. Después de 16 jornadas de la nueva edición de la Euroleague, el club turco sigue la estela del Real Madrid en todo lo alto, ambos con un balance de 13 victorias y 3 derrotas.

El principal bloque que llegó hasta la F4 sigue prácticamente intacto, y a ellos se le han sumado jugadores como Chris Singleton y Alec Peters, ambos para fortalecer las posiciones interiores ante la grave lesión de Adrien Moerman.

Tal y como marcha el actual Anadolu Efes, ¿podrá Anadolu Efes repetir o mejorar lo logrado?. La solución a esta pregunta es esperar y disfrutar del mejor espectáculo europeo.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 7 meses
#contenidos: 
228
#Comentarios: 
563
Total lecturas: 
484,403