Solapas principales

Anadolu Efes reduce al Barça y es campeón de la Euroliga (81-86)

  • Vasilije Micic realizó un clinic y se adjudicó el MVP
  • Larkin volvió a brillar y hacer alarde de su explosividad
  • Al Barça no le alcanzó con un gran partido de Cory Higgins y Brandon Davies

La tercera es la vencida

Quizás el mayor mérito de Saras Jasikevicius no sea llevar al Barça a la final de la Euroliga. Puede que el hito más importante que haya conseguido sea que tanto su equipo como la masa social que lo acompaña hayan disfrutado del camino. La realidad es que todo se mite en títulos, en logros, en números, pero lo impalpable sigue siendo fundamental. Aquellas sensaciones de las que tanto se habla son las que realmente dibujan o no una sonrisa en los hinchas. Y Saras dibujó muchas. El pasado lo ayudó, claro, porque no era difícil mejorar lo de antaño, pero su valor no es el qué, sino el cómo. Para el Efes la situación es un tanto distinta. Son ya tres años con un núcleo bastante semejante y este parece ser el último. El primero se quedaron a las puertas, el segundo se vio truncado por la pandemia y ellos querían aplicar la famosa ley de ‘la tercera es la vencida’.

Volver al barro

El plan de partido del Barça parecia bastante claro. Mucho más fácil idearlo que ejecutarlo, eso sí. Llevar el partido al barro era la única forma de frenar las transiciones rápidas de Efes, y así lo hizo el conjunto blaugrana. Con Claver como bandera, la defensa del Barça volvió a ser protagonista del juego blaugrana. El valenciano se emparejó con Micic y eliminó su potencial generador. También apareció en segundas ayudas y colaborando en el rebote. Claver se multiplicó tantas veces como el Barça lo necesitó. De su intensidad se contagió el resto del conjunto culé, que no cesó en las ayudas y se hizo fuerte bajo su propio aro. También Bolmaro y Davies se pusieron manos a la obra, aunque a ellos no les hacen falta mono y botas. Para ellos el barro siempre fue su ambiente más natural.

Sanli como válvula de escape

Sabía Anadolu Efes que toda la atención de la defensa blaugrana iba a estar puesta sobre dos hombres: Larkin y Micic. Es quizás la única desventaja de contar con los dos mejores generadores con balón de Europa, que sabés que no contarán con la libertad necesaria para campar a placer. Y menos en partidos de este calibre. Cuando todos los  ojos miraron a un lado, Sanli decidió hacerse hueco en el otro. El pívot del conjunto turco, que está en una de sus mejores temporadas como profesional, entendió que debía ser él quien aprovechase los descuidos sus defensores para caminar con sigilio por la corniza de la indiferencia. Porque ese fue el trato que recibió de incio por sus rivales. Hasta que respondió. Sus puntos oxigenaron a un desacertado Efes que sufrió en exceso la ralentización a la que el Barça lo condenó. Sanli fue el soporte de un equipo que aguantó estoico hasta que aparecieron Larkin y Micic.

La bocina más esperada por efes

El carácter tan ansiado

Había sufrido Efes en los cierres de diversos partidos a lo largo de la temporada. La retina nos recuerda la serie contra el Real Madrid y el partido de semifinales ante el CSKA de Moscú. Las ventajas obtenidas en aquellos duelos parecían suficientes, pero no quitaron que los turcos sufrieran. Les había faltado carácter, calma, temple. Cosas que se obtienen con la experiencia, pero también con los títulos. Porque el ansia de ganar es tan angustiante como la desazón de la derrota. Y este Efes aún no sabía lo que era ganar. No a nivel continental. Decía Mario Benedetti que siempre había que estar preparado para lo peor, aunque en realidad nunca se estuviera. Tenía razón. Efes ahora sí lo estaba. Y también sus jugadores. Su selección de tiro en los minutos finales evidenció una madurez antes inexistente. Sus generadores aprovecharon las ventajas obtenidas para atacar el aro y no para buscar triples inauditos. Dejaron de lado egos y heroísmos. Esa es la mejor receta hacia la victoria.

Los ilusionistas

Larkin y Micic. Micic y Larkin. Los pueden poner en el orden que quieran, que el orden de los factores no altera el producto. La enésima exhibición de los dos mejores jugadores de Europa tuvo lugar en el partido más importante de la temporada. Por cosas como esta es que lo son. Uno tuvo que conocer el ostracismo en la NBA para volver a ser una estrella. El otro tuvo que convertirse en una para llamar la atención de la NBA. Sus caminos podían cruzarse, pero parecía difícil que se encontraran. Contra todo pronóstico lo hicieron, y además coincidieron sus mejores versiones. Fueron ellos quienes dinamitaron el partido a base de talento puro. Su lectura del juego en las acciones de bloqueo directo permitió a Efes gozar de una ventaja constante que luego supieron explotar a la perfección. La fórmula del éxito consistía en rodear a la pareja de bases de los mejores complementos posibles, Ataman lo logró. Micic y Larkin jugaron como jugarían los ilusionistas, siempre un paso por delante y con un as bajo la manga.

ESTADÍSTICAS

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 11 meses
#contenidos: 
205
#Comentarios: 
443
Total lecturas: 
416,576

Comentarios

De nuevo un partido duro en el que Mirotic se borra, ¿será que está acostumbrado a los arbitrajes tan favorables que tiene en ACB?. Demasiadas oportunidades perdidas de demostrar su liderazgo...

Para lo que es él, a mi Larkin me resultó bastante gris ayer, atrás restó mucho a mi entender. Ataman debe tener una flor o un jardín completo. Pleiss aparece un poco como opción a la desesperada y resulta como contra el Madrid. Se lesiona, sale Dunston y rinde. Pero claro de mientras ha tenido a Sanli fuera del partido, sale en el cuarto cuarto y de inicio falla 4 tiros. Beaubois, tocó la de arena y Anderson infrautilizado.

En los culés, incomprensible la ausencia de Hanga y Oriola, y la minutada a Claver. Lo fiaron todo al "Cory, a mi el pelotón", y explotaron muy poco la conexión Davis-Mirotic.

Se veía un partido largo y en los ajustes de uno y otro sobre la marcha iba a estar la clave.

Micic, imponente, como el mejor jugador de Europa en su último servicio. Y Bolmaro que para desgracia azulgrana va a durar un Telediario de 3 de la madrugada.

Coincido contigo en lo de Larkin, estuvo gris el viernes y los dos primeros cuartos de ayer horribles, como Mirotic. Al final se entonó, pero no estuvo a nivel. Jasikevicius me supera, tendría que ser expulsado en todos los partidos... una cosa es intensidad, y otra mala educación para con todo el mundo. Coincidí con él en Sanfermines del 2.003, prudente y muy majo, y verle ahora sí me resulta tremendo.

Al Barcelona, y a Mirotic sobre todo, les cuesta entender y aceptar que las faltas que buscan y sacan en los arbitrajes de ACB, la mayoría por simulaciones, en Euroliga no se pitan o simplemente, los árbitros que no son españoles no les hacen ni puñetero caso. El arbitraje me pareció serio y no tuvo nada que ver en el resultado final.
Cuando Jaskevicius aprenda a modular su excesiva gesticulación hacia sus jugadores y árbitros, será un gran entrenador. Su escenificación me parece de entrenador mediocre que solo le sirve para que sus directivos y aficionado interpreten que es un entrenador duro y exigente y que la culpa es siempre de los demás, no de él.

Una pena para el Barça y en general para el baloncesto ACB, que ha rozado la victoria con la yema de los dedos. Y muchísima más pena y dolor por un Pau Gasol que se lo merecía más que nadie y al que posiblemente una apendicitis (hace 20 años) y una lesión de tobillo (de Calathes) le ha privado de la Euroliga. Como equipo, coger 17 rebotes ofensivos en un final y perderla debe ser terrible.

El Barça ha peleado hasta el último minuto, con tres grandes jugadores tirando del carro (Higgins, Kuric y Davis), pero con la impresión de que se le están deshaciendo las costuras tal y como levemente se comenzaba a percibir antes de la llegada de Gasol.

El empecinamiento de jugar con un solo base puro (Calathes) ha pesado demasiado cuando éste se ha lesionado. Encima teniendo enfrente un equipo que juego con dos grandísimos bases al mismo tiempo. Ahí se ha visto que Bolmaro está aún muy verde (lo lógico por su edad, para nada es culpa suya) y que por ahora es más un escolta con buen manejo de balón que un base capaz de controlar los ritmos. Y Hanga ha estado casi inédito. Westermann, fichado para dar ese relevo, un jugador controlador y defensivo (tan útil en un partido como hoy), ni estaba entre los 12…

Luego un banquillo algo decepcionante (Gasol, Smits, Abrines y Claver podrían haber dado bastante más) y sobre todo Mirotic, que no se acaba de adaptar a ser primer espada en los grandes partidos. Sorprendente que Hanga no haya salido a parar a los bases rivales.

Asi es difícil ganar, sin bases y con tu estrella escondido la mayor parte de los minutos.

Enhorabuena al Efes, que ha sabido hacer su partido, con dos estrellas y mucho currante alrededor sabiendo su rol y sin salirse un milímetro del papel asignado.

La pareja letal de Europa ha dominado el baloncesto en Europa. Eso es innegable. Pero, de nuevo, Efes ha ganado a un equipo con una baja muy importante. En eso, han tenido más suerte que quebrados.

La pareja letal de Europa ha dominado el baloncesto en Europa. Eso es innegable. Pero, de nuevo, Efes ha ganado a un equipo con una baja muy importante. En eso, han tenido más suerte que quebrados.

Efectivamente. Pero eso es lo que menos se entiende: si Calathes estaba tocado (ha jugado forzado, eso se sabía), convoca a Westermann o busca algunas alternativas a la pareja letal (¿Claver y Hanga sobre ellos al comienzo para romperles el ritmo?), pero no lo fies a todo a un jugador que ha jugado cojo.

Perder una final es duro y más si vas como favorito. Partido tenso y atascado a ratos pero al final con puntuación alta por el talento de varios jugadores y esto no le interesaba al Barsa. Si Micic y Larkin funcionan pues probkemas seguros, la defensa del Barsa lo ha intentado pero se impuso la calidad. Otra clave fue el esguince de Calathes y que hizo un juego muy espeso del Barsa.

Pensaba que la defensa y profundidad de banquillo del Barsa se impondrían pero solo 5 jugadores estuvieron bien en ataque y alguno muy ausente o out como Hanga. Lo siento por Pau!

Muchas FP y TL. Larkin-Micic 20 TL y FP provocadas. A mi me ha gustado el criterio de los jóvenes árbitros y con la presión de los entrenadores encima.