Solapas principales

Andrey Vorontsevich y Andrey Zubkov deciden un partido loco ante Nigeria (83-77)

  • Los nigerianos llegaron a ganar de 8 en el tercer cuarto, pero la inexperiencia les pasó factura.

1. Vorontsevich y Zubkov, líderes en los minutos decisivos. Las actuaciones de Kulagin en el primer cuarto y de Karasev en el tercer periodo quedaron eclipsadas por los últimos minutos de la dupla formada por Vorontsevich y Zubkov. La pareja fue clave para que Rusia acabara imponiéndose en la pintura, curiosamente uno de los puntos fuertes -a priori- de Nigeria. Jugaron en el poste ante la defensa de exteriores de menor tamaño como Nwora o Vincent, atacaron el aro cuando tuvieron oportunidad y, en general, aprovecharon las ventajas que acabaron dando un triunfo vital a Rusia.

2. Diogu y Udoh, desaparecidos; Aminu, intermitente. Las teóricas estrellas de esta selección no aparecieron en ningún momento. Solo Aminu dejó algún destello de calidad con alguna penetración en el 1vs1, pero el resto del partido estuvo discreto: 10 puntos y 5 rebotes para un jugador que debió asumir más responsabilidades en los instantes finales. En cuanto a los interiores, Diogu no anotó, Michael Eric ni jugó y Udoh solo lanzó una vez a canasta. En ningún momento se apostó por el juego interior, una de las principales bazas de los africanos.

Al Farouq Aminu (Foto: FIBA)

Al Farouq Aminu (Foto: FIBA)

3. La experiencia se impuso en un partido sin control. Fridzon, Vorontsevich, Kurbanov... Rusia, sin duda, vino cargada de talento y de experiencia. Sin sus estrellas -Shved y Mozgov- y con su juego poco definido -en ocasiones, un completo caos-, consiguieron una victoria de mérito ante una Nigeria que peleó con los más jóvenes. La inexperiencia de Okogie les pasó factura, pues fue capaz de lo mejor (18p) y de lo peor (pérdidas, ataques sin sentido, etc). Al final, se llevó el partido la selección que perdió menos balones: Rusia 18 y Nigeria 21. Sí, 39 balones perdidos en lo que fue un auténtico desproposito durante algunos minutos. Aun así, los rusos intentarán batir a Argentina para pasar como primera, mientras que Nigeria intentará hacer lo propio para colarse en la siguiente fase. 

En el inicio del encuentro, Nigeria se mostró sin complejos y con 4 puntos consecutivos de Ben Uzoh golpeó primera. Rápidamente llegó la respuesta rusa a través de Vorontsevich y Kurbanov, dos de los hombres fuertes del vestuario, para ponerse arriba. Desde ese momento, los africanos no lograron superar a Rusia durante toda la primera mitad: gracias a los triples de Kulagin y a la notable circulación de balón, los de Bazarevich pusieron el +11 (18-7, min.7). Por su parte, los nigerianos se fueron nutriendo de tiros libres y de los errores que cometió su rival para seguir vivos. Con Udoh y Diogu desaparecidos, la pareja de bases -Uzoh y Iroegbu- era la referencia en ataque para hacer frente a Kulagin, Fridzon y compañía (18-13 al final del cuarto).

 

 

Poco a poco, Nigeria aprovechó su físico, las transiciones rápidas y el 1vs1 para ajustar el marcador, pero a lo largo del segundo cuarto no consiguió su objetivo, que era ponerse por delante. Los rusos leyeron bien el juego, metieron balones interiores para generar desde ahí y amenazaron con el triple siempre que pudieron (50% de acierto en la primera mitad). De esa manera, y con los de Alex Nwora desaprovechando una oportunidad tras otra, los europeos consiguieron hacer frente a los ajustes defensivos de los nigerianos y devolverles el golpe cada vez que se pusieron a una canasta de igualar el encuentro. Una de las causas de que Nigeria estuviera por debajo fue la nula aportación de los interiores de Nigeria, tan solo Metu anotó 6 puntos (40-35 al descanso).

El ritmo tras el descanso se tornó más lento, más pausado. Una concatenación de pérdidas y faltas favoreció a una Rusia que ya no dominaba como en el primer cuarto. Josh Okogie puso de su parte para que Nigeria siguiera remando y remando mientras que Rusia seguía sumando con acciones que se finalizaban después de una buena circulación de balón. Aunque ninguno de los bases dominó el tempo, los nigerianos fueron a por todas con su idea de juego: físico, transición y para adentro. Así lograron empatar el marcador al final del cuarto (58-58).

Sin duda, los peores minutos de Rusia en el partido. El parcial final fue de 2-10 y Nigeria se vio con la máxima ventaja (60-68) gracias al buen hacer de Metu y Okogie, pero entonces vino la debacle. Como ya había pasado en los cuartos anteriores, no supieron materializar la remontada: el equipo, inexperto en grandes torneos internacionales, se vio claramente superado por la veteranía rusa, comandada por Vorontsevich y Zubkov en la zona. Entre ambos lograron un parcial necesario para poner por delante a Rusia y dar el triunfo final a su selección ante una Nigeria que acumuló innumerables pérdidas y fallos en los últimos minutos (82-77). 

Rusia

Rusia

Nigeria

Nigeria

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 2 meses
#Contenidos: 
503
#Comentarios: 
1,721
Total lecturas: 
1,523,033

Comentarios

A mi también me ha sorprendido mucho la gestión del partido de Nigeria. No se para que hace una convocatoria con Eric, Udoh, Okoye... para luego apenas utilizarlos. Estoy de acuerdo con que ni siquiera dan galones a Aminu... En fin, no se quien es el tal Alex Nwora, pero me da la impresión que malgasta la plantilla que tiene.
Coño, acabo de ver que un alero que es su hijo se ha jugado 15 tiros... pues muy bien.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar