Solapas principales

Barça Lassa supera a Zalgiris y continúa en la lucha por el factor cancha (78-72)

  • Importante triunfo para los hombres de Pesic en casa, en su lucha por el factor cancha

Dominio reboteador blaugrana: factor determinante desde el primer cuarto, con Tomic, Oriola y Seraphin abusando bajo aros. Zalgiris Kaunas se desesperó en la defensa al poste, viendo como sus hombres grandes se cargaban de faltas impotentes ante el dominio bajo aros blaugrana. Una ventaja reboteadora aún más importante ante el "pobre" día en el tiro exterior para los de Kaunas (8/26 en triples).

Gran juego coral lituano: pese al abuso del bote en muchos momentos del partido, los bases de Zalgiris Kaunas lograron encontrar con brillantez a sus compañeros sumando 17 asistencias entre todo el equipo. Un juego muy combinativo, consiguiendo llevar el balón hasta el hombre desmarcado en cada jugada. 

Bonus Salvatoris: en el tercer cuarto, Zalgiris Kaunas entraba en bonus a los pocos minutos de juego permitiendo a Barça Lassa anotar con facilidad desde la línea de personal. Un factor que cobra gran relevancia si analizamos el cuarto, al vivirse en el mismo los mejores minutos del conjunto lituano en el partido. Los blaugranas se quedaron sin ideas en ataque ante la defensa lituana, viendo como los visitantes tomaban el mando del partido desde los triples de Milaknis. Pese a todo, Barça Lassa conseguía acabar el cuarto únicamente dos puntos por debajo en el marcador (60-62), gracias en gran parte al elevado número de visitas a la línea de personal.

El partido de hoy entre Barça y Zalgiris, además de estar marcado en el plano emocional por el duelo de banquillos entre Pesic y Jasikevicius, era importante para los dos equipos. Para los catalanes para seguir en la lucha por la cuarta plaza ante la victoria de Efes ante Herbalife y para los lituanos para no descolgarse de la lucha por los playoffs. Comenzaron bien los visitantes con White y Grigonis encontrando huecos en la defensa azulgrana, mientras que los locales aprovechaba a Tomic en ataque. Los seis primeros puntos llevaron la firma del croata, pero no fue hasta que aparecieron otros jugadores que los de Pesic se pusieron por delante. Dos triples, uno de Pangos y otro de Singleton, llevaron el marcador al 12 a 9. Zalgiris respondía con la entrada en cancha de Davies y Ulanovas, que empataban a 18  con Ante y sus nueve puntos sentados en el banquillo. Pero ahora el Barça buscaba a Seraphin, que también mandaba en la zona con cinco puntos consecutivos para el 23 a 20 al final de período.

Jasikevicius se veía obligado a recurrir de nuevo en Kavaliauskas ante las faltas de sus pívots americanos (dos tanto para Davies como para Thompson), viendo como el juego lituano bajaba una marcha en ataque. Pierre Oriola tomaba el mando de la zona junto a Seraphin ante la impotencia de Jankunas, con las muñecas de Milaknis y Ulanovas como únicas armas para Zalgiris (31-30). La entrada de Davies daba fuerza a Zalgiris consiguiendo empatar el partido a 34, rápidamente contestado desde el triple por Oriola. Pasaban los minutos y el conjunto blaugrana seguía haciendo sangre desde el rebote ofensivo, con Claver y Tomic aprovechando los cambios defensivos para sumar bajo aros. Barça Lassa se crecía en el partido, ampliando la renta en el marcador con un dominio arrollador de la pintura. La primera parte llegaba a su fin, yéndose los hombres de Pesic con 7 puntos de ventaja a vestuarios (45-38).

Barça Lassa mantenía la línea ascendente en los primeros minutos del tercer cuarto, consiguiendo ampliar la renta hasta los diez puntos tras el triple converitdo por Kuric (48-38). Zalgiris respondía con una presión a toda cancha, reduciendo la diferencia hasta los 5 puntos de la mano de Wolters y Kavaliauskas. La presión lituana les llevaba antes de lo esperado al bonus, dando puntos fáciles para los blaugranas desde la línea de personal. Muchos regalos para Barça Lassa con faltas tontas de un Zalgiris que lograba mantenerse en el partido gracias al acierto exterior de Milaknis (54-53). El excelente tirador lituano seguía a lo suyo, consiguiendo empatar el partido a 56 tras su tercer triple en el cuarto. De nuevo los tiros libres ddaban el mando del partido a los locales, poniendose dos arriba a falta de dos minutos. Las faltas no frenaban al conjunto lituano, viviendo sus mejores minutos en el partido con Aaron White encontrando el camino hacía la victoria desde las transiciones y cerrando el cuarto por delante en el marcador (60-62). 

En la primera acción del último y decisivo cuarto, Oriola devolvía el mando del partido al Barça con un triple desde la esquina. La respuesta visitante llegaba de la mano de Wolters y su ventaja física sobre Heurtel, viendo como la batalla por el partido se dsiputaba en las pinturas (65-64). Una polémica técnica a White al tocar el balón tras canasta convertida era aprovechada por Barça Lassa para seguir por delante en el partido con 3 puntos de renta y la mitad del tiempo del cuarto consumido (69-66). Zalgiris presionaba dejando a los blaugranas sin ideas en el juego ofensivo, manteniendose la diferencia de tres puntos en los últimos instantes del duelo al errar el conjunto lituano todos los lanzamientos exteriores que intentaba. Los árbitros se olvidaban de usar el silbato en los últimos dos minutos, reflejandose en el marcador un 73-68 que avecinaba un final de partido emocionante. Una espectacular canasta de Adam Hanga tras robo en el saque suponía el punto de inflexión en el partido, colocando siete puntos de ventaja a falta de 1:10. Llegaba el carrusel de tiros libres, con Pierre Oriola errando sus dos lanzamientos con 77 a 72 en el marcador. Ulanovas erraba el triple, viendose los de Kaunas obligados a cometer una nueva personal para frenar el cronómetro. 78 a 72 al cierre del partido y victoria para un Barça Lassa a una sola victoria de los equipos con factor cancha.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 4 meses
#contenidos: 
193
#Comentarios: 
545
Total lecturas: 
578,402