Solapas principales

BAXI Manresa consigue su segunda victoria con mucho trabajo (75-68)

  • Los de Pedro Martínez comenzaron muy desacertados en el tiro pero a partir del segundo cuarto llevaron la iniciativa hasta el final

Esto va de meterlas por el aro. En el primer cuarto los de Pedro Martínez tiraron 23 tiros de campo por 14 de Lietkabelis gracias a su dominio del rebote (15 a 10), sobre todo ofensivo con 8. Pero acabaron dos puntos por debajo en el marcador ya que metieron solo 6, igual que su rival. Fue habitual verlos tirar hasta tres veces en algún ataque pero sin ningún acierto. Hay que destacar dicho trabajo en el rebote, pero está claro que también hay que señalar  como clave negativa su incapacidad de traducir en puntos esas segundas ocasiones. Y tampoco queda otra que comentar el papel "destacado" de Jordan Davis en la primera parte en este aspecto con 1 de 10 en tiros. Claro que no solo Manresa sufrió esa clave negativa, ya que Lietkabelis llevaba 0  triples cuando se llevaban disputados 30 minutos del partido. Los 7 triples de Manresa en los últimos 30 minutos fueron claves y los 3 de los lituanos en el último cuarto fueron los que empataron el partido.

La venganza de los ex no se dio en Europa. Zeljko Sakic fue el principal escollo de BAXI Manresa en la primera parte, tras haber jugado con los catalanes en la temporada 2014/15. Pero en la segunda parte no fue un gran obstaculo por las faltas, la buena defensa y su falta de acierto. Parece que la venganza de los ex jugadores está de moda en la ACB pero aún no ha llegado a la BCL.

La foto de David Kravish aparece en el diccionario al lado de la definición de pívot sobrio y efectivo. El center americano está siendo el jugador más regular del equipo manresano y hoy volvió a ser el mejor del partido con 19 puntos, además de su trabajo habitual bajo aros, tanto en rebotes como en intimidación. Y hoy estuvo muy bien acompañado por William Magarity, que hizo gala también de las virtudes de sobriedad y efectividad con 17 puntos y sus tiros muy bien seleccionados. Hay que decir que espero que también haya sido efectivo mi recuento de los puntos, ya que lo que si no lo ha sido es la jornada virtual de la BCL, algo que no es la primera vez que pasa y el motivo de que aún no figuren las estadísticas en la crónica.

Los de Pedro Martínez comenzaron su segundo partido en la BCL surtiendo de balones interiores al sobrio David Kravish, que respondió anotando los seis primeros puntos de su equipo. Lietkabelis daba la réplica por medio de Dimsa y del ex de Manresa Zeljko Sakic. Vaulet también se apuntaba a anotar en la zona pero canasta costaba tres o cuatro intentos. Los manresanos dominaban el rebote, especialmente el de ataque, lo que les daba muchos más tiros que su rival, pero no acertaban con el aro. Un 7 a 0 a favor de los lituanos ponía el 8 a 13 en el marcador. Magarity rompía el parcial con un buen triple y Toolson empataba mostrando su muñeca desde media distancia. Una canasta lituana dejaba el raquítico 13 a 15 al final de los primeros diez minutos.

Si de dos no entran, tiremos de tres. Eso es lo que debieron pensar los catalanes y comenzaron a mandar en el marcador con un 11 a 2, gracias a tres triples conseguidos por Magarity, Toolson y Báez. Sajus aparecía en el partido con 5 puntos consecutivos para los visitantes, mientras Jordan Davis conseguía su primera canasta tras 6 fallos. Vaulet anotaba dos canastas consecutivas sin respuesta rival para poner el 30 a 22, pero Sakic mostraba su oficio sacando tiros libres y su talento con una gran asistencia y una espectacular canasta para cerrar el marcador en 32 a 30 al descanso.

 

 

Manresa decidió iniciar el tercer cuarto como el segundo y esta vez fueron Tomàs y otra vez Magarity los que anotaron de tres. Pero ahora los lituanos respondían y se mantenían cerca. Aparecía el hombre de las rachas, Jordan Davis, con 6 puntos seguidos para poner distancia (44-36), pero Lekunas conseguía un inverosímil 2+1 para cortar el parcial. Los locales se encontraban ahora a gusto en su juego de ataque con el dúo Toolson-Kravish produciendo dentro y fuera, para poner la máxima con un triple del escolta (53-41). Los lituanos respondían con un juego más incisivo, forzando muchas faltas, sobre todo por medio de Lekunas, que con un 7 de 7 en libres conseguía dejar a los suyos a 5 a pesar del octavo punto de Vaulet (56-51).

 

 

Otra vez más quiso empezar igual Manresa, pero Lekunas consciente de ello fue a por Magarity, que recibió la falta y abrió el último cuarto anotando tres libres. Aún así los lituanos apretaban y los locales se atascaron. Llegó la primera canasta de Olujobi en el partido, el primer triple visitante y poco después el segundo, que empataba el partido a 59. Podría haber sido peor de no ser porque también llegaron los dos primeros fallos desde el tiro libre de Lekunas. Magarity volvía a poner por delante a Manresa con su  tercer triple. Davis daba algo más de aire con un libre pero Lipkevicius anotaba el tercer triple lituano. Eran momentos de intercambios de canastas con protagonismo de Magarity, Toolson y Kravish para los locales y de Sajus y Sakic para lo visitantes. Un 4 a 0 fabricado por Báez y Kravish ponía en franquicia la victoria, que se confirmaba con un horrible intento triple de Sakic y un gran 2+1 de nuevo del pívot americano. Segunda victoria en la BCL de Manresa, que al igual que la primera requirió de mucho trabajo.

 

 

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 2 meses
#contenidos: 
1,030
#Comentarios: 
2,608
Total lecturas: 
2,660,002