Solapas principales

Boris Diaw, el jugador que hace de generar baloncesto un arte

  • Sin hacer mucho ruido, está promediando más de 9 puntos, 5.5 rebotes y 4 asistencias por partido.

Todos podemos estar de acuerdo en que Boris Diaw (2'03/34 años) no es un portento físico, ni una fuerza de la naturaleza. No, no es nada de eso. Pero con sus escasos 2 metros, es capaz de maravillar a cualquiera que sienta entusiasmo por este deporte. Diaw es sinónimo de hacer las cosas bien y parecer que esas acciones las pueda realizar cualquiera, pero no: Diaw tiene un sexto sentido innato que le hace ver el juego de una forma espectacular, encontrando al compañero mejor situaco y repartiendo esa asistencia que muy pocos interiores pueden dar. El tópico del 4 abierto no es un invento de los últimos años y el galo es un claro ejemplo; a sus 34, ha pasado por varios equipos de la NBA, pero siempre ha dejado algo provechoso para la franquicia. 

Es cierto que muchas veces ha sido el centro de las miradas por su estado físico, sobre todo cuando jugaba en los Bobcats, pero lejos de entrar en una dinámica negativa, los Spurs lo ficharon para hacerlo todavía mejor jugador y recuperando las sensaciones que dejó en su paso por Phoenix. Realmente, lo que hicieron -o lo que hizo Gregg- fue explotar sus cualidades al máximo, que no son pocas. Ahora serán los Jazz quienes disfruten de este pedazo de jugador.

boris_diaw_cuerpo.jpg

Boris Diaw ante Australia (Foto: FIBA.com)

Las características de este jugador son muy especiales, porque, como se ha dicho, no tiene un físico como para dominar en la zona, y sin embargo produce mucho en la pintura, ya sea asistiendo o anotando. Tampoco tiene las piernas para saltar y coger 10 rebotes por partido, pero pese a su complexión tiene una agilidad y una versatilidad poco común para un interior. Además, tiene buen tiro. 

En estos JJOO se está hablando mucho de De Colo, de Parker y de Lauvergne, pero el trabajador en la sombra es, sin duda, Boris Diaw. Quizás no domine en los denominados intangibles como el de ser determinante para condicionar tiros rivales, pero ni mucho menos es mal defensor. Probablemente sean sus últimos JJOO, pero de buen seguro que, si Francia se clasifica para semifinales, será uno de los principales responsables de que su selección luche por las medallas. Su trayecto con la selección francesa ha sido el de siempre: sin destacar en exceso pero siempre manteniendo su aportación particular.

Recordamos el partidazo que se marcó ante España hace ya dos años en el Mundial:

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 11 meses
#Contenidos: 
586
#Comentarios: 
1,844
Total lecturas: 
1,842,135

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar