Brose Bamberg revive el sueño y Valencia Basket confirma su crisis (83-82)

  • Nueva remontada alemana, esta vez 16 puntos en el último cuarto
  • Brose Bamberg: 4 de sus 5 victorias ante equipos españoles
  • Crisis valenciana: 5 derrotas seguidas en Euroliga

El Valencia Basket vivió en primera persona la misma pesadilla que sufrió hace una semana el FC Barcelona Lassa en la pista alemana del Brose Bamberg. El equipo valenciano dilapidó una renta de hasta 16 puntos avanzado ya el último cuarto (55-71), y ahondó en su mala racha, que es ya de cuatro partidos sin ganar. Unos horrorosos últimos minutos echaron al traste el buen trabajo realizado hasta ese momento.

El inicio del partido fue dominado por el equipo alemán, comandado por un Hickman que pronto alcanzaba la decena de puntos y que mantuvo a su equipo por delante hasta el minuto 7, cuando un triple de Van Rossom daba la primera ventaja al equipo taronja, que se fue al primer descanso 20-23. El lado positivo de los 10 primeros minutos, dentro de una tónica regular, fue que varios de los jugadores valencianistas se mostraron activos y veían aro, sin depender únicamente de un solo hombre: Green, Doornekamp, San Emeterio, y un Will Thomas que tuvo que jugar de “cinco” todo el partido, debido a la baja de Dubljevic, además de los problemas habituales de Pleiss con las personales.

Se convirtió precisamente Thomas en el mejor hombre de naranja en la primera mitad, con 10 puntos, 5 rebotes y buenas sensaciones en la pintura, “pegándose” con las torres germanas y aportando silenciosamente. En el segundo cuarto, Valencia Basket apretó el acelerador y alcanzó sus primeras rentas; un triple de Green ponía en 11 la máxima hasta el momento, aunque Hickman estaba empeñado en que fuera su noche y respondía desde 6’75, dejando al descanso el 41-47. Las buenas sensaciones en Valencia Basket era comprobar que el juego “básico” de defensa + contraataque estaba funcionando, y el balance defensivo de Brose dejaba mucho que desear. El parcial en el segundo periodo fue casi idéntico al primero (21-24), por lo que la renta era de 6 al paso por vestuarios.

El tercer cuarto fue el de los viejos tiempos, y apoyados en un impresionante acierto exterior (10 de 15 al finalizar el penúltimo parcial), volvieron a estirarse en el marcador los de Vidorreta, de nuevo gracias una gran defensa y a los contragolpes, además del acierto en el tiro de tres. Pleiss tomó el relevo de Thomas y se convirtió en lo que es, un gigante, para intimidar a los jugadores de Bamberg con 3 tapones casi consecutivos. El tercer triple de Van Rossom ponía el +14 y poco después se llegaba a los 16, que fueron la máxima adquirida. Sin embargo, todo iba a cambiar en el último tramo, tal y como sucediera el pasado martes entre Brose y Barça Lassa.

Hubo momentos para todo. Brose intentó acortar distancia desde la línea de tres, con dos triples casi seguidos de Taylor y Hickman, intercalados por el cuarto sin fallo de Van Rossom. Ahí se vivió un momento de parón, de partido trabado y espeso que parecía favorecer a lso visitantes, pero apareció la figura de Maodo Lo, que con 9 puntos en un visto y no visto, con ataques muy rápidos, encendió la llama de la esperanza.

El pabellón completamente en pie empezaba a soñar con revivir el milagro. Valencia Basket era presa del miedo, los ataques en estático eran muy erráticos, con un Green empeñado en asumir la responsabilidad, mientras que Taylor, Lo, Hickman y Rubit veían el aro con una facilidad asombrosa: Valencia ya no defendía. Así las cosas, se mascaba la tragedia, y Vives cometió un grave error llegando tarde a defender un tiro y cometió su quinta personal que era de tres tiros. San Emeterio no anotó y otro error de Valencia permitía dos rebotes ofensivos consecutivos hasta que anotaron, poniéndose a 1 a falta de 15 segundos. San Emeterio anotó solamente uno de los tiros libres y la última posesión para Brose se cerró con otra personal de tres tiros provocada por Hickman, que no falló ninguno de los lanzamientos libres. Saneme intentó el lanzamiento a la desesperada pero no llegó el contra-milagro, y la fiesta volvía a repetirse en esta pequeña ciudad alemana que disfruta con su equipo y con un fantástico 5-4 en su balance. Por contra, Valencia acumula un 3-6, encadenando cinco derrotas consecutivas en la competición europea.

El yin y el yang: Valencia Basket dio muestras de lo mejor y de lo peor que puede llegar a dar: un comienzo espeso y dubitativo, una mejora desde la defensa que hizo dominar gran parte del duelo, y una caraja considerable para regalar el partido en los minutos finales. Si no encuentra la regularidad y una estabilidad duradera a lo largo de los partidos, sufrirá mucho esta temporada, porque las bajas están haciendo mucho daño y deben construir desde la seriedad, serenidad, y la confianza en sí mismos.

Bamberg odia a España: curioso el dato: el equipo alemán ha conseguido 5 victorias en esta Euroliga, y exceptuando la lograda en Belgrado, las otras cuatro han sido en los 4 partidos ante equipos españoles: Baskonia, Unicaja, Barcelona y Valencia han sido, en ese orden, las cuatro víctimas. Y lo más curioso, las dos últimas, levantando dos partidos que tenían prácticamente perdidos y desatando la euforia de sus incrédulos aficionados. Real Madrid, estás avisado.

Cómo regalar un partido: la segunda mitad del último cuarto fue un desastre y un decálogo de cómo regalar un partido. Totalmente colapsados en los ataques en estático, el equipo valenciano se olvidó de defender (que había sido su mejor arma para atacar) y permitió que un equipo con la moral por las nubes cogiera aliento, ánimo, y sobre todo, esperanza. La Greendependencia y el Green-sistema aparecieron en su peor versión en ataque, y encima cometieron errores con las faltas y en los lanzamientos de tiros libres, que permitieron al Brose volver a obrar el milagro.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 meses 3 semanas
#Contenidos: 
47
#Comentarios: 
338
Total lecturas: 
84,780

Comentarios

Arbitraje lamentable en el último cuarto, pero Vidorreta no puede justificar la derrota con eso. Muchos partidos con malas sensaciones, cabezas bajas, reacción YA!!

Otra remontada imposible del Brose en su pista ante un equipo ACB. En el Valencia hacen mella las bajas y la rotación se resiente...Green no puede ser siempre el salvador

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar