Solapas principales

Casademont Zaragoza lo intentó pero no pudo con la intensidad turca (79-84)

  • El gran trabajo de Wiley y Harris remontó el partido en el tercer cuarto pero la intensidad turca en el último decidió el duelo

A por la final. Casademont Zaragoza se plantaba en esta semifinal tras dejar en la cuneta a Nizhny Novgorod con una grandísimo partido de Dylan Ennis y Pinar Karsikaya habiendo hecho lo mismo con ERA Nymburk con Raymar Morgan como estrella. Se preveía un partido igualado con dos equipos con grandes individualidades y con jugadores muy físicos tanto en el interior como en el exterior.

Una inesperada ley del ex. El sorprendente e inhumano acierto de Sek Henry marcó la primera parte del partido sin ninguna duda. El base escolta anotó un increíble 6 de 6 en triples, incluido uno con adicional, lo que llamó mucho la atención de los aficionados maños teniendo en cuenta que en su paso por Zaragoza en la 2015-16 tuvo un pobre 29% en ACB y un horrible 18% en Eurocup desde la línea de tres. Podríamos hablar de la dureza de Pinar Karsikaya o de como el equipo entrenado por Ufuk Sarica frenó por completo el juego rápido y los contraataques de los de Casimiro. También podíamos meter como clave como los aragoneses supieron adaptarse a esa dureza en el segundo cuarto para intentar remontar, pero es que el acierto de Henry lo marcó todo. El 17 a 29 del primer período vino por los 12 puntos del californiano y cuando Casemont se acercó en el segundo fue otra vez Henry quien volvió a distanciar a su equipo con dos triples más para un total de 19 puntos en estos primeros veinte minutos.

Casademont Zaragoza remonta a base de defensa y de buscar al dúo Harris-Wiley. Ya en el segundo cuarto quedó claro que el camino para que los de Casimiro compitieran este partido pasaba por igualar o superar la intensidad que ponían los turcos. En ese período ya consiguieron dejar a los de Sarica en 14 puntos, pero los mencionados triples de Henry mantuvieron su ventaja. Tras el descanso los aragoneses salieron con la misma actitud, convirtiendo el juego de ataque de Pinar Karsiyaka en una tortura para los turcos, que otra vez se quedaron en 14 puntos en estos diez minutos. En ataque también lo tenían claro ante el 2 de 13 en triples y el discreto partido de Ennis (7 puntos hasta ese momento): había que buscar a la pareja interior formada por Wiley y Harris. Entre los dos bravos interiores sumaron 17 de los 27 puntos de su equipo en este período, con Jacob saliendo a punto por minuto y jugando el cuarto entero. El 60 a 57 para iniciar el último período llenaba de energías al equipo ACB.

Sulaimon demostró una vez más su capacidad de uno contra uno para cerrar el gran tercer cuarto maño:

Sarica apuesta por la intensidad de sus suplentes y le sale bien. Casademont Zaragoza entraba en el último cuarto lanzado y con los ánimos por las nubes tras la gran remontada del tercer cuarto pero la mente no siempre manda sobre el cuerpo. Casimiro decidió fiarlo todo a sus estrellas manteniendo en cancha a jugadores como Ennis, Wiley o Brussino sumaron por encima de los treinta minutos y su cansancio físico comenzó a afectar a su claridad en ataque. Sarica por su parte dio minutos en el cuarto decisivo a Agva y Bitim, que fue el mejor +/- de su equipo con +15, acompañando a Raymar Morgan, que supo mantenerse con cuatro faltas, Henry y M'Baye. Ese quintento subió la intensidad sobremanera, con Morgan descansado y con M'Baye demostrando su gran físico, y consiguió la remontada a base de provocar perdidas en los maños. Los aragoneses lo intentaron hasta el final y pudieron ponerse a uno en un buen pase de Ennis, principal protagonista de intentar la heróica, a Wiley, pero los nervios jugaron una mala pasada al americano que decidió pasar en vez de intentar el tiro corto. Y los turcos cerraron el partido con los libres de Henry.

Raymar Morgan apareción en los minutos decisivos para hacer todo lo necesario para la victoria. La estrella de Pinar Karsikaya estuvo desaparecido a lo largo del partido por sus problemas de faltas y la buena defensa maña, pero un día más volvió a convertirse en el jugador clave. Entró a falta de 6:35 para terminar el partido con su equipo tres abajo (68-65) y a partir de ahí sumó 8 puntos, 1 rebote, 1 robo y 1 asistencias para dar la victoria a los suyos. Su experiencia le valió para mantenerse en cancha sin que se le señalizara la quinta falta a pesar de ser protagonista en varias jugadas polémicas como una falta que no fue para él o la técnica por flopping señalizada a Rodrigo San Miguel. Morgan lleva toda su carrera brillando en la Eurocup y esta temporada ha querido dejar huella en la BCL y lo ha conseguido llevando a su equipo a la final.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 10 meses
#contenidos: 
1,285
#Comentarios: 
3,078
Total lecturas: 
3,267,237