Solapas principales

Clark lidera la remontada y Rivero decide la eliminatoria (95-80)

  • Earl Clark lidera una remontada que completó Jasiel Rivero con 17 puntos y 15 rebotes
  • San Pablo Burgos empezó muy frío, pero supo reponerse y agarrar el partido

Me van a permitir que me demore un poco antes de comenzar a hablar del partido. Porque este deporte, como todos los espectáculos, van de emociones. Y de sensaciones. Y es desolador ver un pabellón con 10.000 fantasmas, con una afición ausente. Y aún más lo es la sensación de aparente normalidad que da todo lo demás. La presentación de los jugadores, el himno a Burgos, los comentarios con los compañeros… hasta que el árbitro lanza el balón al aire.

Y todo es aún más raro. Porque un pabellón vacío late, siente, suena distinto. Y de repente, el silencio. Las instrucciones desde el banquillo. Los chirridos de las zapatillas. Las protestas al árbitro. Y todo esto sabiendo que, en algún lugar, por toda la ciudad, en bares, en sus casas, miles de aficionados ven todo esto a través de pantallas y pegados a las radios. Espeluznante.

Comenzaba San Pablo Burgos igual que el partido, frío y sin buenas sensaciones en pista. A sus dudas en ataque se sumó un acierto sobre natural desde la línea de triple de los sardos, con 7/7 a falta de dos minutos para el final del primer cuarto (serían 7/9) al final y un Marco Spissu en estado de gracia. El base anotó 12 puntos y repartió 3 asistencias en los primeros 10 minutos, dando luz a los suyos y dotando de balones a un Dwayne Evans que se las arreglaba para quedarse sólo en el perímetro con un tiro liberado.

Los burgaleses, irónicamente, se mantenían en el partido gracias al triple. A duras penas, eso sí, pero sabían que el acierto exterior de los visitantes acabaría bajando a números más terrenales. A pesar de su mal momento, 21-32 en el marcador, bastantes puntos para los burgaleses y todo por decidir en el segundo cuarto.

Y así fue. Earl Clark sabía que este era su partido y vaya cómo salió al campo en el segundo asalto. 8 puntos y dos rebotes para él, pero, sobre todo, aportó la sensación de ser un líder sin miedo que apretó los dientes en las dos pinturas y abrió el campo para sus compañeros. San Pablo Burgos reaccionó de la mano de Clark, pero después emergió la figura de Jasiel Rivero, auténtico MVP del partido con 17 puntos y 15 rebotes, cubriendo cada error de sus compañeros desde el rebote y aportando puntos desde la pintura.

El resto del partido fue de puro desgaste. Cada minuto, cada punto de Rivero y Bassas, excelso en ataque, ponía más y más nerviosos a los jugadores y al staff de Dinamo Sassari. Llegaron a recibir hasta 3 técnicas seguidas que, con un triple de Benite, se convertía en una jugada de 6 puntos para San Pablo Burgos.

Valga un dato: Dyshawn Pierre falló todo lo que lanzó sobre la pista: se quedó únicamente en 5 puntos que anotó desde el tiro libre. Al final, sólo Marco Spissu dio la talla con 24 puntos y 5 asistencias (28 de valoración) mientras Burgos supo reponerse a las expulsiones por faltas de Augusto Lima y Dragan Apic para llevarse la victoria.

La intensidad de Jasiel Rivero: el ala-pívot cubano cuajó una actuación digna de recordar con 15 rebotes y 17 puntos. Rivero recogió cada rebote y cubrió los errores de sus compañeros, anotando fácil desde la pintura.

Dyshawn Pierre, fuera de la eliminatoria: el canadiense era, a priori, uno de los factores diferenciales de Dinamo Sassari. Sin embargo, Pierre volvió a quedarse en 5 puntos con ¡0/8! en tiros de campo.

Remontada en campo vacío: San Pablo Burgos supo reponerse del mal inicio del partido, del pabellón vacío y toda la polémica previa al encuentro. Victoria meritoria de las que hace crecer.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 3 meses
#contenidos: 
111
#Comentarios: 
256
Total lecturas: 
239,709