Solapas principales

Coach-K castiga a sus jugadores sin vestuario ni equipación tras la derrota ante NC State

La temporada de Duke hasta el monento, dista mucho de lo esperado teniendo en cuenta la gran cantidad de talento que ha llegado esta temporada a Durham (Harry Giles, Marques Bolden y Jason Tatum) y la que permanecía (Grayson Allen, Luke Kennard, Amile Jefferson).

A los problemas de Grayson Allen en cancha, incapaz de controlar su temperamento, suspensión incluida, se suman las lesiones, ya que los Blue Devils no pudieron contar con su 3 super recruits a principio de temporada (ya están todos jugando), varios partidos sin Jackson, otro jugador importante de primer año y otros tantos sin Jefferson. 

La derrota inesperada y abultada ante Virginia Tech fue preludio de la necesidad médica de Coach-K de tener que pasar por quirófano por unos problemas de espalda que arrastraba desde hace tiempo. La operación le suponía abandonar el banquillo hasta marzo, dejándolo en manos de Jeff Capel. 

Derrotas ante Louisville y Florida State consecutivas, pero la última en el Cameron Indoor Stadium ante North Carolina State, ha resquemado y Mike Krzyzewski ha decidido, a modo de castigo, negar el uso de los vestuarios del equipo a sus pupilos, ni tampoco a poder vestir la equipación de la universidad. Además ha afirmado que el castigo continuará hasta que los jugadores demuestren ser conscientes de lo que significan los valores de Duke, los estándares del programa de baloncesto de los Blue Devils. 

Veremos si tiene efecto. Hasta el momento Duke suma 15-5 en el balance global y 3-4 en la Atlantic Coast Conference. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 6 meses
#contenidos: 
485
#Comentarios: 
1,754
Total lecturas: 
2,613,857