Solapas principales

CSKA mantiene su imbatibilidad ante el Real Madrid (82-78)

  • Nando de Colo, líder del conjunto ruso con 21 puntos
  • Daniel Hackett y Cory Higgins, con 14 puntos y 15 puntos respectivamente, secundaron al francés
  • Anthony Randolph con 20 puntos fue el referente del Real Madrid

Uno de los clásicos del baloncesto del viejo continente se da cita en Moscú. Jornada número 22 que resulta clave entre el segundo y tercer clasificado. Si CSKA (16-5) se lleva el partido, adelantarán a su rival, un Real Madrid (17-4) que lleva 10 años sin ganar en feudo ruso y tratará de romper su racha. La emoción se siente en el Megasport Arena de Moscú.

Nando de Colo, MVP del partido. El francés fue determinante en pista, además de su aportación ofensiva, donde anotó 21 puntos (8/12 TC) y repartió 4 asistencias. Su presencia también se antojó clave, pues en el momento donde el Real Madrid se sintió más cómodo en pista, llevando su ventaja cerca de los 10 puntos en el tercer cuarto, regresó y cambió la cara a su equipo. Su facilidad para penetrar en situaciones de 1 vs 1, y la muñeca del "1" de CSKA fueron imbatibles para los de Pablo Laso.

8 pérdidas de balón de CSKA ante 3 del Real Madrid al descanso. Si buscamos un motivo por el cual el conjunto ruso se fue por debajo en el marcador tras los primeros 20 minutos, teniendo en cuenta el dominio bajo tableros con el que contaban, lo encontramos en la intensidad defensiva y la seguridad del balón. Los de Pablo Laso no perdieron la concentración en el movimiento de balón, y la presión en la línea de pase, especialmente de Facundo Campazzo, propició imprecisiones que llevaron a pérdidas para CSKA.

35 rebotes de CSKA por 24 del Real Madrid. La intensidad y lucha bajo los tableros fue determinante para las segundas oportunidades. CSKA ganó la batalla física, y recogió 16 rebotes ofensivos, casi tantos como defensivos (19), más del doble que un Real Madrid que únicamente atrapó 6 en ataque. 

Ambos equipos saben la importancia del partido para sus aspiraciones en la clasificación, y no defraudó el comienzo del mismo. CSKA arrancó como un rodillo. Daniel Hackett Nando de Colo tomaron la responsabilidad ofensiva, dejando las primeras distancias en el marcador (7-0 min.3). Los de Pablo Laso trataron de soportar el vendaval ruso, bajo la dirección del argentino Facundo Campazzo, quien desatascó el ataque de los suyos, dejando uno de los duelos más emocionantes ante Hackett, donde saltaron chispas en ambos lados de la cancha. Dos equipos con porcentajes muy altos de acierto abrieron el marcador a base de triples, donde Nando de Colo se elevó ante el conjunto blanco, quien tampoco fue capaz de frenarle en un imparable 1 vs 1 del francés.

Las defensas comenzaron a tomar presencia en el segundo cuarto, donde Kyle Hines está sufriendo con su emparejamiento. Los centímetros y kilos de ventaja de Gustavo Ayón estaban lastrando a los jugadores interiores, quienes se encomendaban a un viejo conocido, Sergio Rodríguez arrancó el duelo algo desacertado, pero se sentía cómodo en pista ante Prepelic, y el movimiento de balón del CSKA son su principal arma en ataque, pese a que tuviesen numerosas imprecisiones en el tiro, también por parte del Real Madrid.

CSKA era dueño del rebote, pero le costaba un mundo sobrepasar a la intensidad blanca en defensa. La clave la encontramos en la solidez defensiva y en la seguridad del balón. Los de Dimitrios Itoudis perdieron 8 balones, por 3 del Real Madrid, lo que les proporciona una ventaja que aprovecharon en jugadas de transición. Partido abierto y ambos equipos no perderán la concentración e intensidad para la segunda parte (34-40).

El Real Madrid continuaba aguantando el ataque ruso, quien tenía un gran protagonista: Nando de Colo. El francés mantuvo la regularidad anotadora, llegando a los 10 puntos en el tercer cuarto casi impolutos. Su compañero en la línea exterior, el italiano Daniel Hackett, le secundó dirigiendo el movimiento de balón de CSKA, pese a que en ciertos momentos se veía influenciado por su batalla ante Campazzo, quien trataba de desquiciarle. 

El nivel físico aumentó durante el tercer cuarto. La aparición de Ayón como eje ofensivo propició numerosos movimientos de balón que acabó anotando Jeff Taylor, además de los 8 puntos en el cuarto de Anthony Randolph, quien tardó tres cuartos en aparecer como referencia ofensiva blanca. Los directores de CSKA (Hackett y Sergio Rodríguez) pusieron una marcha más al final del cuarto para obtener una ventaja con la que comenzar el cuarto y definitivo cuarto (64-61).

El comienzo del último cuarto mostró un factor sorpresa, con el que pocos contábamos. Nos referimos a la figura de Klemen Prepelic como base. La función principal del esloveno es el tiro exterior, pero en éste caso ha repartido tres asistencias en los primeros 4 minutos del último cuarto, lo que dio la vuelta al marcador y puso por delante a los de Pablo Laso, lo que obligó la reaparición de Nando de Colo en pista. Y la presencia del mejor jugador de CSKA fue un alivio para los suyos, quienes aumentaron la intensidad del partido en ambos lados de la pista, y abrieron la zona blanca para buscar situaciones de uno contra uno, donde la velocidad se impuso en el entramado del Real Madrid, sufriendo numerosas imprecisiones en ataque y en el rebote, siendo incapaces de cerrarlo. El rodillo ruso estaba pasando por encima de los de Pablo Laso.

Si la igualdad era la nota dominante del partido, comenzaba a revolucionarse y a aumentar el nivel de velocidad del juego, apareció el que faltaba. El tercer máximo anotador de la Euroliga, por delante de su compañero De Colo. Con 9 puntos en los minutos finales del último cuarto, Cory Higgins trató de apuntillar a un Real Madrid que se resistía a tumbarse. En 1:30, cuando perdía 77-70, consiguieron un parcial de 0-6 para dejar el partido más vivo que nunca a falta de 1 minuto. Las penetraciones ante Anthony Randolph se atascaron, taponando y robando el siguiente balón, contestando con 5 puntos de manera consecutiva. El recital ofensivo del esloveno mostraba su repercusión en Euroliga, donde no le tiembla el pulso y da un paso al frente cuando su equipo requiere un líder.

Sin embargo, CSKA mantuvo la calma y concentración por llevarse el partido. Conscientes de la importancia de la victoria, trataron de asegurar la ventaja desde la línea de tiros libres, donde el más de 80% de acierto desde la línea durante la temporada les sitúa en segunda posición en Euroliga. Sin errores en defensa y sin cometer imprecisiones en las faltas, bastó al conjunto ruso para mantener su imbatibilidad en el Megasport Arena ante el Real Madrid, y de esa manera adelantar en la clasificación a los de Pablo Laso.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 meses 3 días
#Contenidos: 
56
#Comentarios: 
128
Total lecturas: 
73,188

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar