Solapas principales

Sasha Kaun

CSKA se deja remontar 27 puntos, pero sabe sufrir para llevarse el tercer puesto (80-86)

  • 24-48 en el primer tiempo para CSKA, 56- 38 en el segundo
  • Fenerbahçe remó, pero no se pudo poner por delante en ningún momento.

CSKA se llevó el honorífico tercer puesto de la Euroliga al vencer al Fenerbahçe Ülker en un partido con dos partes muy diferenciadas. Milos Teodosic no fue de la  partida al tener problemas musculares. El duelo entre Zeljko Obradovic, el maestro, y su alumno aventajado Dimitris Itoudis -13 años juntos en el banquillo de Panathinaikos y 5 Euroligas- fue en el primer tiempo para un CSKA arrasador que se fue al descanso doblando a los turcos y en la segunda parte para un gran Fenerbahçe, que finalmente logró empatar el choque, pero no consiguió ponerse por encima. 

Los dos equipos afrontaban de una manera muy diferente este partido, un CSKA enchufado, con Aaron Jackson liderando a los rusos en transición para tiros en muy buenas situaciones, para un perfecto 0-12 de salida en tres minutos, sin ningún fallo en el tiro.  La confianza en Fenerbahçe era nula, Kaun, dominaba, Fridzon inédito el pasado viernes entraba en barrena y Hines cogía el testigo de Kaun saliendo de banquillo,  para seguir ampliando la distancia que llegaba a los 20 puntos en la recta final del primer cuarto (4-24). Tres triples en el último minuto consecutivos de Andrew Goudelock ante un extraño quinteto de CSKA  -con Markoishvili, Korobkov y Fridzon-, rebajaban a final de cuarto el paupérrimo comienzo de los turcos que recortaban a 14 puntos (13-27).

CSKA ya no seguía tan fino, pero Fenerbahçe seguía en la línea incapaz de los primeros 9 minutos de partido. Atenazados, fallando tiros fáciles y perdonando desde la línea de tiros libres, lo que unido a las 10 pérdidas en los primeros 15 minutos, y 5 puntos seguidos de Nando de Colo, subían la distancia a 22 puntos (16-38). CSKA tenía ganas de sangre, otros dos tiros abiertos ponían un contundente 18-45, los número en estos primeros 18 minutos lo decían todo, Fenerbahçe con 10 pérdidas, 12 rebotes menos y un 46% en tiros libres, para un 6-60 en valoración. Al descanso CSKA doblaba a Fenerbahçe, 24-48.

El partido parecía no tener ya mucha historia ya que CSKA se había encargado de dejarlo muy bien encaminado en el primer tiempo, sin embargo, Fenerbahçe no quería irse con un sabor de boca tan exageradamente amargo y a través del MVP de la competición, Bjelica y Goudelock consiguió bajar a 16 puntos con un 16-8 inicial en los primeros cinco minutos de tercer cuarto, que levantaba a los numerosos aficionados turcos.  El control del rebote defensivo y el poder acelerar el juego, esta vez, era el recurso al que se podía agarrar e equipo de Obradovic.  Otro acelerón de Mini Mamba, ponía el partido en 13 puntos. Un intercambio final de antideportivas en los últimos 20 segundos favoreció también a los turcos que ponían el 55-66 y rescataban el partido del agujero negro en el que se habían sumergido. Los de Obradovic habían anotado 31 puntos, 7 más que en los dos cuartos anteriores.

La aportación desde banquillo de Nikos Zizis y de Semih Erden era muy positiva. De inicio el pabellón se venía arriba cuando con un 4-0 inicial, bajaban de la psicológica barrera de los 10 puntos. Además ahora el ritmo y sobre todo las emociones pertenecían a los de Estambul, que resurgían cual ave fénix. Defensa, rebote y transición lideraban a Fenerbahçe que colocaba el 67-70 en el luminoso con 6 minutos por jugar con una preciosa extensión de Goudelock y un espectacular Semih Erden hundiendo el balón sin miramientos.

Eso no era todo, Bjelica generaba y permitía a Zizis empatar el partido con un triple frontal. El parcial era de 46-22 en 15 minutos. CSKA no quería volver a sufrir de nuevo la misma pesadilla y esta vez sí que era capaz de replicar al parcial de 15-4 inicial. Bjelica volvía a empatar con un triple lejanísimo. Jackson negaba que Fenerbahçe cogiera el liderazgo del marcador, con dos puntos y un robo fundamental con 1:32 por jugar, sacando además la quinta falta de un Goudelock que había anotado 24 puntos. CSKA era capaz de mantener la calma colocando el 77-81 en el marcador. Tras tiempo muerto Fenerbahçe volvió a errar, Melih perdía el balón, pero De Colo hacía lo propio, Bjelica negado desde el tiro libre solo anotaba uno, para dejar el partido en tres puntos de nuevo, pero un invitado inesperado como Demetris Nichols anotaba un lanzamiento de tres desde la esquina a falta de 39”, que dejaba el partido visto para sentencia, ya que Bjelica anotaba, pero Melih fallaba el triple abierto decisivo, siendo finalmente el CSKA el que se llevó el tercer puesto de la competición y dejando inédito al Fenerbahçe en su estreno en la Final Four.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
15 años 11 meses
#Contenidos: 
547
#Comentarios: 
7,487
Total lecturas: 
3,799,734

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar