Solapas principales

Darussafaka marca un ritmo y una intensidad inalcanzables para el Gran Canaria (88 a 70)

  • Darussafaka se erige como gran favorito para acabar el Top 16 como líder de grupo
  • Debutó Brussino, que no anotó en los quince minutos que estuvo en cancha

Jekyll & Hyde: Resulta complicado ver una primera parte con tantos contrastes como la vivida en el Volkswagen Arena. En el primer cuarto el Darussafaka fue un vendaval, con un ritmo de juego altísimo, superó al Herbalife con suma facilidad, dominó claramente el rebote y su defensa parecía inexpugnable para un Granca que no tenía respuestas. En el segundo cuarto, la defensa amarilla igualó la intensidad física de los turcos y el descaro de Seeley y Paulí mostraron el camino a sus compañeros para saber atacar con una mayor eficacia.

La soledad de Seeley: Dj Seeley jugó su mejor partido del curso (24 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias) y fue el único jugador al que se le vio en condiciones de hacer daño a la defensa del Darussafaka. Con su desparpajo en ataque logró que su equipo reaccionara en el segundo cuarto, único momento en el que encontró algo de ayuda de sus compañeros. Durante el resto del encuentro los jugadores del Herbalife, que llegaban con la vitola de ser el mejor ataque de la competición, dieron una mala imagen y mostraron poca capacidad resolutiva para responder a la defensa turca.

Favorito: Después de terminar los dos primeros partidos del Top 16 con dos palizas, Darussafaka se erige como claro favorito para acabar como primero de grupo e, incluso, para formar parte del corto elenco de candidatos para llegar a la final. Con una rotación plagada de jugadores americanos, su entrenador, David Blatt, no paró de mover el banquillo, para que los suyos mantuvieran una velocidad de juego que asfixió al Herbalife, impotente ante la superioridad turca. La anotación de Wilbekin, la versatilidad de Sant-Roos (10 puntos, 7 rebotes, 10 asistencias y 4 robos) y la presencia interior de Johnson o los triples de Kidd le hacen un equipo muy peligroso.

 

Darussafaka demostró ser muy superior al Herbalife desde el comienzo. Los turcos anotaban de forma cómoda, desde la línea de tres, pero sobre todo en penetraciones constantes de sus exteriores. La defensa de los turcos era un quebradero de cabeza para los amarillos, a los que les costaba mover el balón y no encontraban tiros con espacios. El ritmo de juego de Darussafaka era imposible de seguir por un Granca superado en todas las facetas del juego, como los rebotes ofensivos, las recuperaciones y los porcentajes de tiro (24 a 11).

Casimiro encontró un quinteto con el que competir, a nivel físico, por lo que la defensa mejoró y los turcos empezaron a fallar con más asiduidad. En ataque, los amarillos manejaron mejor la presión del equipo de Estambul y lograron jugar con un mayor desparpajo y eficacia. Darussafaka estuvo cinco minutos sin anotar y Seely y Paulí dieron otro aire al juego ofensivo amarillo. Balvin dejó acciones defensivas de mérito, cerró el rebote y frenó la sangría anotadora de los turcos en las penetraciones. El Gran Canaria le dio la vuelta al partido y solo un triple in extremis de Wilbekin les impisió irse al descanso por delante (40 a 38).

Después del intermedio, Darussafaka volvió a anotar con demasiada facilidad y rápidamente volvió a tomar una ventaja significativa, ya que el Granca no conseguía jugar con fluidez y no llegaban los puntos. Las pérdidas de balón y los tiros forzaron restaban opciones a los amarillos, que seguían concediendo muchas bandejas. Los jugadores turcos (Ozmizrak y Aldemir), minoría en la rotación de Blatt, dieron la cara y ayudaron a Wilbekin y a Jajuan Johnson para que la ventaja no dejara de crecer. El Granca volvía a dar la mala imagen del primer parcial y las ventajas de los locales eran muy claras (64 a 51).

Las opciones de victoria del Herbalife finalizaron al comienzo del último parcial, donde, con un Wilbekin imparable, la ventaja llegó a la veintena de puntos. Los despistes del Herbalife en el apartado ofensivo, unido a la buena defensa de Darussafaka y las facilidades otorgadas por los amarillos protegiendo su aro, provocaron que el final del encuentra fuera muy plácido. Los turcos, que bajaron el nivel defensivo (no el ofensivo), vieron como Seeley, en solitario, se marcaba su mejor partido de la temporada para conseguir que el marcador no fuera más escandaloso (88 a 70).

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 10 meses
#Contenidos: 
89
#Comentarios: 
359
Total lecturas: 
144,767

Comentarios

Muy superior el equipo turco. Solo ha jugado un cuarto el granca y solo ha estado bien dj que ha despertado desde hace unas semanas. Lo de los comentarios de tv tremendo. En verdad ahora teledeporte solo retransmite al granca, podrían saber un poco de la actualidad del equipo. Contaba con perder pero esperaba al menos maquillar el resultado de cara a averages futuros pero nada. Horrible partido hoy

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar