Solapas principales

Demasiado Panathinaikos para un Loyd muy solo en Valencia Basket (91-80)

  • Loyd estuvo demasiado solo en Valencia
  • Partido muy completo de Panathinaikos
  • Calathes se quedó a 1 asistencia de firmar un triple-doble

Se plantó Valencia Basket en el OAKA después de haberse quitado el lastre de contar sus partidos por derrotas, tras ganar en la pasada jornada al ASVEL. Sabedor que esta era una plaza complicada, frente a un equipo con grandes aspiraciones, se plantó en el partido con un quinteto diferente al que nos tiene acostumbrados (dando entrada de inicio a Ndour y Doornekamp) pero con una apuesta valiente capitaneada por Colom y Loyd.

Pese a ello Panathinaikos consiguió una renta de hasta 10 puntos en los 5 primeros minutos, sustentado en el rigor táctico de los griegos y en la aparición de algunos de sus secundarios de lujo como Thomas, Papapetrou y el no tan secundario Fredette. Esto sumado a la dificultad inicial de Valencia para encontrar el aro. Sin embargo se vio una tímida reacción valenciana en el primer cuarto basada en una defensa agresiva que le hizo recuperar un par de balones y en la aparición inicial de Loyd, que hizo llegar al primer cuarto 26-18 para los locales.

Similar escenario se vio en el segundo cuarto. Valencia se acercaba al marcador con ráfagas de juego y panathinaikos mantenía el guión preestablecido con una defensa muy sólida (especial mención a las ayudas defensivas sobre Dubljevic que le dificultaron su labor por momentos) y un ataque muy correcto donde Calathes dirigía a la perfección para encontrar la aportación de Wiley, Fredette, Papapetrou, Pappas... y en especial Thomas que llegó al descanso con  8 puntos sin fallo y aportando en ambos lados de la pista. La reacción taronja en este cuarto la encabezó Colom, que estuvo algo errático en los primeros 10 minutos, pero que en el segundo cuarto encontró el aro y se fue hasta los 10 puntos. Pese a ello no pudieron reducir la distancia y llegaron al descanso 10 puntos abajo (45-35).

En la reanudación apareció la figura de Loyd, no solo encontró el aro con una facilidad pasmosa, sino que hizo jugar a su equipo, encontrando alternativas en Dubljevic y San Emeterio. Los griegos mantuvieron su dinámica pero se vieron sobrepasados por el torbellino taronja que le dio la vuelta al marcador llegando a ganar por un punto a falta de 2 minutos del final del cuarto. Aunque finalmente éste se cerró con 68-64 para los locales.

En el acto final irrumpió la figura de Calathes con mayor presencia aún si cabe. No sólo dirigió al equipo sino que asumió balones importantes. Esto,  unido a una dinámica que venían manteniendo durante 3 cuartos y que Valencia se quedó sin gasolina, lo cual supuso la desaparición en ataque de sus referentes durante el encuentro. Con ello se llegó al definitivo 91-80, donde se pudo ver a un equipo griego muy serio y con calidad que, pese a la propuesta valiente de Valencia, siempre dio la sensación de controlar en encuentro.

Por momentos Valencia tiene destellos de calidad, pero se echa en falta un jugador capaz de dirigir el juego 30 minutos y saber que aparecerá cuando la situación lo requiera y no en función de un destello de calidad esporádico. Al final Calathes estuvo muy cerca de firmar un triple doble en un partido que dirigió como quiso desde el  comienzo.

Loyd y poco más: El tercer cuarto de Loyd mostró lo que ya se va viendo, que es un cañonero de rachas que  necesita asentarse pero con una calidad enorme. Fue casi el único argumento de Valencia para remontar 10 puntos y llegar a voltear el marcado, empresa nada sencilla en una cancha como el OAKA. Además consiguió con el ataque de su equipo cobrara un sentido que esta temporada es difícil de ver. Es un equipo que tiene un juego bastante ordenado, que se nota que hay un buen trabajo detrás pero muy plano. La irrupción de alguien más incisivo como ha sido Loyd hoy aporta ese plus del cual hoy se ha beneficiado en especial Dubljevic. sin embargo ha estado muy solo, pues Colom se diluyó tras la reanudación y sin Van Rossom el equipo no tiene más argumentos a los que aferrarse, por ello no pudieron presentar batalla en el último cuarto.

 

La intendencia griega: El Panathinaikos es un conjunto donde destaca Calathes y Fredette sobre el resto. Sin embargo hay una base de jugadores de calidad y con mucho oficio que le hacen ser un equipo competitivo. Hoy ha brillado con luz propia Deshaun Thomas (19 puntos sin fallo de 2 y 5 rebotes), pero también se  ha notado la  aportación de Papapetrou y Pappas en ataque y defensa, los centímetros de Papagianis, el físico de Wiley y Johnson y la chispa de Rice. Todo ello ha hecho que durante casi 30 minutos el equipo haya mantenido el control del partido pese a las ráfagas de juego valencianas. 

Calathes: Se trata de una estrella atípica. No abusa del balón, no tiene un gran físico y su capacidad de desborde no es la mejor. Sin embargo posee una cualidad que cada vez se ve menos en el baloncesto moderno: lee el baloncesto mejor que nadie y a una velocidad vertiginosa. Hoy se ha quedado a una asistencia de conseguir un triple doble, sin embargo su aportación al juego no se ve reflejada en semejantes números. El juego colectivo con él en pista cobra sentido y el balón llega al jugador oportuno en cada momento. No contento con ello, cuando el partido lo ha requerido se ha echado el equipo a la espalda y ha anotado varias canastas que han sido claves a la postre. Se trata de una base estelar que mezcla cualidades del siglo XXI con las de los mejores bases del siglo pasado. Hoy ha manejado el partido a su antojo y tanto compañeros como rivales parecen saber que cuando el momento lo requiera él aparecerá.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
7
#Comentarios: 
0
Total lecturas: 
6,190