Solapas principales

Dubljevic, pletórico, lidera el festival valenciano ante Baskonia (105-77)

  • El montenegrino destrozó a los vitorianos con 25 puntos y 5 triples
  • Abalde fue determinante, y Shengelia desapareció tras el descanso
  • Récords taronja en Euroliga en puntos (sin prórroga) y triples (17)

Valencia Basket se llevó un partido que dominó prácticamente desde el principio, pero que no pudo cerrar hasta el último cuarto ya que Baskonia renació varias veces cuando parecía derrotado. La afición local vivió unos últimos minutos festivos ante la exhibición de sus jugadores y el derrumbe vitoriano. 

El partido empezó con tres rachas bien diferenciadas dentro del primer cuarto. Valencia salió mejor (8-2) al son de la pareja Colom-Dubljevic, que fabricaron todos los puntos de este arranque. Respondió Baskonia de la mano de su estandarte (8 puntos y 8 rebotes de Toko en el primer round), y se pasó al 10-15 ante la repentina pasividad taronjaPonsarnau metió en liza a Van RossomLoyd y Tobey para reaccionar, y a fe que lo hicieron, especialmente gracias el escolta, que con una canasta al contraataque y un triple sobre la bocina empataba el partido a 19.

Dos triples seguidos de los locales alargaban la racha al inicio del segundo, pero los baskonistas siguieron echando mano de la carta comodín, el valor seguro que es Shengelia. Cinco seguidos del georgiano frenaban la escapada, hasta que volvieron a juntarse Colom y Dubydos de los faros naranjas en el día de hoy. Especialmente el pívot, que al descanso ya llevaba 16 puntos y cinco rebotes: el duelo Duby-Toko minimizaba todo lo demás.

_jmc9890.jpg

Shengelia se marcha de Labeyrie (Solobasket / JM Casares)

Tras un carrusel de tiros libres valencianistas y la aparición de Vildoza por parte vitoriana, fue de nuevo el conjunto taronja quien abría brecha, gracias al segundo triple del montenegrino y a otro espectacular, sobre la bocina, de un Abalde pletórico. Con este arreón, Valencia Basket ponía su máxima hasta el momento (+10) para irse al descanso con pleno de euforia: 46-36.

La reanudación continuó siendo un crescendo por parte valenciana. Duby seguía en plan aniquilador y desde la línea de tres estaba castigando más de lo habitual a Baskonia, que respiró cuando los locales se empecinaron en el triple (el que metió Dubljevic y 7 intentos más errados). Sin embargo, salió de la crisis gracias a Van Rossom y, cómo no, a Dubljevic, que volvieron a acertar de tres logrando alcanzar la máxima ventaja (+19).

Pero hete aquí que apareció un invitado sorpresa en la fiesta: Shavon Shields. El alero danés despertó de golpe, entrando en trance con 12 puntos consecutivos y devolviendo a los suyos al partido (65-55), y fue Polonara esta vez quien anotó de tres sobre la bocina del tercer acto, tras otro triple de Abalde, para que Baskonia siguiera soñando (69-58).

_jmc0025.jpg

Shavon Shields (Solobasket / JM Casares)

El último cuarto se movió en torno a los 15 de ventaja y, si las cosas pintaban mal para Baskonia, parecieron fundirse totalmente a negro con una personal más técnica a Shengelia, que sumaba cinco faltas y abandonaba el choque. Sin embargo, esto sirvió para espolear a los suyos y cuando todo parecía estar acabado, volvieron a ponerse a nueve a cuatro minutos del final

Pero al conjunto dirigido por Ponsarnau todavía le quedaban balas en el cargador. Sobre todo, con dos pistoleros que hoy eran los más rápidos del “Este”, Abalde y Duby, que perforaron de nuevo a un Baskonia que estaba en el alambre, y acabó en el suelo. Ahí se abrió la veda y empezó la fiesta y el espectáculo taronja. Más triples, mates y una Fonteta entregada a la exhibición de los suyos ante un tocado Baskonia, que acabó dando una triste imagen tras un mal partido. Ambos equipos quedan empatados con 6-8, a las puertas del Top-8 de la Euroliga.

_jmc0282.jpg

Mate de Ndour (Solobasket / JM Casares)

Bojan Torpedo Duby: Espectacular partido del montenegrino, desde el principio hasta el final. Fue en todo momento la referencia ofensiva de los suyos y en la noche de hoy lo hizo especialmente acertado desde la distancia. 5 de 8 en triples, todos ellos en momentos importantes, a los que añadió 5 rebotes, 3 asistencias y 25 de valoración. Ha sido su tope anotador en Euroliga en una noche redonda en la que, además, volvió a demostrar por un lado su química con Quino Colom y su comunión eterna con una Fonteta que le adora.

_jmc0048.jpg

Bojan Dubljevic (Solobasket / JM Casares)

Toko sí, Toko no: el arranque de partido del georgiano presagiaba una noche mágica del pívot baskonista. Al final del primer cuarto estaba con 8 puntos y 8 rebotes. Al descanso eran 13 y 8, muestra del inicio de su regresión, pero tras el descanso, despareció. O mejor dicho, lo borraron, y especialmente decisivo en esto último fue la aportación defensiva de Ndour, que lo desquició por momentos y sembró la semilla del cruce de cables de Shengelia. Acabó expulsado con una técnica y cinco personales, y sólo con una canasta más tras el descanso, finalizando con 15 puntos y 8 rebotes. Sin él, de no ser por la aparición de Shields (12 puntos seguidos, 22 en total, el partido se hubiera acabado mucho antes).

Alberto Abalde, el don de la oportunidad: Otro gran partido del gallego en la Fonteta, que se alegra de haber recuperado a un joven talento que parecían estar perdiendo. 16 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias, y sobre todo, tres triples y algunas canastas en momentos decisivos, como el triplazo justo antes del descanso. El gallego ha vuelto para quedarse, tras las dudas con las que Ponsarnau tuvo que lidiar, pero a tiempo está de convertirse, poco a poco, en uno de los referentes de este equipo. Junto a él, otro partido serio de Van Rossom (13 puntos, 5 asistencias), y de Jordan Loyd (13 + 4).

_jmc9798.jpg

Alberto Abalde (Solobasket / JM Casares)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 9 meses
#contenidos: 
209
#Comentarios: 
711
Total lecturas: 
634,926

Comentarios

Los 2 equipos quedan 6-8 pero con sensaciones distintas. Valencia mejorando y Baskonia muy irregular por las lesiones y que varios jugadores no aparecen en bastantes partidos y los que si lo hacen se desaniman rápidamente. Su opción de ganar en EL es aprovechar los partidos buenos y aguantar el chaparrón en otros. Los dos tienen los playoffs a un partido y para Valencia seria más importante porque aseguraría su clasificación para la próxima EL.

¿Año de la consolidación de Abalde? La pena es que sea “a costa” de los minutos de Sastre, que no acaba de despegar y ya empieza a tener años (pese a todo, está rindiendo a un grandísimo nivel atrás).

En el lado baskonista, lo contrario: Diop y, sobre todo, Miguel González, no cuentan con los minutos que deberían, y con su edad puede ser decisivo para su futuro.

¿A qué esperan en Vitoria para liquidar al entrenador? Con Pedro no tuvisteis tanta paciencia. Quizá si se hubiera llamado Pedrovic...

+1

Si se llamara Pedrovic llegaría años entrenando al Madrid o al Barça y nadie le discutiría nada. Al contrario, le dejarían hacer y deshacer a su antojo…

Pedro Martínez no es el único en ese caso, pero desde luego es uno de los casos más sangrantes.