Solapas principales

Duro varapalo a un Herbalife inofensivo en Tel Aviv (90-55)

  • Maccabi no tuvo resistencia y fue una apisonadora
  • El Herbalife dejó una imagen desastrosa

Más diferencia: En el choque hubo demasiadas batallas ganadas con claridad por Maccabi. La diferencia en el rebote (50 a 25), en los porcentajes de tiro (60% en tiros de dos de Maccabi y 30% en tiros de campo el Granca) o en las asistencias (18 a 9), fue abismal. Todos esos números son reflejo de la concentración con la que afrontaron los jugadores que entrena Sfairopoulos el partido y que fue determinante para salir vencedor. El Granca terminó el partido con 23 créditos de valoración, mientras su rival logró 122.

Cantera: Las bajas de jugadores interiores del Herbalife y la certificación de que Cory Jefferson no es un pívot, están permitiendo que Pedro Martínez tenga que mirar al filial. De lo poco positivo que se puede sacar de este partido, está el debut de Khalifa Diop (2002. 2,10 metros) en la Euroliga. Después de que Balcerowski haya entrado de forma habitual en la rotación desde la llegada del técnico catalán, en este partido fue el turno del senegalés, que tiene un futuro muy prometedor.

Competir: Maccabi intenta apurar sus opciones de clasificarse para playoffs y salió a ganar desde el inicio. Sfairopoulos potenciaba a su poderoso juego interior y dejaba a Pargo y a Wilbekin la creación y el control del juego. Como complemento, aparecieron muchos jugadores secundarios, con aportación importante en diferentes momentos. Herbalife, pensando en el Valencia, en el viaje y aprovechando para que Pedro Martínez siga conociendo a sus jugadores para poder competir en ACB.

 

Maccabi salió con mucha intensidad, varias marchas por encima del Herbalife. Un par de imprecisiones en ataque, varios problemas con las dimensiones de la pista y alguna pérdida por jugar de forma precipitada, provocaron que la renta no fuera abrumadora. Por el Granca solo anotaba Eriksson, sacando tiros forzados, bien defendidos. Las pequeñas batallas del partido eran ganadas por los locales, que dominaban de forma muy cómoda. Con la salida de Hannah el Granca seguía incómodo, sin control y perdiendo balones de forma exagerada (21 a 9).

Tyus dominaba la zona, como antes lo había hecho Black y Maccabi no necesitaba acierto exterior para mantener la diferencia. Pedro Martínez, con sus cambios, buscaba activar a sus jugadores y encontrar una rotación que pudiera competir. Los canarios redujeron las pérdidas y movieron mejor el balón, pero abusaban de los tiros rápidos y de las jugadas individuales. Wilbekin y Pargo por fuera y Tyus y Black por dentro, estaban siendo los artífices de la gran diferencia. Strawberry y Balcerowski, con un triple cada uno, minimizaron daños, que eran enormes (48 a 30).

Maccabi vio tan claro el partido, con la renta que tenía y la baja resistencia del rival, que se metió en el ritmo del Granca y permitió un intercambio inofensivo de errores y aciertos. Los jugadores que normalmente menos juegan iban apareciendo y la distancia se incrementaba.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#Contenidos: 
137
#Comentarios: 
466
Total lecturas: 
246,068

Comentarios

Una imagen esperpéntica. Se puede perder pero hacerlo así es del todo inaceptable. La falta de espíritu es evidente y me cuesta mucho imaginar un cambio drástico para el próximo sábado contra un buen equipo como Valencia y con lo que nos estamos jugando.

Son tantas las deficiencias del equipo y sus carencias que no sabría por donde empezar. Preveo tristeza a fin de temporada en la isla. Veo a los equipos involucrados en la zona baja de la ACB y pueden tener menos calidad pero más espíritu y energía.

Lo de Jefferson es otro chiste tan bueno como el de Magette.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar