Edy Tavares y un parcial de 0-16 sentencian el partido ante Khimki (78-95)

  • La valoración global de ambos equipos fue de 70 a 118.
  • El Real Madrid dejó sentenciado el partido en el segundo cuarto.

Con la supuesta multa económica como monotema, Khimki salió muy nervioso y cometió algún que otro error no forzado. En el otro bando, Tavares aprovechó estos despistes y capturó dos rebotes ofensivos en los primeros minutos para dar a su equipo unas segundas oportunidades de las que sacaron petróleo (6-11, min 4). Eso llevó a Bartzokas a pedir tiempo muerto, pero la superioridad en los centímetros del pívot de Cabo Verde hizo mucho daño a los rusos. Excepto en los contrataques, la presencia de Edy modificó muchos de los lanzamientos de Khimki -errados- en la zona, mientras que en ataque prácticamente la totalidad de las jugadas pasaban por las manos del gigante africano. A veces, para que finalizara el propio Tavares y otras para abrir el juego y anotar triples (4/7 en el primer cuarto); al final del primer periodo, los de Pablo Laso ya veían en el marcador una cómoda ventaja (17-26).

En la primera jugada del segundo periodo, Khimki se aprovechó de la ausencia de Tavares, que estaba descansando, y metieron una pelota dentro. El resultado de esta acción sin una defensa que modificara tanto los lanzamientos fue un 2+1 de Anthony Gill. En la siguiente jugada de los de Bartzokas, la premisa se vio clara: balones interiores para Gill (22-27, min 12). Entonces se sucedieron malos tiros con precipitaciones y el ritmo fue marcándolo el equipo local. Pero esa "racha" quedó frustrada por dos triples casi consecutivos de Carroll y Taylor (22-33, min. 14). Un parcial de 0-16 puso muy de cara el partido al Real Madrid ya en el segundo cuarto. Khimki, por medio de jugadas individuales, intentaba que la paliza no fuera a más, pero el Real Madrid ya había pisado el pie del acelerador y no tenía en mente dejar de acelerar (31-51 al descanso).

Tras el paso por los vestuarios, los blancos tuvieron más dificultades para anotar y la presencia de Tavares no fue tan determinante. El juego se volvió más trabado, hubo más faltas y Khimki seguía sin saber cómo atacar al Real Madrid. Algún que otro triple de Monya y Shved redujo la diferencia a los 17 puntos, pero el abismo entre uno y otro equipo seguía siendo muy grande. En cuanto los visitantes volvieron a producir mediante Tavares, el partido volvió a sus cauces y el Real Madrid, con un triple de Rudy, consiguió su máxima diferencia (44-67, min. 29). Pese a este arreón blanco, ester tercer cuarto lo ganó el conjunto que dirige Bartzokas. 

Con el partido sentenciado, el ritmo y la intensidad del juego bajó exponencialmente y se sucedieron tanto el intercambio de canastas como los errores en el lanzamiento. Las defensas se olvidaron de defender y los jugadores de Khimki aprovecharon para mejorar su hija estadística, mientras que Carroll y Rudy hicieron lo propio con una batería de triples con bastante acierto. Al final, 78-95 y sexta victoria consecutiva del Real Madrid para un total de 11 -empatado con Fenerbahce-.

1. EL DOMINIO DE EDY TAVARES. Muchas veces, en la estadística, no se refleja todo lo que sucede en el partido. El caso de Edy Tavares es llamativo, en este aspecto, ya que el pívot del Real Madrid no acostumbra a ser una auténtica estrella en cuanto a valoración. Pero eso no significa que su partido haya sido mediocre. Eso mismo sucedió ante Khimki, cuando el jugador de Cabo Verde campó a sus anchas por ambas zonas. Un tanto por ciento muy elevado de los ataques de los blancos pasaban por sus manos y, a partir de ahí, generaba juego. Fue el centro de atención, lo que propició situaciones idóneas para que Thompkins, Caseur y compañía anotaran sus respectivos triples. Y en defensa estuvo imperial: pese a no colocar ningún tapón en ese primer periodo, Tavares hizo corregir muchos tiros de los interiores de Khimiki. Lo dicho. 7 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias (14 de valoración) en menos de 10 minutos del primer cuarto, pero la sensación de haber pasado por encima de todos sus rivales. 

2. EL PARCIAL DE 0-16 EN EL SEGUNDO CUARTO. Con Doncic y Reyes como protagonistas, el Real Madrid abrió brecha en el marcador en cuestión de minutos. Secaron a los rusos -más de 3 minutos sin anotar- y no paraban de producir en ataque. En esos mintos, los de Laso fueron una auténtica apisonadora: anularon todas las individualidades (Shved, Honeycutt, Thomas...). El parcial global del cuarto fue de 14-25 y dejaban el partido casi sentenciado al descanso con un +20 para los de Pablo Laso. Gracias a ese parcial tan contundente, los blancos tomaron una ventaja decisiva para el resto del encuentro.

3. SHVED, INSUFICIENTE; LA SEGUNDA UNIDAD DEL REAL MADRID, INMEJORABLE. Como en cada partido -o como en casi partido-, Shved volvió a ser el protagonista en ataque de su equipo. Empezó algo nervioso y esos nervios y esa ansia no se redujeron con el paso de los minutos. Falló muchísimos tiros y no dominó como lo acostumbra a hacer. Su 9 de 22 y sus 5 pérdidas nos dan una ligera idea del partido que realizó. Sí, máximo anotador del partido con 23 puntos, pero la mejoría de Khimki debe pasar por este jugador, y no solo por sus puntos. En cambio, en el bando visitante los suplentes estuvieron excelsos. Rudy y Carroll desde el triple, Reyes en la zona y Doncic -que en este partido no hizo mucha falta que fuera determinante- hicieron de la segunda unidad otra apisonadora. En total, 53 puntos del banquillo blanco. Y todo eso pese a las bajas ya conocidas.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 6 meses
#Contenidos: 
270
Visitas: 
794,036
Comentarios: 
1,200

Comentarios

Como decía aquel articulo... y donde metemos a Llull cuando vuelva??
Se nota que el equipo está ya bastante rodado y todas las piezas funcionan en conjunto.

Lo de Tavares no es nada excepcional,un tío con ése físico debe de hacer el trabajo noche sí y noche también

Es que con el equipo mermado el rendimiento de los que hay y los resultados son brutales. Cuando vuelvan los lesionados...seguirá este nivel?

Tavares no es un fenómeno pero tampoco le neguemos el pan y la sal; su rendimiento no está siendo malo para nada

"Y en defensa estuvo imperial: pese a no colocar ningún tapón". Pues si que puso un gorro, el que sale en el video en la propia noticia...

Acto seguido, hablo del primer cuarto, por lo que suponía que no hacía falta ser repetitivo ni redundante. Si resulta que crea confusiones, como parece ser, ahora pondré "en el primer cuarto". Saludos.

El Madrid ha vencido cómodamente y sigue en su línea positiva de resultados y juego, con todos los jugadores (menos Randle) contando. Reyes y Tavares haciendo un gran papel cuando en teoría son el cuarto y quinto pívot. A ver si el engranaje no chirría cuando vuelvan los lesionados.

Por parte rusa, qué diferencia del equipo de la primera vuelta. Se nota la baja de Robinson, pero es que no se les ve aguerridos ni presionan como debieran a tenor de su atleticismo. Shved tira todo lo que quiere y más, es una escopeta de feria que según el día mantiene a su equipo o directamente lo lleva al abismo; Honeycutt sólo ha hecho buenos números al final...en este plan tienen difícil entrar en play off

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar