Solapas principales

El Barça acota al Zenit en San Petersburgo (70-78)

  • Davies se apoderó de la zona con 22 puntos y 8 rebotes
  • Poythress y Baron mantuvieron vivo al conjunto ruso

El clima de san petersburgo

Cuatro grados, lluvia y pronóstico de nieve. La tarde/noche de San Petersburgo no era el escenario ideal para un Barcelona herido en busca de su esencia. La noche rusa invita a muchas cosas, pero ninguna de ellas puede -o debe- realizarse en una cancha de baloncesto. El Zenit esperaba tranquilo, apoltronado en la comodidad de quien sabía haber competido con su primer objetivo -clasificarse a playoffs- y también con el segundo -competir en ellos-. Lecturas hay tantas como personas en el mundo. Porque si Higgins metía aquel tiro en el primer partido quizás la historia era otra. Y si Pangos hacía lo propio en el segundo encuentro sería muy distinta. El deporte, a menudo, se explica por lo sucedido, olvidando los ‘y si…’. Al Zenit el relato lo va a recordar ya con una sonrisa, porque para ellos la victoria era estar. Competir. Dar la cara. El Barça, en cambio, lucha contra los rusos y contra la historia. No podía regalar nada más, y lo sabía.

el valor de un tirador

La puntería de Kyle Kuric no es ninguna novedad para el Barça, ni para el Zenit, pero sí lo es su volumen de tiro en esta serie. Había lanzado un triple en cada uno de los dos anteriores juegos, eso sí, acumulando un 2/2. Fueron tres los que lanzó antes del descanso de este tercer partido, también inmaculado. Su acierto, más que puntos, le aportó al Barça soluciones a otros problemas. La defensa del Zenit había colapsado todas las vías de generación de los blaugranas, anulando a Calathes como eje de todo, y Kuric obligó a una defensa cerrada a volver a abrirse. A cambiar en los bloqueos como única respuesta al tirador. Ahí volvió a ver la luz el conjunto de Saras. Ese es el peso que debían tener en el sistema los tiradores, quienes deben ser medidos no solo por lo que hacen, sino por lo que provocan en el rival.

el factor poythress

Temblaron los rusos en el primer partido de la serie al ver a Gudaitis salir renqueante de la cancha, casi sin apoyar el tobillo. El Zenit perdía un activo fundamental. No sabían, claro, que la respuesta de Poythress ante la necesidad del equipo sería de notable alto. Sus condiciones físicas le permiten intimidar sin grandes esfuerzos, pero también él se siente cómodo siendo el eje del sistema defensivo de Xavi Pascual. El ‘22’ de los rusos es determinante por la lectura de ayudas en los bloqueos del rival, sabiendo esperar cuando la acción lo demanda y atacar al balón cuando las dudas invaden a Calathes. Ante un Pangos menos inspirado de cara al aro, pero igual de efectivo en la distribución de juego, Poythress se presentó como el mejor socio para sobrevolar Moscú. Se paseó por terrenos en los que el Barça no habita, porque no tiene con quien hacerlo. 

el show de brandon

 

 

recuperar sensaciones

El principal objetivo del Barça era ganar, eso no se le escapa a nadie, pero también recuperar sensaciones. Esta vez el ‘cómo’ estaba casi a la altura del ‘qué’, porque esa sería su verdadera victoria. Ganar sería -o debía ser- una consecuencia de volver a ser ese Barça que reinó en la temporada regular. Y si bien no acabó de serlo, estuvo cerca. Higgins sufrió para anotar pero volvió a imponer su ley. Mirotic se volvió a sentir útil, afianzándose desde la defensa y el rebote y anotando un 2+1 que le devolvió parte de la confianza. Luego volvió a fallar, pero su lenguaje corporal ya lucía distinto. Saras sabe que solo con el ‘33’ en plenitud el Barça ya inicia un escalón por encima de la media. También se volvió a ver a un Calathes más responsable, que no cómodo. El equipo, más allá de ellos, lució exhausto de correr tras las huellas de Billy Baron. El Barça a lo largo de la serie está demostrando una falta de dureza, tanto mental como física. Eso sí, durante el camino el aprendizaje está siendo gigantesco para los de Saras.

rambo

“Eso que usted llama infierno, él lo llama hogar.” Así dibujó el Coronel Sam Trautman al propio Rambo. Al original. Pero también aplica para Davies. Su serie, porque decir su partido se quedaría corto, está en las antípodas de la del Barça. Él está aportando la dureza de la que carece su equipo. El carácter del que carece su equipo. Garra y corazón, pero también mucho talento. Porque tendemos a etiquetar a los jugadores y olvidarnos que detrás del esfuerzo también hay talento. Davies resalta por su ambición, por sus ganas, por su ímpetu, pero también por su clase. La que le permite jugar como si estuviera en las calles de Philly. Su desfachatez rompe los esquemas de Saras, a veces para bien, a veces para mal. Pero ese descaro es el que lo hace imprevisible. Davies se adueñó de la pistola con la que el Barça jugó a la ruleta rusa. No contaba el Zenit con que ‘Rambo’ gastaría todos los cartuchos antes de dispararse.

ESTADÍSTICAS

captura_de_pantalla_2021-04-28_a_las_21.24.07.png

Estadísticas Zenit. Vía: Euroleague.

captura_de_pantalla_2021-04-28_a_las_21.24.18.png

Estadísticas Barça. Vía: Euroleague.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 3 semanas
#contenidos: 
209
#Comentarios: 
478
Total lecturas: 
446,120

Comentarios

No está bien decirlo con la derrota, pero se nota la baja de Ponitka. Rivers no está para tantos minutos y se le va a hacer cuesta arriba. Me gustó de la pareja crack blaugrana su versión más proletaria. Esperemos que para el cuarto mejore el espectáculo.

Este es un playoff 1-8 pero el Barsa tiene que picar piedra para ganar y anotar. Les vendrá bien. Este Zenit de X.Pascual es duro y experto pero no entiendo que jueguen VTB y EL solo con Pangos como base puro.