Solapas principales

El Barça se muestra contundente delante del Zenit (90-72)

  • Kuric y Delaney quebraron el encuentro en la primera parte
  • Ayón y Albicy fueron los mejores de los rusos

Un microondas llamado Kuric:

Tener un jugador como él siempre ayuda. Capaz de ser decisivo en partidos de todo tipo y de anotar de forma compulsiva sin necesidad de abusar del balón. Más bien todo lo contrario. Es un atleta destacado, pero también un tirador excelso, y esto último es lo que lo hace tan valioso en este equipo. Mantuvo la muñeca caliente cuando su equipo más lo necesitó e hizo que llovieran triples de todos lo colores. Su capacidad de anotar es oro para este Barça.

 

Delaney en estado puro:

El regreso de Heurtel, además de una buena noticia para el Barça, podía afectar directamente a Malcom Delaney. El estadounidense podía ver sus minutos reducidos ante la vuelta del francés, y por eso decidió demostrar, una vez más, su relevancia en este equipo. Un jugador bastante más completo de lo que aparenta, pero que no por eso se olvida de anotar. Comparte con Kuric esa habilidad para calentar la muñeca muy rápido y lo evidencia bastante a menudo. En el segundo cuarto decidió que quería liquidar el encuentro, y lo hizo con doce puntos en el los segundos diez minutos para dejar sentenciado el encuentro.

 

Sin Ayón no hay paraíso:

El equipo de Joan Plaza está encontrando en los últimos partidos su mejor versión. En gran parte, se debe al nivel de Gustavo Ayón. Jugador contrastado y con experiencia en Europa, cuando fue uno de los jugadores clave del Real Madrid. El mexicano, complicado por faltas, no tuvo su mejor noche, a pesar de realizar un gran primer cuarto. Mantuvo un pique constante con Brandon Davies que ganó casi siempre el estadounidense. Su ausencia durante el segundo período por faltas contribuyó en gran parte a que los rusos se vieran fuera de partido tan pronto.

Jugar bien no es garantía de nada, pero suele ser el camino a muchas cosas. Compartir la bola, buscar al hombre solo y, por supuesto, meterla cuando llega la oportunidad. Parece fácil decirlo, aunque en más de una ocasión durante esta temporada el Barça no fue capaz de hacerlo. Curioso, cuanto menos, teniendo en cuenta el talento que tiene el equipo. Ante el Zenit el Barça siguió al pie de la letra estas indicaciones, y basta con ver el tablero para dar fe del resultado.

 

Sin duda el regreso de Heurtel a la Euroliga (ya había jugado en Liga Endesa ante el Betis) era un aliciente más para muchos jugadores y esto se reflejó en la intensidad del partido. La base volvió a ser la defensa, pero esta vez acompañada de un gran ataque. Movimiento de balón mucho más fluido que en anteriores encuentros y un acierto muy alto.

 

Los rusos venían con la misión de dar la sorpresa, aunque no lograron estar siquiera cerca. La realidad del equipo que comanda Joan Plaza es muy distinta a la del Barça. Un equipo armado para disputar Eurocup que se vió ante la oportunidad de su vida de estar en la máxima competición europea.

 

El eje angular del equipo es Gustavo Ayón, aunque a veces se encuentra demasiado solo. Albicy, el ex de Morabanc Andorra, fue su mejor socio, castigando las defensas débiles de Heurtel y Delaney. El mexicano tuvo que irse muy rápido al banquillo con dos personales en el primer cuarto y no volvió hasta la segunda mitad de partido. Una condena muy prematura para un equipo que no encontró más respuestas que añorar su ausencia.

 

Los blaugranas construyeron de forma muy sólida una victoria contundente que basaron en dos nombres propios: Kyle Kuric y Malcom Delaney. Los dos tuvieron su minuto de fama, y no lo desaprovecharon. Jugadores de rachas que por momentos nos hicieron dudar de su condición de humanos. Kuric, casi impoluto desde el triple (5/6) fue una ráfaga para sus defensores, quienes aún están buscando su sombra tras perseguirlo durante todo el encuentro.

 

 

Delaney, ante la atenta mirada de Heurtel desde el banquillo, realizó uno de sus mejores partidos desde su llegada el conjunto blaugrana. Repartió juego y, sobre todo, se puso el traje de anotador. Tiros de media distancia, bombas y algún que otro triple desde el bote. Amplio repertorio para quebrar por completo el encuentro.

 

Davies y Mirotic volvieron a ser titulares y volvieron a ser fundamentales. El montenegrino, que salió tocado en la segunda parte, por sus puntos. Davies se adueñó por completo de la zona, desafiando de forma constante a Ayón. El último invitado a la gran victoria fue Heurtel. el francés dio una clase magistral del pick and roll (7 asistencias) y fue capaz de agregar su dosis anotadora. Aunque lleve mucho tiempo alejado de las pistas, parece que para Pesic ya es un efectivo más dentro de la rotación.

 

 

Si bien gozaron de un gran porcentaje en el lanzamiento, los blaugranas hoy no solo ganaron, sino que también convencieron. El Barça tuvo claro que no iba a permitir una revolución rusa en su casa y, desplegó todo su arsenal para afirmar que, ahora sí, el proyecto evoluciona.

estadisticas_barca_vs_zenit_19-20.jpg

Estadísticas Barça. Via: Euroleague

estadisticas_zenit_vs_barca_19-20.jpg

Estadísticas Zenit. Vía: Euroleague.

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
149
#Comentarios: 
300
Total lecturas: 
313,692