Solapas principales

El Barça sobrevive a sus demonios (71-57)

  • Mirotic ejerció de lider y se fue hasta los 18 puntos y 10 rebotes
  • Baskonia llegó a remontar una desventaja de 21 puntos

el sello de dusko

Tan cierto es que la opinión pública daba por muerto al Baskonia antes siquiera de empezar la temporada como que ellos son expertos en sacarle jugo a objetos que no aparentan tenerlo. Con ellos no funciona aquello de no pedirle peras al olmo, porque al Baskonia se le pueden pedir peras, manzanas o naranjas que va a cumplir siempre. En ello reside gran parte de la esencia de Dusko, tan anticuado en algunos métodos como efectivo a la hora de exprimir al máximo a sus jugadores hasta niveles tales de rendimiento que llevan a los propios protagonistas a sorprenderse de lo que son capaces de hacer. Contra ese equipo se enfrentaba el Barcelona, sonriente por festejar el cumpleaños del ‘jefe’ -Saras- y por haber disfrutado de la presencia de Pau Gasol en las instalaciones del club desde primera hora. Aún se desconoce cuándo debutará y cuál es su estado real, pero la sonrisa de los jugadores al verlo en el vestuario vale ya cada céntimo, porque la ilusión no tiene precio.

otra vez las desconexiones

‘Necesito jugadores que sean más cabrones’. Cuántas veces ha dicho Saras esa frase y cuántas veces se ha evidenciado que tenía razón. Las desconexiones de este Barça son preocupantes no por el tema deportivo, sino porque la actitud ni siquiera está cuando lo otro falla. El que suele ponerla es Oriola, ausente en este encuentro. El Barça se desconectó del partido después de haber hecho un primer cuarto perfecto. Había minimizado las ventajas obtenidas por el Baskonia, con ayuda de los vascos errando tiros fáciles, pero también había gozado de un gran acierto en ataque. Mirotic había vuelto a condicionar la defensa rival hasta tal punto de poder elegir cuándo anotar y cuándo limitarse a ser un centro de gravedad para luego distribuir y administrar las ventajas generadas por los dos contra uno ejecutados por Baskonia. Siete minutos le bastaron al equipo de Saras para desechar aquella ventaja que llegó a ser de 21 puntos y dejarla en apenas 7.

henry a los mandos

Dusko Ivanovic no deja indiferente a nadie. Suena a eslogan, pero es así. Podrá gustar más o menos su filosofía, su estilo de juego o su forma de ser, pero su efectividad es incuestionable. Él es la pieza central del proyecto de Querejeta, porque encarna todo lo que representa aquello de ‘Carácter Baskonia’. Pocos equipos son capaces de dominar la vorágine sin perder los estribos. Los vascos son uno de ellos. En gran parte es gracias a Pierriá Henry. Para él no existe del baloncesto sin adrenalina, él es la locura personificada y también la prueba de que siempre existe un punto de cordura en ella. Así como el Barça es capaz de elevar el tono defensivo hasta niveles apabullantes, el Baskonia demostró ser capaz de hacer lo propio con el tono físico y girar un encuentro aumentando la intensidad de los contactos. Henry se escabulló entre todos gozando de tener a Calathes, incapaz de ejercer el rol de ‘stopper’ que el contexto requería. Pierriá dominó los bajos mientras Fall le acompañó con su particular efectividad carente de esteticismo. 

la jugada del año

 

 

Hanga y el barro

No sabe el Barça jugar con el marcador a favor. Es algo que se evidencia cada vez que lo tiene y que ya criticó el propio Jasikevicius. La concentración no es la misma en los jugadores cuando deben remar con viento en contra que cuanto lo tienen a favor y además el motor encendido. Habla bien de la mentalidad del equipo ante la adversidad, pero mal para un conjunto que se verá en más ocasiones por delante que por detrás. Forma parte de la experiencia, pero también de la serenidad y la cordura en momentos de bonanzas. No obstante, supo el conjunto culé jugar el encuentro trabado que debía hacer para competir en un terreno que domina a la perfección el Baskonia. En tal coyuntura, Hanga se soltó como un perro en un día de lluvia, rebozándose en barro y saliendo victorioso en cada uno de sus intentos. Para él eso es estar en casa. El barro es su gasolina personal. Hanga hizo del Baskonia su mejor escuela, pero es en el Barça donde se ganó el diploma de jugador fundamental para cualquier equipo campeón.

el garito de mirotic

No extraña a estas altura que Nikola Mirotic sea el máximo anotador de su equipo, pero sí que esté dando lecciones de madurez y veteranía en los últimos partidos. Está siendo capaz de poner la cordura cuando el partido lo requiere y el talento cuando el equipo lo ansía. Él fue el líder anotador en el inicio arrollador, pero también el eje sobre el que se centró toda la ofensiva blaugrana cuando más le costaba encontrarle las cosquillas a los vascos. Su evolución como generador para el colectivo es de notable alto, entendiendo que el beneficio colectivo no siempre requiere de su anotación, sino de su implicación. Mirotic hizo del poste bajo su garito preferido y desde ahí compartió la pelota como quien aparece con la bolsa de hielo en una fiesta y va repartiendo a cada uno que pasa por la zona. De su criterio salieron las mejores ofensivas, conjuntadas con un Higgins tan solvente como errático. El epicentro del proyecto Barça sigue siendo Saras, pero el líder, ahora más que nunca, es Nikola.

ESTADÍSTICAS

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 10 meses
#contenidos: 
194
#Comentarios: 
411
Total lecturas: 
395,094

Comentarios

No sé si seré el único a quien le pone nervioso Lalo Alzueta. Sin duda, Alex Madrid, el mejor narrador de basket, con conocimientos además de la TV estatal a día de hoy. Casi que diría que la excepción.

Si se me permite definir el partido en una palabra, allá va: FEO. Partido horrible donde en el 1r cuarto el Barça parecía del 2k en modo fácil, y viceversa en el 2º. Pérdidas incomprensibles (Calathes!!), fallos garrafales para ambos equipos y sensación que, pese a que lo intentaban y no bajaban brazos, las cosas no salían.
Mirotic, el sustento. Su presencia en el rebote fue un factor diferencial. Y Higgins, algo errático, hizo un buen clutch.
Por parte de Baskonia, no hubo manera de poder frenar a Fall y a Jekiri, y Henry los encontró con demasiada facilidad.

Se nota que es el primer partido que veo en mucho tiempo? Ya no recuerdo cuándo comenté por última vez!