Solapas principales

El Barça vence al Zenit gracias a un espectacular último cuarto (63-87)

  • Infalible Kyle Kuric desde el triple
  • Mirotic sentenció el partido en los últimos minutos

Primera vez que estos equipos se enfrentaron en un partido oficial, y también primera vez que sonó el himno de la Euroliga en San Petersburgo, aunque fueron los visitantes quienes se llevaron la mayor alegría.

Inicio rocoso y poco fluido el que vimos en territorio Ruso, donde se citaron para bailar los dos pívots. Ante Tomic y Colton Iverson fueron la principal pareja de baile durante los primeros minutos en que ambos equipos carecieron de fluidez en ataque. Con un gran Delaney en defensa, los blaugranas lograron sacar partido a los pocos contrataques que tuvieron. (13-12 min 6).

El único que dio la cara por el lado de los de Pesic en el primer período fue Victor Claver, mientras que por el lado de los rusos destacó la labor de Voronov. Con el ingreso -y debút en Euroliga- de Bolmaro, aumentó la intensidad defensiva pero disminuyó aún más el orden en la faceta ofensiva en el conjunto blaugrana.

El propio Bolmaro decidió que iba a obligar a Renfroe a soñar con él y lo persiguió hasta cuando iba al baño, tal como nos decían los entrenadores que teníamos que hacer a los 8 años. Con muy poco en ataque los de Pesic conseguían una renta mínima de 6 puntos (23-29 min. 14)

Cuando las dificultades en ataque se hicieron más notorias en el conjunto culé, apareció Kyle Kuric. El francotirador se puso el traje y decidió que iba a poner las cosas en su lugar con diez puntos en el segundo cuarto. Sin embargo, los suyos no pudieron irse al descanso con una gran diferencia a favor debido a fallos tontos en defensa. (40-43 min.20)

 

 

El tercer período sirvió para revertir la imagen defensiva del Barça, aunque no hizo más que dañar la ofensiva. Minutos espesos en los que ninguno de los dos conjuntos se sintió cómodo.

Mitoric continuó sin estar acertado y Pesic apostó otra vez por le ingreso de un trabajador Bolmaro que cumplió cuando estuvo en pista. (44-45 min. 24)

Mientras los rusos seguían ahogando al Barcelona en defensa, apareció Brandon Davies para abrir la pista y meter un triple muy importante para el estado anímico de los suyos. Los blaugranas lograron seguir a pesar de las inconsistencias y un 2+1 de Bolmaro parecía ser el punto de inflexión necesario, pero los rusos fueron como una sombra y nunca se despegaron de los culés.

 

 

Cada vez se notaba más la ausencia de Higgins (permaneció en Barcelona por unas molestias en la rodilla), puesto que nadie lograba desequilibrar desde el 1 vs. 1. Davies y Oriola, con canastas consecutivas, se alternaban roles de anotador y asistente para irse con una corta ventaja al último parón. (56-59 min. 30)

La defensa agresiva del Zenit fue protagonista en los primeros minutos de un último período que se caracterizó por la lentitud y los fallos. Todo hasta que volvió a aparecer Kuric para dejar claro que él también quiere ser una pieza importante en este equipo.

Sin embargo, cuando la bola más pesaba, apareció Nikola Mirotic. Porque el no diferencia si son los primeros minutos o los últimos, si hace frío o calor o si lleva 30 puntos o ha fallado casi todo lo que ha tirado hassta el momento. Él vive ajeno a eso, y es por ello que es capaz de meter dos triples seguidos para decantar del todo la balanza. (61-77 min. 37)

 

 

La tónica de los últimos tres minutos fue incluso un poco cruel con los rusos que sufrieron dos triples -Kuric y Smits- que acabaron sentenciando la victoria con una abultada diferencia. (63-87 min. 40)

Esto es lo que tienen las plantillas tan largas, cuando falla uno, aparece el otro. Con Mirotic ausente, aparecio Kuric para mantener el casillero de derrotas en Euroliga sin estrenar.

 

 
Kuric apareció cuando más lo necesitaban:
Quizas esta sea una de las virtudes de este Barça, la amplitud de la plantilla. Muchos jugadores capaces de ser diferenciales y un gran arsenal ofensivo. Porque si no es Mirotic es Davies, o quizás Higgins, o incluso un tal Kyle Kuric. Puntería en los minutos más importantes y un excelso 4/4 en triples. Cuando el equipo más lo necesito, el francotirador respondió, y de qué forma.
 

 

 

La energía de Bolmaro:

El jóven argentino tuvo su debút en la máxima competición continental y fue importante en la victoria. No por sus números en ataque, sino por su capacidad defensiva y la energía que aportó. Obligó al equipo a dar un paso al frente en defensa y potenció a los demás. A pesar de algunos errores en ataque, Bolmaro tuvo el toque de chispa necesario para ser un revulsivo fundamental. 

 

Se echó en falta a Ayón:

El mejicano no pudo disputar el partido y su equipo lo extrañó cada vez que tuvo que atacar. A pesar de tener diversos jugadores que pueden aportar en ese aspecto, él es el principal responsable de sumar en ataque y sin él su equipo se vio cojo. Solo Voronov pudo llegar a los dos dígitos en anotación, con 10 puntos.

estadisticas_zenit_vs_barca.jpg

Estadísticas Zenit. Vía: Euroleague.

estadisticas_barca_vs_zenit.jpg

Estadísticas Barça. Via: Euroleague

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#contenidos: 
209
#Comentarios: 
478
Total lecturas: 
462,003