Solapas principales

El Barça vuelve a la senda victoriosa ante Fenerbahce con un gran Claver (74-80)

  • Junto a Claver brillaron Brandon Davies y un Delaney en plan killer
  • Dominaron todo el encuentro pero los turcos pelearon hasta el último minuto
  • Mirotic, en un partido discreto, alcanzó 24 de valoración

El FC Barcelona comenzó arrasando en el Ulker Sports Arena de Estambul. Un 0-11 de salida a un Fenerbahce que tardó nada más y nada menos que 3 minutos y 36 segundos en anotar su primer punto en el partidoy fue desde la línea de libres. Necesitó del tiempo muerto de Obradovic para hacer un reset y “comenzar” el partido frente a un Barça coral (seis anotadores en el primer acto), pero donde sobresalía Claver (9 puntos sin fallo en este primer cuarto).

12-24 reflejaba el marcador tras los 10 primeros minutos, pero el inicio del segundo aún daba más miedo a los aficionados turcos: sendos triples dKuric y Delaney para el 12-30. Obradovic volvió a mutar a “gusiluz” y echó una de esas broncas que resuenan por cualquier esquina el pabellón. Así motiva a los suyos el genio serbio, que con un 8-0 y 15-3 hacía entrar a los suyos en el partido. De Colo y Sloukas, los dos más top de entre el elenco del Fenerbahce, cogieron la responsabilidad y castigaron la defensa blaugrana, mermada por las personales: B.Davies y Tomic llevaban tres varios minutos antes de llegar al descanso. El cuarto finalizó 27-18 para los locales, o lo que elo mismo, sólo tres abajo tras la tormenta inicial (39-42).

Seis puntos seguidos de Brandon Davies y un triple de Víctor Claver teñían de nuevo de blaugrana el ambiente, y volvían a ampliar la ventaja visitante, aunque Kalinic cogía el testigo de las estrellas otomanas y les volvía a poner a cuatro (48-52, minuto seis). Entre Davies y Nunnally se repartían el pastel mediado el tercer período, pero si había alguien hoy hambriento y de dulce ese era Claver. El valenciano había anotado 9 puntos en el primero, y se apuntó ocho más en el tercero para sumar 17, con un único error en todos sus lanzamientos hasta el momento. Así las cosas, 56-61 con 10 minutos tan solo por delante.

 

Para arrancar el último acto, el Ulker Sports apretaba y los de Obradovic sintieron que debían subir la marcha que les quedaba. Con una intensa defensa forzaron dos pérdidas y endosaron un 6-0 que les ponía por delante ¡por primera vez en el partido! (62-61), aunque poco duró la alegría porque la intensidad en el rebote permitía a los de Pesic volver a ponerse por delante (11 rebotes ofensivos al final).

Aquí apareció Delaney para volver a poner las cosas en su sitio. Cinco puntos seguidos para comenzar a abrir una brecha que, él mismo, puso en +10 con su cuarto triple a dos minutos y medio del final. Pero Fenerbahce no estaba todavía muerto. Se puso a 6 dentro del último minuto, forzó un error con la presión que aprovechó Sloukas para ponerse a cuatropero Mirotic no perdonó desde la línea de tiros libres, sellando una importante victoria para el conjunto catalán, que vuelve a la senda positiva tras las tres últimas derrotas.

Fenerbahce Beko Istanbul - FC Barcelona Highlights | Turkish Airlines EuroLeague, RS Round 20

Momento Delaney:

Tiene todas las características de un killer. Le gusta el riesgo, la presión, los momentos complicados y las bolas que queman. Malcom Dellaney llegó al Barça a sustituir (temporalmente) a Heurtel, pero nada tiene que ver con el francés. El norteamericano está acostumbrado a dejar cadáveres en sus partidos de Euroliga, y no en vano anotó esta noche su punto número 1000 en esta competición. Cuando más se complicaban las cosas y Fenerbahce se ponía por delante, el base anotó un triple marca de la casa y a continuación una penetración llena de clase y potencia. Estas dos acciones fueron fundamentales para enfriar los ánimos y dejar claro que aquí, el killer era él.

La clave Claver:

Todo el mundo conoce las características y condiciones del valenciano. No es de acaparar focos, portadas ni titulares. Representa el baloncesto discreto, los intangibles, el pegamento... Pero de vez en cuando se suelta en ataque y demuestra que no es simplemente un jugador defensivo. En un partido con tantas estrellas, él fue esta vez en protagonista y máximo anotador del choque: 17 puntos con 3 de 4 en T2, 3 de 3 en tiples, y 2 de 2 en libres, para sumar 15 de valoración y convertirse en uno de los grandes protagonistas.

 

El duelo Vesely-Davies:

En un partido con tantas estrellas y tantos lugares donde poner el foco, uno de los duelos más interesantes era el que servían estos dos interiores, dos de los mejores pívots de la competición. En americano del Barça volvió a su mejor nivel y estuvo en todas: anotando, reboteando, asistiendo desde el poste alto, taponando y sacando personales... Acabó con 12 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 8 personales sufridas, sumando 22 de valoración. El checo, desquiciado por Brandon, no se encontró a gusto y sólo pudo aportar 7 puntos y 6 rebotes, fallando además 3 de los 4 tiros libres que lanzó.

brandon-davies-fc-barcelona-eb19.jpg

Davies y Vesely (via Euroleague.net)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 9 meses
#contenidos: 
209
#Comentarios: 
711
Total lecturas: 
636,614

Comentarios

Obradovic dice que van a mandar un video con errores arbitrales a EL, a Pesic le pitaron FT y tambien se queja. El público del Ulker protestó y los aficionados culés también. Toda la culpa de los arbitros! Un cuñado que jugó a rugby dice que el basket es un juego de nenazas que solo saben protestar y cada vez estoy más de acuerdo. En rugby o en NFL nadie protesta. Dice Obradovic que la EL debe acabar con esto y estoy de acuerdo, debe acabar con tipos como él que solo hace provocar y con jugadores como Vesely que se pasó el partido protestando y haciendo flopping. Que aprendan del rugby y NFL!!

Victoria importante y meritoria del Barsa, en una cancha que aprieta mucho al rival y árbitros. Dominando el partido y aguantando los envites de un Fenerbahce al alza. Muchos minutos para algunos pero el Domingo habrá rotaciones supongo. Ya he dicho alguna vez que Claver es importante para dar equilibrio al duo Mirotic-Davies.