Solapas principales

El Chacho y Scola acribillan el invicto del FC Barcelona en Europa (83-70)

  • Brandon Davies se marchó lesionado después de que se le cayera encima de la pierna Gudaitis

La victoria se queda en Milán, por 83-70, gracias a una eficacia espectacular (14/27) desde el perímetro de los de Ettore Messina. Todo fueron malas noticias para el FC Barcelona después de ver el peor partido en ataque de Nikola Mirotic con la zamarra blaugrana (13 puntos, 5 rebotes) y la lesión de Brandon Davies, de la que aún no se sabe el alcance. De esta manera, los transalpinos igualan a los de Pesic en la clasificación, con cinco victorias y una derrota, haciendo perder el invicto a su rival de hoy. 

En un pabellón lleno hasta la bandera, el FC Barcelona salía colocando de primeras un muro impenetrable con el que Micov chocaba una y otra vez. Los de Messina agotaban posesiones y maneras de atacar el aro pero no conseguían pinchar a su rival hasta el ecuador del primer cuarto. Para entonces el Barça ya llevaba 7 puntos. Buscaría especialistas Messina en desatascar ataques y encontraría a Michael Roll que le daba cinco puntos rápidos. Defensa desbloqueada y con ello el 'Chacho' empezaba a surtir balones interiores a Gudaitis. Estaban más cómodos los locales, llegando a ponerse a dos puntos, pero Abrines, desde la esquina y sobre la bocina, anotaba el primer triple barcelonés tras cinco intentos, 15-20. 

Sin Brandon Davies en pista los de Pesic sufrían en ataque, y no es para menos con el americano poniéndose el traje de actor principal con 11 puntos en el primer cuarto. Sin él los suyos lo pasaban mal en el rebote ofensivo y entre esa fragilidad atrás y el acierto de Nedovic y el Chacho desde el perímetro, los del norte de Italia volverían a empatar el choque (28-28, min. 17). Esa energía inexplicable que tiene el tinerfeño en algunos momentos se sentía hasta en el Lago Como, pero un arreón de Mirotic, que anotaba sus primeros puntos casi llegando al descanso, ponía tierra de por medio una vez más. Ambos equipos se iban a vestuarios con un resultado parcial de 30-37. 

A la vuelta, los exteriores de Milán encontraron un nuevo aliado en el perímetro en la figura de Luis Scola. Incombustible el argentino, sus 8 puntos ayudaron a que los locales se pusiesen por delante en el marcador. De hecho, era él el artífice de ello confirmando un parcial de 16-7 (46-44, min. 25). Apenas 50 segundos antes, una bestia destrozaba el aro transalpino con un mate absolutamente descomunal. 

Con Mirotic completando su peor partido en ataque, gastaba toda su energía en defensa leyendo muy bien las líneas de pase de los de Messina. Un 3+1 de Higgins y las aportaciones de Kuric y Delaney volvían a poner por encima a los de la Ciudad Condal para irse con ventaja al último cuarto, 52-58.

Se volverían tímidos ambos equipos en el último asalto. Un tiro libre de Scola abriría de nuevo la veda pasados dos minutos, pero habría que esperar casi dos más para ver la canasta de Hanga tras la enésima defensa de Claver. Aparecería Amadeo Della Valle con un buen puñado de puntos en sus manos para desestabilizar de nuevo la balanza. Parcial de 8-1 fabricado por él solito y el Barça que se metía en problemas con Davies, el mejor hoy, teniendo que ser sustituido por lesión (66-61, min. 37). Pesic se desesperaba con los árbitros a la par que el Chacho se iba de fiesta y sentenciaba el partido con tres triples y una asistencia para otros tres puntos de Jeff Brooks que dejaban a los visitantes absolutamente noqueados. Finalmente, la victoria se quedaba en Milán por 83-70.

No hay defensa sin Brandon, no hay Davies sin ataque: Se vio desde el principio del partido como Brandon Davies es vital en la pintura azulgrana, sobre todo en defensa. Sus 11 puntos en el primer cuarto no taparon su papel como faro atrás que sí desnudó la fragilidad de Tomic cuando entró en cancha. Se le cayó Gudaitis encima de la pierna y se tuvo que marchar lesionado, pero hasta el momento estaba siendo la referencia tras el gris partido de Mirotic. Acabaría con 15 puntos y 2 robos. 

La sentencia final: Despertó del todo Olimpia Milano en el último cuarto con unos minutos en los que fueron imparables. Para empezar, al Barcelona le hizo falta cuatro minutos para anotar sus primeros puntos, mientras que Della Valle empezaba con la fiesta desde el perímetro. Se sumarían Luis Scola y el principal protagonista, Sergio Rodríguez. Un triple tras otro y tres consecutivos del español sentenciaron el partido y dejaron al Barça completamente desorientado para acabar con un parcial de 31-12. 

El Chachismo vuelve a estar de moda: Espectacular partido del tinerfeño donde él solo se propuso romper el partido. Y lo consiguió. Después de un comienzo gris, fue cogiendo ritmo y a encontrar espacios en la defensa azulgrana. Cuando los de Pesic vieron la eficacia rival desde el perímetro, el base empezó a jugar mucho más cómodo. Su actuación del último cuarto fue sencillamente asombrosa. Fue nombrado mejor jugador del partido gracias a sus tres triples casi consecutivos que pusieron la puntilla al mal partido del FC Barcelona y los 17 puntos y 7 asistencias con los que acabó. 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 7 meses
#contenidos: 
222
#Comentarios: 
647
Total lecturas: 
531,848

Comentarios

Se habla muy poco de lo que está haciendo el Chacho, y lo que hizo la temporada pasada, un castigo por no ir al mundial, lo necesitamos en los Juegos.