Solapas principales

El desacierto y los minutos finales sentencian a Unicaja en Munich (72-69)

  • Polémica posible falta a Fogg no pitada en los segundos finales

1. LA NECESIDAD. Llegaba Unicaja a Munich con la clasificación para el Top16 lograda la pasada semana ante el Buducnost. Pero, en un grupo tan sumamente igualado, quedar primero o cuarto, con las consecuencias que esto tiene para para tener mejores o peores rivales en la siguiente fase, supone que cada triunfo cuente. Y por ello, Unicaja necesitaba vencer ante el único equipo que le había ganado en el Martín Carpena.

2. DESACIERTO INICIAL. Los nervios pesaban en el inicio del partido, donde las imprecisiones se imponían a los ataques con sentido. El resultado del primer cuarto era una buena muestra de ello (13-12). Pero los de Joan Plaza lograban mejorar en ataque y Kyle Fogg, con ocho puntos consecutivos, daba la máxima ventaja a los malagueños (24-33). Dos triples de Nick Johnson (el mejor de los bávaros) permitían a los de Djordjevic irse al descanso con 35-37 en el marcador.

3. CARA Y CRUZ. Un parcial de 9-0 del Bayern en el tercer cuarto hacía que la ventaja local se disparara hasta los diez puntos (50-41), pero Unicaja no estaba dispuesto a rendirse, y un parcial de 1-16 entre el final del tercer cuarto y el inicio del último, cambiaba el escenario por completo. Pero fue en los últimos instantes cuando Unicaja no supo rematar el encuentro. Ganaba por cinco puntos (62-67) a poco menos de tres minutos para el final, pero una serie de errores y malas decisiones en ataque provocaron que Unicaja no volviese a anotar en juego. Sólo logró 2 puntos en ese tiempo, producto de dos tiros libres de Alberto Díaz. Al final, el banquillo de Unicaja protestó una posible falta sobre Kyle Fogg, pero ese supuesto error arbitral no justifica el apagón ofensivo de los últimos minutos.

4. DÍA NEGRO DEL PERÍMETRO. Mal día en el tiro exterior de los jugadores malagueños. 3 de 18 (16.7%) desde la línea de tres puntos, un registro paupérrimo para un equipo que dispone de grandes tiradores. Ahí está el termostato de Unicaja: cuando los tiros exteriores no entran, los de Joan Plaza sufren muchísimo en ataque y los jugadores interiores tienen más problemas para recibir balones dentro a raíz de las ayudas defensivas rivales,

5. ARRIBA Y ABAJO. El estadounidense Kyle Fogg volvió a ser el jugador más destacado de Unicaja (12 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias para 16 de valoración en poco más de 23 minutos), como viene siendo habitual en los últimos encuentros de su equipo. Por el contrario, Oliver Lafayette sigue sin ofrecer el juego que se espera de él. En los seis partidos disputados de Eurocup, Lafayette promedia 4.5 puntos, 4.2 asistencias y 4.5 de valoración con unos porcentajes de tiro dignos de una película de la Hammer (3/16, 18.8% en tiros de 2 y 5/22, 22.7% en triples).

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
16 años 6 meses
#Contenidos: 
500
#Comentarios: 
2,382
Total lecturas: 
2,135,440

Comentarios

a priori, habia diferencia de calidades, pero en un banco sentaba sus reales Djordjevic, y en el otro...Plaza, anoche lo unico que tenia que hacer es dejar a Fogg, a Diaz y NO poner a Oliver y poner perro presa a Johnson (sobre todo en el ultimo tiro), pues no, resultado otra derrota en un grupo normalito de la eurocup, y es que todos los dias la moneda no cae en cara...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar