Solapas principales

El Gran Canaria ahonda en sus propias dudas y Olimpija le mete otra paliza (84-68)

  • Los eslovenos llegaban al partido sin entrenar tras diez días de cuarentena por varios casos de Covid-19
  • El Gran Canaria se lleva su cuarta paliza en siete partidos disputados

1. DIEZ DÍAS SIN ENTRENAR

La situación en la que Olimpija afrontó el partido era muy complicada. Después de diez días sin poder entrenar de forma grupal por varios casos positivos de Covid-19 y tras perder, sin disputar el partido de la segunda jornada, ante Bursaspor por 0 a 20. Además, los eslovenos tenían la presión de las dos derrotas anteriores, la otra ante el Nanterre, en un choque muy igualado. El Granca sigue sin demostrar un buen nivel de juego, de forma regular y llegan a este encuentro tras volver a perder de forma contundente en la Liga Endesa. La situación en la Eurocup es diferente, ya que ganaron sus dos primeros partidos. Della Valle sigue de baja por unas molestias en los isquiotibiales.

2. PÉRDIDAS Y TRIPLES

Con siete pérdidas y un 4 de 18 en triples en sólo veinte minutos de juego, el Herbalife dio una imagen lamentable, sobre todo en el segundo cuarto, en el que los amarilos anotaron nueve puntos. A los habituales problemas para contener al rival, el Granca unió un gran número de ataques deslabazados, sin criterio ni acierto. Sin Albicy (5 de las 6 asistencias del equipo en la primera mitad) en la pista, el conjunto amarillo mostró los peores minutos ofensivos de la temporada. La falta de ideas provocaron que abusaran del tiro exterior (casi un triple por minuto), una cantidad excesiva de pérdidas de balón y varios tiros sencillos errados. Después de llegar a perder de casi treinta puntos en el ecuador del último cuarto (76-48), los amarillos tuvieron tiempo de maquillar el resultado y el porcentaje de los tiros de tres puntos.

3. ROTACIÓN CORTA, TODOS ENCHUFADOS

Golemac, entrenador del Olimpija manejó a la perfección una rotación de ocho jugadores, cuatro balcánicos y cuatro estadounidenses. Cinco de esos jugadores anotaron por encima de los doce puntos y seis superaron los nueve créditos de valoración. Perry y Jones, sin aparente esfuerzo, sacaban ventajas con una sencillez abrumadora. A partir de esas ventajas, anotaban con mucha facilidad o comenzaban a rotar el balón hasta encontrar a un jugador libre, por lo que lograron grandes porcentajes de tiro. La entrada del veterano Ukic, que salió desde el banquillo, elevó las prestaciones de su equipo y otros jugadores de rotación como Blazic, Brown o Hopkins aportaron solidez defensiva y en distintos apartados estadísticos.

4. LOS TRIPLES LLEGARON DEMASIADO TARDE

5. DISTINTA VELOCIDAD

Desde el primer minuto del partido, el Cedevita fue muy superior a un Gran Canaria que está ofreciendo un nivel muy alejado de las expectativas en este inicio de temporada. Los errores individuales se alternan con fallos groseros como conjunto, que dejan entrever que este equipo no tiene buena química dentro de la cancha. Lo más preocupante es el nivel físico de los amarillos, que son fácilmente superados en la defensa del uno contra uno, lo que genera un enorme caudal de puntos recibidos. El descanso obligatorio de Cedevita venció al ritmo de partidos y entrenamientos con el que llegaba el Granca. La presión por lograr la victoria se impuso a la relajación por llevar dos victorias en el casillero. El Herbalife sigue sin carburar y se lleva su cuarta paliza en siete partidos de los que ha disputado.

6. GRAN CANTIDAD DE HABILIDADES

Jarrod Jones jugó un partido muy completo, dominando la zona y anotando desde todas las zonas de la cancha. El americano mostró una gran muñeca para anotar con facilidad desde la media y la larga distancia, además, demostró también buen manejo de balón, para irse por velocidad de su defensor. En menos de 24 minutos anotó 18 puntos y capturó 9 rebotes. Jones fue el jugador decisivo que ayudó a romper el partido y dejar sin opciones a sus rivales.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 5 meses
#contenidos: 
173
#Comentarios: 
537
Total lecturas: 
345,753

Comentarios

Pues otro día en la oficina. Otra paliza, otro día en que nos barren en rebotes, otro día que se da pena.

Cambios de entrenadores, jugadores y la dinámica no cambia.