Solapas principales

El Real Madrid batió a Olympiacos al ritmo de Campazzo (94-78)

Duelo de dos de los gallos de la Euroliga, cuyos enfrentamientos son sinónimo de espectáculo. En la jornada 17, el Real Madrid (14-3) busca dar caza al líder, el Fenerbahçe (16-2); mientras tanto, Olympiacos (11-6), busca recortar distancias con el podio que actualmente posee el CSKA (13-4). Dos equipos con aspiraciones de participar en la próxima Final Four de Vitoria, por lo que venderán muy cara su piel.

Aportación colectiva del Real Madrid. Todo el conjunto blanco anotó al menos dos puntos al descanso (a excepción de Prepelic, que no disputó el encuentro). La producción ofensiva se mantuvo equilibrada al otro lado de la cancha, provocando una gran serie de tiros punteados y limitando el movimiento de balón visitante.

Defensa de Jeff Taylor. Se le suele encomendar el trabajo sucio, como el de anular a la estrella rival. Su polivalencia y condiciones físicas le permiten ser capaz de defender cualquier posición, y durante el parcial del Real Madrid en el tercer cuarto, Taylor anuló a Spanoulis y Williams-Goss.

Liderazgo de Campazzo. La capacidad del base argentino para llevar el peso de su equipo en ambos lados de la cancha es, cuanto menos, asombroso. Anotó y asistió para sus compañeros, y fue el eje del movimiento de balón blanco.

Duelo de dos de los gallos de la Euroliga, cuyos enfrentamientos son sinónimo de espectáculo. En la jornada 17, el Real Madrid (14-3) busca dar caza al líder, el Fenerbahçe (16-2); mientras tanto, Olympiacos (11-6), busca recortar distancias con el podio que actualmente posee el CSKA (13-4). Dos equipos con aspiraciones de participar en la próxima Final Four de Vitoria, por lo que venderán muy cara su piel.

Ambos equipos salieron muy concentrados al partido, sin que ninguno sea capaz de despegarse en el marcador. La conexión interior-exterior de Olympiacos estaba siendo muy efectiva, especialmente entre Spanoulis y Bogris. La fluidez en el movimiento de balón era el arma principal del Real Madrid, quien debía luchar contra la defensa en zona 2-3 que propuso David Blatt. Sin embargo, los locales supieron aprovechar la ventaja física de su pareja interior, siendo el eje ofensivo que provocaba espacios y tiros liberados, y ser agresivos de cara al aro. Un primer cuarto equilibrado y eficaz de cara al aro que se llevaron los locales (28-23).

Si la conexión Spanoulis-Bogris propició quebraderos de cabeza en la defensa blanca, esta vez se encargaron Facundo Campazzo y Walter Tavares de dar el Do de pecho. El base argentino dirigió el juego a su antojo, y aprovechó la ventaja física del pívot del 22 del Real Madrid para crear escenarios de pick & roll prácticamente indefendibles.

La intimidación defensiva de Tavares, contagiado a la defensa colectiva, apagaba las luces de un Olympiacos que no daba con la tecla mientras Spanoulis estaba en el banquillo. Zach Delay trató de mantener a los suyos en el partido, pese a que le tocó bailar con la más fea, consiguió crear espacios abiertos en situaciones de pick & roll con Wiliams-Goss. La aportación colectiva del Real Madrid (todos los jugadores anotaron al descanso), fue superior a un Olympiacos que no encontraba la manera de frenarles (54-46).

La segunda parte se convirtió en una batalla física, a lo que el Real Madrid, dada su profundidad de banquillo, tiene una ventaja que desgastaba a Olympiacos. Jeff Taylor se encargó de anular al foco de los griegos (Spanoulis, Printezis y Williams-Goss). La agresividad defensiva blanca forzaba la mayoría de los tiros de los de Blatt, teniendo muchas más dificultades a la hora de anotar. El duelo físico se lo llevaron los locales (72-63), con mejores sensaciones para afrontar el último y definitivo cuarto.

 

El Real Madrid no quitó el pie del acelerador, llevando su intensidad defensiva a un nivel mayor, en el que presionaban de manera constante la línea de pase, donde Anthony Randolph obtuvo dos robos y canastas fáciles. Los visitantes se veían superados en ambos lados de la cancha, incapaces de frenar la fluidez ofensiva blanca, y sin conseguir tiros liberados en ataque. El trabajo colectivo de los de Pablo Laso en el partido de hoy fue estratosférico y equilibrado, imponiendo su autoridad ante el conjunto griego (94-78).

Reacciones

David Blatt: “Tuvimos momentos durante el partido, especialmente en defensa, para competir de tú a tú con el Real Madrid. En la segunda parte tratamos de mantener el nivel que exigían, pero nos vimos superados físicamente”.

Pablo Laso: “Ha sido uno de los mejores partidos ofensivamente de la temporada, siendo la base de la victoria. Hemos tenido fallos defensivos al comienzo del partido, permitiéndoles triples fáciles. El trabajo de Jeff Taylor en defensa ha sido clave para ello”.

 

Galería

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 meses 3 días
#Contenidos: 
37
#Comentarios: 
98
Total lecturas: 
52,765

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar